El silencio en la educación

¡Que aparezca Carlos Lanz y que aparezca vivo!

Y

¡Que liberen Carlos Ilich Ramirez secuestrado

en las carceles francesas!


Que importante y necesario es aprender a guardar silencio y escuchar activamente para lograr alcanzar un adecuado desarrollo cognitivo, pero que paradojico resulta y que tan nefasto, cuando esto, el cuerpo docente, así mismo, la sociedad, lo entienden como sinónimos de callar.

Abandonar el derecho que tiene el gremio docente de alzar su voz para exigir más y mejor bienestar laboral, no es otra cosa sino la muerte de la soberanía y la independencia cogniva nacional; más concretamente es la muerte del cerebo social sin el cual un pais no puede avanzar.

¿Entonces para qué fue que la Revolución Bolivariana formó ese contingente de maestras y maestros? ¿Para ahora venírselos a entregar a la economía informal? ¿Para que se vean obligados a irse fuera del pais como sirvientas y sirvientos con grado universitariode para servirles a la reproducción del capital ? ¿Me cuesta creer que un gobierno "tan habil" como el de Maduro no sepa que la "ignorancia no mata a un pueblo pero tampoco lo salva?

Pero, además, pregunto a las maestras y maestros de Venezuela, ¿Por qué permiten que el miedo las y los paralice si ustedes fueron formadas y formados para enfrentar las dificultades? ¿Es a las amenazas de ser despedidos? ¿a la burocracia sindical patronal? ¿Por qué escogieron la profesión del "Magisterio", si al callar en la defensa de sus derechos laborales, qué podrán enseñar a sus estudiantes, que para sobrevivir hay que callar? ¿Pero ustedes no se han imaginado nunca que la vida pudo haber irrumpido en este planeta como el resultado de un ruido creativo de un monton de voces?

Y a los padres, madres, abuelos y abuelas también les sale su pregunta ¿Están ustedes enterados que los docentes no somos "nanas" sino profesionales de la enseñanza, que junto a la familia y a la comunidad construimos el cerebro social que necesita la República? ¿por qué no se han organizado en alianza con las maestras y maestros de sus hijos y nietos, esos derechos son también los de ustedes como familia venezolanas?.

O, ¿con qué moral se aparecen hoy tanto los políticos de la oposición como los del gobierno a pedirles el voto a las y los maestros ,les luciría mejor que invirtieran el dinero que le robaron a la República (caso de Marvéz en Valencia) en mejorar las escuelas?

Que hablar moleste a quienes les conviene tener a los pueblos callados, pues, que se molesten. Los maestros sabemos que el tanto callar genera parálisis en la lengua y el cerebral y en consecuencia por razones de la "dialéctica de la naturaleza", sobreviene en cualquier momento la desaparición de todo el organismo. De tal forma, de ahora en adelante, nadie guardará silencio en la educación .



Esta nota ha sido leída aproximadamente 857 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: