La LOE, evaluación, promoción y estabilidad docente

La nueva Ley Orgánica de Educación (LOE), instrumento del cual algunos hablan banalmente siendo un asunto de vital interés, establece en el artículo 40, “que la carrera docente constituye el sistema integral de ingreso, promoción, permanencia y egreso de quien la ejerce en instituciones educativas oficiales y privadas” y, agrega que “En los niveles desde inicial hasta media, responde a criterios de evaluación integral de mérito académico y desempeño ético, social y educativo…..”.

Es éste un criterio novedoso en beneficio del docente y la educación, con respecto a lo que antes se regulaba a medias por disposición del viejo “Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente”.

Para ingreso y ascenso del educador en el sector oficial, la autoridad competente llamaba a un concurso. En la segunda opción, éste se componía de dos partes; la primera era una evaluación de credenciales y la segunda un evento de oposición. La primera parte tenía el mayor peso.

En ambos casos, por la composición de los jurados, lagunas reglamentarias y otros elementos, se procedía de manera dudosa.

Esto estaba vinculado a otro asunto. En los contratos que regulan las relaciones laborales entre docentes y la autoridad educativa, se había establecido una compensación salarial significativa para quienes hiciesen maestrías o doctorados. No importaba si eso tenía o no alguna incidencia en el hecho educativo de la escuela.

Es de resaltar que en los colegios privados, el ingreso, ascenso y permanencia, no obedecían a lo demandado en el Reglamento antes mencionado. En eso privaba el criterio del dueño del colegio, quien trataba este asunto sólo atendiendo a sus particulares intereses.

Los propietarios de instituciones escolares operan con lógica capitalista y no por el interés educativo. Eso implica, contratación de personal a corto plazo, despedirle hasta sin haber culminado el año escolar, para evadir las obligaciones que se derivan de la Ley del Trabajo. Así se aseguran la fidelidad del docente, quien vota en las asambleas de “Padres, representantes y Docentes”, donde se decidían cosas como monto de la matrícula escolar.

El artículo que estamos comentando, más el 41, introducen cambios con respecto a lo que hemos mencionado; pero pese los beneficios que significan para docentes, alumnos y la educación toda, son rechazados por los dueños de colegios.

Ellos asumen esa actitud porque de ahora en adelante, el ingreso a la escuela, se hará no como lo señale el gobierno, tampoco el dedo del propietario del colegio, sino la nueva Ley de la Carrera Docente. La estabilidad tampoco dependerá del interés de aquel. Los ascensos tendrán que responder a lo educativo y no a lo empresarial.

El artículo 41 demanda la estabilidad docente y el derecho a remuneraciones y beneficios de conformidad con las leyes, tanto en el sector público como privado.

Los dueños de instituciones educativas en su mal enjuiciar a la LOE, no hablan de estas cosas.

Unos cuantos educadores con recursos o por protección indebida de gobiernos y sindicatos, hicieron maestrías y doctorados de lo que fuese, para alcanzar el derecho a cobrar la compensación contractual y llenarse de papeles para los concursos de credenciales. La pertinencia del postgrado, con respecto a la necesidad del docente o escuela no importaba. Muchos educadores, en su empeño de cumplir cabalmente con su responsabilidad con la escuela, se veían privados de hacer esos estudios complementarios.

De acuerdo al artículo 40, se procederá como uno ambicionó por años mientras estuvo activo; además del mérito académico, se evaluará el “desempeño ético, social y educativo, de conformidad con lo establecido en la Constitución de la República”. Eso implica que para ascender, no será suficiente tener papeles, sino además haber crecido, cumplido cabalmente con la escuela, el niño y la sociedad en la que nos desenvolvemos. Lo mismo para la permanencia y hasta el ingreso.

Estas son unas pocas de las razones por las cuales dueños de colegios y personalidades adheridas al pasado se oponen y también por las que docentes, alumnos y comunidad deben defender la LOE.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6672 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a85913.htmlCd0NV CAC = Y co = US