Suspensión de las elecciones de autoridades universitarias en Venezuela, caso UC Y ULA

Según informaciones de medios digitales dizque la página oficial del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela, Sala Electoral, elecciones de autoridades universitarias no hay (1). Todo queda supeditado a las elecciones presidenciales del próximo 28 de julio, se puede colegir de lo anterior, para lo cual quieren tener el camino despajado de los conflictos entre cruzados de los campus y claustros universitarios; aunque hoy por hoy, según el "precedente" establecido por el nuevo reglamento de la UCV recientemente, la votación debe ser paritaria. Aunque el punto de discordia en estos casos viene a ser el Reglamento Electoral, mismo que fui eliminado ya una vez aplicado.

No hay "Claustro" conformado exclusivamente por el profesorado ordinario y del escalafón de Asistente, Agregado y Titular en condición de activo y jubilado, sino que ejerce el sufragio en paridad de condiciones los Profesores Instructores, de recién ingreso, los empleados, obreros y egresados, con lo cual la base electoral se amplia, por lo que se estaría aplicando el principio de justicia distributiva e igualdad<, además de concebir la universidad más que una organización del conocimiento y la meritocracia en el régimen académico.

Lo curioso es que eso se pretende aplicar sólo a las universidades experimentales históricas y las autónomas, porque en las de reciente creación, 40 o 50, el gobierno bolivariano no ha ordenado democratizar nada, no hay elecciones; sólo designaciones según criterios de filiación o identificación irrestricto con el proceso político chavista, al menos en el cuadro directivo porque la comunidad universitaria estudiantil, profesoral y el personal de servicios de empleados y obreros sigue siendo muy diversa o adversa al proyecto histórico-pedagógico presuntamente dominante.

Por lo que, al parecer, desde el Ministerio del Poder popular para la Educación Universitaria, La OPSU u otras dependencias gubernamentales y sobre todo el PSUV, las universidades no adscritas a la Asociación de Rectores Universitarios Bolivarianos de Venezuela, ARBOL (?), sino a la Asociación de Rectores Universitarios de Venezuela, AVERU (¿), se han constituido en el refugio de la oposición y, en consecuencia, de la resistencia al referido proyecto. En los campus, pasillos y aulas de tales casas de estudios "la siembra de la democracia" liberal-burguesa del consenso de las élites o de la también llamada "democracia civilista" de que hablan los libros "marcados" de una editorial con precios que superan los 28 dólares en la librería El Clip de Barquisimeto, todos tan interesantes, pero no accesibles al bolsillo de muchos, menos el de este minicronista, ha calado profundamente; ahí no hay chavistas, tampoco en las universidades e institutos privados.

Será por eso que el gobierno bolivariano les ha venido aplicando "el látigo de la indiferencia" y el ostracismo, han sobrevivido con lo mínimo de las asignaciones presupuestarias, porque ya ni los salarios pagan los rectores o vicerrectores de administración, sino que la quincenita viene por el sistema patria, bono de alimentación y de guerra. Son unos cascarones en este aspecto, por lo que deben atender apenas lo técnico-curricular y los programas académicos, además de que ya van generando ingresos propios al ofrecer otros servicios de tener vario, según la naturaleza de las especialidades que tenga, entre otras cosas.

Lo cierto es que, por la dinámica de la coyuntura actual, lecciones universitarias por ahora no hay. Por lo que las autoridades actuales no serán renovadas, ni refrescados los equipos gerenciales de las dependencias más importantes: decanos, por ejemplo, aunque otros directores de línea media sí podrán ser removidos, sea por jubilación de sus titulares u otros movimientos en atención a la continuidad administrativa.

-----------------------------------------------------


(1) La tarde de este miércoles 20 de marzo la Sala Electoral de Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) decidió suspender las elecciones en la Universidad de Los Andes (ULA), las cuales estaban previstas a realizarse el 30 de abril de 2024 en la primera vuelta.

Rector, vicerrectores, secretario, decanos y representantes profesorales del recinto universitario eran los cargos a elegir. La ULA suma 16 años sin celebrar elecciones.

El pasado 13 de noviembre 2023, también fue suspendido el proceso electoral en la Universidad de Carabobo (UC).

La sentencia de la ULA

De acuerdo con la información publicada en la página web del TSJ, la sentencia responde a un amparo constitucional interpuesto por el abogado José Eladio Quintero Marquina, quien actuando en su nombre y como profesor jubilado de la institución introdujo esta solicitud en contra del Consejo Universitario por la aprobación del Reglamento Transitorio para Elegir Autoridades y Decanos.

La Sala Electoral declaró la «reconducción» de la acción contra el mencionado reglamento, además se declaró «competente para conocer y decidir el recurso contencioso electoral y amparo cautelar, admitiendo dicho recurso y procedente el amparo solicitado», en esa casa de estudios a votar en la primera vuelta de elecciones para renovar las autoridades el próximo 30 de abril, así como se estableció el 8 de mayo una posible segunda vuelta.

Para este proceso están inscritos 32 mil electores y el proceso será manual debido a las fallas en el suministro eléctrico y para evitar «ventajismos», así como también que «la situación económica les impide tener un proceso más automatizado», inscritos 32 mil electores y el proceso será manual debido a las fallas en el suministro eléctrico y para evitar «ventajismos», así como también que «la situación económica les impide tener un proceso más automatizado».



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1274 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: