Interacción, comunicación y semiótica multimodal en ambientes resiliente del aula virtual en pandemia

La enseñanza y el aprendizaje mediado por la tecnología en el aula virtual trae consigo una nueva forma de aprender, donde la comunicación además de ser multidireccional se enmarca en el campo de la comunicación y la semiótica multimodal, donde el conocimiento se construye a partir de los procesos de representación llevados a cabo por sus propios intérpretes. Para que esto ocurra se requiere de la participación e interacción activa del estudiante en el proceso de interpretación y reelaboración de significados, que den cuenta del compromiso e implicación en el logro de su aprendizaje significativo. Ahora, se trata primero, de comunicarse mediante la elaboración de nuevos signos, que contemplan la construcción y envío del mensaje inicial por parte del emisor hacia el receptor; y, segundo, identificación, traducción e interpretación del mensaje en el receptor, seleccionando su contenido y transformando su significado, para producir un nuevo signo propio, que permita el proceso de interpretación y su comunicación.

Los modelos teóricos desde la comunicación y la semiótica multimodal conciben la representación como una imagen mental, que tiene un individuo acerca de algún objeto, acción o proceso que percibe, como resultado de cada intervención de los participantes. Esta representación si no es reemplazada por otra constituye una creencia y es la base del significado que adquiere cada nuevo estímulo producto de ese objeto, acción o proceso. En tal sentido, el individuo al percibir un estímulo crea una imagen o representación como consecuencia de un proceso cognitivo, que es la que recuerda durante todo el proceso de comunicación. Para que este proceso pase de lo individual a lo colectivo es necesario la comunicación con todos los miembros de la comunidad, ya que las creencias sociales al ser compartidas en colectivo condicionan a los individuos a la toma de decisiones. O sea, el estudiante en el aula virtual durante una interacción con el tutor virtual crea una representación de lo sucedido, que es la que recuerda durante todo el proceso de comunicación, que se mantiene incluso al aparecer nuevas representaciones, lo cual se hace colectivo al socializarse con todos los miembros de la comunidad virtual de aprendizaje.

Ahora bien, para estudiar las interacciones en el aula virtual a través de los modelos teóricos desde la comunicación y la semiótica multimodal es necesario (Florez y Sánchez Waipan1): (1) pensar el aula virtual como una tecnología que brinda al tutor virtual y al estudiante facilidades y herramientas de comunicación, para crear el vínculo que promueva los procesos de enseñanza y aprendizaje; (2) diseñar los recursos y las herramientas para incentivar la producción de conocimiento a través del trabajo colaborativo y en equipo; (3) desarrollar el aprendizaje del estudiante virtual a partir del contacto con otros estudiantes, que puedan estar a su lado física o virtualmente; (4) implementar soportes digitales que permitan trabajar contenidos académicos en diferentes formatos como son: imágenes, sonidos, música, mapas mentales interactivos y video; así como, (5) encargar al tutor virtual de diseñar materiales instruccionales, eligiendo el más adecuado para cada tipo de actividad.

Repensar lo virtual significa entenderlo como un concepto mediador entre lo claramente hecho y lo aparentemente real (Burbules2). En tal sentido, es posible definir el aula virtual como un espacio de creatividad donde la comunicación, la colaboración, la experimentación y la investigación, se ponen a disposición de la resolución de problemas, propiciando el interés por aprender a través de la motivación, la participación, la imaginación y la interacción entre sus integrantes, como elementos formativos para el éxito del aprendizaje significativo. Además, la incorporación en el aula virtual de Materiales Didácticos Multimedia (MDM) la convierten en un Aula Virtual Multimodal (AVM), donde los materiales didácticos promueven en el estudiante la reflexión, el análisis crítico frente a los contenidos, los medios que utiliza y las fuentes de información, así como la relación entre lo recientemente aprendido y los conocimientos previos, creando al sujeto constructivista, dinámico y productivo. Por otra parte, los tutores virtuales deben trabajar por lograr el aprendizaje semiótico en el AVM que significa que el sujeto aprende a construir significados, dándole el verdadero valor al aprendizaje como un proceso activo y una nueva forma de experimentar. En el aprendizaje virtual activo el estudiante se relaciona en dos niveles que son (Gee3): en un primer nivel, aprende a experimentar en un ámbito semiótico determinado, donde se relaciona con las personas que comparten esa práctica social, obteniendo recursos que lo preparan para el conocimiento futuro. En un segundo nivel, para lograr el aprendizaje crítico, el estudiante aprende a pensar sobre los contenidos en relación con otros ámbitos semióticos para producir nuevos significados.

La estructura de los espacios en el aula virtual se caracterizan por: (1) presentación de la asignatura o curso, como la primera instancia de comunicación entre el tutor virtual y el estudiante, donde se presentan las características del programa instruccional, con los contenidos, las estrategias didácticas y de evaluación, el cronograma de actividades y la bibliografía a utilizar, fijando las normas de funcionamiento y las reglas a cumplir en el aula virtual; (2) presentación de la clase, como un espacio donde se muestran los contenidos a desarrollar utilizando diversas estrategias didácticas y se ponen a disposición de los estudiantes los diferentes materiales instruccionales y la bibliografía a utilizar; (3) realización de asignaciones, para la ejecución por parte de los estudiantes como actividad previa a la discusión individual o colectiva; (4) foros de discusión, como el espacio asíncrono de intercambio y socialización entre los estudiantes y el tutor virtual, donde la comunicación se realiza a través del análisis de documentos escritos previamente repartidos y estudiados o mediante discusiones con preguntas motivadoras formuladas por el tutor virtual; (5) trabajos escritos como resultado de la discusión, que son elaborados por los estudiantes con un análisis crítico de los resultados obtenidos de la discusión y como aporte a la construcción social del conocimiento; así como, (6) evaluación, en sus diferentes modalidades de autoevaluación, coevaluación o evaluación grupal.

Por otra parte, los elementos que intervienen en el diseño de las comunicaciones y la semiótica multimodal en el aula virtual son (Florez y Sánchez Waipan1): (1) facilitar los intercambio garantizando que el texto de los mensajes contenga: espacios en blanco, separación en párrafo, jerarquización de la información, numeración, indicación de fechas y plazos, título y subtítulos, colores y cambios en la fuente, enlaces a sitios Web y gif animados; (2) utilización del hipertexto como medio de comunicación cooperativo; (3) implementar la realimentación como uno de los modos de comunicación entre los participantes en el aula virtual; (4) utilizar elementos que denoten el interés por lo que está ocurriendo en el aula virtual como la afirmación, la repregunta, el mensaje de apoyo a lo expresado y el agradecimiento a la participación; (5) interpretar los diferentes tipos de textos utilizados en las actividades del aula virtual como contextuales, culturales y simbólicos; (6) distribuir materiales instruccionales elaborados por el tutor virtual con los contenidos que se espera que el estudiante aprenda; (7) atender y dar solución a las inquietudes de los estudiantes; (8) incentivar en el estudiante el deseo de investigar en la Web a través de la explotación de sus herramientas y recursos.

Bibliografía

1Florez, Paula y Sánchez Waipan, Rocío, Estrategias comunicacionales para favorecer la interacción en el aula virtual, En Revista VEsC, Año 3, N°5, Universidad Nacional de Quilmes, 2012

2Burbules, N., "Rethinking the virtual", In Magazine E-learning, Vol. 1, N°2, University of Illinois, USA, 2004.

3Gee, J. P., Lo que nos enseñan los videojuegos sobre el aprendizaje y el alfabetismo, Málaga, Ediciones Aljibe, 2004.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 705 veces.



Sergio Teijero Páez

*Doctor en Educación. Post Doctor en Ciencias Sociales. Profesor e Investigador Titular UCV / UNEXCA

 steijero@gmail.com      @steijero

Visite el perfil de Sergio Teijero Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas