Parte II

La universidad y la LOE

Las consecuencias de lo señalado en el artículo anterior, hace una semana, en este mismo diario, son evidentes: Autoridades universitarias sin credenciales, abandono de la academia, incorporación del facilismo en la vida universitaria, reelección ilegal de los decanos, flexibilización de los ascensos, uso doble de las tesis de grado, reclasificaciones ilegales, mecanismos de ingreso docente sin evaluación de ningún tipo, discrecionalidad en la admisión estudiantil, selección determinada por la extracción socioeconómica, el tipo de plantel de proveniencia y la procedencia geográfica de los aspirantes, lo cual discrimina a los menos afortunados (pobres de planteles oficiales y de regiones geográficas atrasadas). Escogencia de obreros y empleados por sus sindicatos y gremios, sin evaluación de competencias, con criterios clientelares y familiares.

El impacto de esta situación se materializa en la aparición de caricaturas de universidades con grupos muy reducidos de investigadores verdaderos, solamente un 15 % de los docentes de planta son investigadores reconocidos por el PPI y sólo un 14 % tiene grado de doctor, sólo un 8 % realiza investigación consuetudinaria. La dedicación exclusiva desaparece y las universidades van quedando para los docentes a tiempos parciales. Los postgrados acreditados son apenas un 20 por ciento del total y los doctorados constituyen una exigua minoría. Las licenciaturas son cursadas en casi 8 años y la tasa bruta de graduación es de apenas 12 %. La relación empleado/profesor es superior de 2/1, lo que significa 4 veces mayor que la recomendada.

Otros efectos nocivos: Perversión del movimiento estudiantil: Es común la compra-venta de los votos y la transformación de sus líderes en vulgares mercenarios de grupos mafiosos, a la cabeza de los cuales se encuentra alguna autoridad universitaria o candidato a alguna posición. El apoyo electoral se paga con la designación en cargos de dirección universitaria o se negocia el control de alguna dependencia universitaria, para un grupo político o mafioso. El resultado: Elección de autoridades universitarias, que administran libremente los recursos, sin rendir cuentas, sin propósitos académicos y en forma delictiva, con absoluta impunidad, dada la ineficiencia y perversión del Poder Moral Republicano y de los tribunales de justicia. Adicionalmente, utilizan las instituciones en proyectos político-personales y en actividades de respaldo al golpismo nacional.

Las universidades en manos del Gobierno no pueden presentar un mejor desempeño. Las perversiones de la cuarta continúan en la quinta. Continuará…

La Voz, pp 11, 9-12-2009, Caracas-Guarenas

lft3003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2759 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a92545.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO