La Educación Universitaria en Venezuela hoy entre la expansión matricular y la reducción presupuestaria y salarial

Para la ya guardia vieja de la educación venezolana, década de 1980 y 1990 que hoy exista plena garantía de acceso de la juventud a la educación universitaria una vez concluidos los estudios de bachillerato constituye algo extraordinario, ya que en nuestro tiempo era una odisea, pues de hecho, sólo después de mucho navegar en círculos y padecer ingentes sacrificios se podía eventualmente arribar a la Itaca de un cupo para cursar alguna carrera profesional, inclusive la de docencia que, digamos, nunca ha sido de las más demandadas y prestigiosas tanto en las universidades autónomas como la UCV, ULA, LUZ, UDO, UC, UPEL u otras; para alcanzar una meta semejante había que estudiar y luchar, como rezaba una consigna de la época.

¿Estarán verdaderamente conscientes de esto los jóvenes actuales y sus respectivas familias y amigos? Aunque no todo es color de rosas y menos en el contexto actual de grandes limitaciones presupuestarias de estas casas de estudios universitarios y precariedad salarial y en los derechos socio laborales del personal docente, técnico administrativo y obrero, además de las familias de la comunidad estudiantil, de tal manera que muchos jóvenes aun teniendo el acceso al cupo universitario, como antes se decía, seguramente no podrán seguir con regularidad una formación universitaria, sino que deben trabajar y tener así ciertos recursos con qué sostener sus estudios, bien sea en un universidades e institutos técnicos universitarios.

Una cosa es la garantía o facilidad de acceder a los centros universitarios y otra poder permanecer y terminar las carreras que ahora, por cierto, en general son de 4 años, luego, ¿es realista el predicado de acceso universal hoy a la educación universitaria, porque cerca de casa siempre vas a hallar una sede o extensión de estas corporaciones matriciales que ofertan programas de formación en carreras técnicas y humanísticas? Desde las universidades nacionales politécnicas territoriales, UPT a la Misión Sucre, UNEFA y varias otras, en pregrado y postgrado las opciones en Venezuela se han multiplicado, eso parece una realidad innegable. 

Sin embargo, hay que bregar sobre lo atinente a la calidad científica-técnica y humanística de la educación que se viene desarrollando, por ejemplo, en ciertos postgrados se ha notado mucha recomendación de autores y sus libros, pero no se profundiza en los mismos, ya que para eso se requiere tiempo y dedicación, así como en lo atinente a la pertinencia social y política. 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 843 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: