¿La autonomía universitaria es parasitaria?

Pienso que la revolución tiene explicaciones pendientes, frente a los venezolanos. Hay que explicar bien muchos fracasos y algunas riquezas rápidas en pleno fracaso.
Así como creo que estas explicaciones se necesitan, los autonomistas rectores y ex rectores también tienen muchas explicaciones que darnos.

En este problema de las universidades autónomas y de rectores que han militado fuertemente en esta opción, se observan puntos oscuros y puntos que parecen muy claros. Por ejemplo, Chávez no supo qué hacer con las universidades y las universidades (creo) que nunca intentaron hacer algo distinto con el recurso de la autonomía. La autonomía ha sido como un valle para llorar y no una gran oportunidad o un gran recurso.

Parece claro, que la revolución no le hacía mucha gracia la autonomía universitaria. Las universidades, desde un principio, se plantearon que Chávez era una amenaza y se fueron con una posición política de confrontación y la encontraron.

Este tema de las universidades y de SU AUTONOMÍA, me resulta complejo. Ahora intento, una reflexión muy particular, sobre lo que hoy puedo calcular ha sido una desacertada manera de entender la autonomía. Esta (supuesta) desacertada manera de entenderla y asumirla, obstaculizó un mejor aprovechamiento.

Parto de la reacción de los rectores, ante la situación o interés del gobierno por manejar el asunto de la nómina. Digamos que fue justa la reacción de los rectores y que en en esa acción del gobierno, había un propósito escondido de afectar o golpear el modelo de autonomía, que las propias universidades han venido golpeando desde hace un largo rato.

Entiendo que no se me está haciendo fácil meterme en tema. El gobierno quiere controlar la nómina. En vez de enviarle ese dinero a las universidades, el gobierno directamente intentaba colocar los pagos a las cuentas del personal de las universidades.

Aceptando que esta práctica, no era asunto tan estratégico para las universidades y la autonomía, pensemos y aceptemos que el gobierno se equivocó.

Dicho esto y atención al significado que hoy pudiera tener este proceso de autonomía universitaria, sería interesante saber, cuánto de lo que consume anualmente la UCV (por ejemplo) se cubre con ingresos propios. Sería interesante saber, qué hace la UCV con lo que pudiera ser una manera de mostrar otra forma de hacer uso de su autonomía.

Sabemos que la UCV ha venido alquilando el estadio de béisbol a la liga de béisbol profesional. Como se ve, la UCV ha venido usando una instalación física para captar recursos. ¿Que hace la UCV con su "instalación" o capacidad técnica y científica?¿La usa? ¿La alquila o la aprovecha?¿A través de las escuelas de ingenierías que dispone la UCV, prestan algunos servicios?¿Cómo aprovecha la UCV la facultad de agronomía y la facultad de farmacia? ¿Aprovecha TODO su potencial? ¿La UCV ha podido producir un frasquito de alcohol para la venta o una pastilla para tratar algún malestar?

Supongo yo, que haber estado enamorado(a) o convencido(a) de la autonomía, como una palanca para hacer crecer a las universidades, daba la opción de situar ese proceso como una OPORTUNIDAD para empinarse como institución generadora de saber y ciencia. Supongo que uno tiene la posibilidad de ver una información, que muestre cómo ha sido el recorrido durante todo el siglo XX y XXI de este esfuerzo por hacer de las universidades autónomas, cada vez más autónomas y con posibilidades de mostrar, que la ciencia y el saber son una mina para extender y potenciar su autonomía.

Así como se ha usado una instalación en el estadio de béisbol, ¿pudo o no pudo la autonomía universitaria, aprovechar su capacidad técnica y científica para hacerse más autonoma?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1275 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: