La Universidad Nacional Abierta: Hacia la educación a distancia por correspondencia

La Universidad Nacional Abierta (UNA) fue fundada en la década de los años setenta del siglo pasado como una alternativa para atender la alta demanda de cupo en la educación universitaria. Los institutos de tecnología y los colegios universitarios no fueron suficientemente atractivos para los jóvenes provenientes de la creciente "clase media", aunque si sirvieron de carril para desviar a los jóvenes de la clase trabajadora de la educación en las universidades. Dos características innovadoras de la UNA fueron ofrecer educación universitaria en ingeniería, administración, educación y matemáticas a distancia y de admisión libre. La UNA fue diseñada tomando como modelo la Open University (OU) del Reino Unido, creada por un gobierno de partido laborista. La OU fue creada como política para expandir el acceso a la educación universitaria a adultos trabajadores. La OU ha ido evolucionando adaptándose a nuevas necesidades, tampoco ha escapado al proceso de transformación de las universidades europeas bajo la influencia de la ideología neoliberal. Mientras que la UNA ha evolucionado muy poco desde su creación. En cuanto a las opciones de estudio prácticamente mantiene las mismas opciones desde hace más de cuatro décadas. La manera de evaluar los aprendizajes alcanzados por los estudiantes tampoco ha sido modificada en décadas. Y en lo que respecta al modelo de educación a distancia tampoco ha cambiado substancialmente.

En un artículo anterior caracterice el modelo de educación a distancia de la UNA como modelo basado en materiales impresos. La educación a distancia puede caracterizarse tomando en cuenta varios de sus aspectos. En este artículo me refiero al dispositivo de interacción entre los estudiantes y los asesores de los diferentes cursos. Tradicionalmente, la asesoría en la UNA fue concebida como encuentro presencial individual o en pequeños grupos entre el estudiante y el asesor. Desde hace unos años, algunos asesores adoptaron el taller presencial en grupo como dispositivo de asesoría. Estos talleres por lo general son organizados en función de las fechas de las evaluaciones. Su principal objetivo es preparar a los estudiantes para las pruebas. Desde que fue declarada la cuarentena por la COVID-19, las actividades de asesoría presencial fueron suspendidas en la UNA. La interacción entre los estudiantes y los asesores solo sería a distancia, por medio de correo electrónico, redes sociales y llamadas telefónicas. Las evaluaciones presenciales también fueron suspendidas y sustituidas por trabajos prácticos. Estos trabajos deben ser enviados por correo electrónico al asesor correspondiente en el Centro Local o a la Coordinación de la Carrera en el Nivel Central para su corrección.

Las autoridades de la UNA han anunciado por varios medios que están trabajando en la virtualización de la universidad. Es difícil que tal proceso llegue a materializarse realmente debido a las serias limitaciones tecnológicas de la universidad en este momento. La UNA no cuenta con una página oficial activa. La página de la Secretaría está alojada en un servidor privado y tiene dominio .com, como si la UNA fuera una empresa privada. Tampoco cuenta la universidad con una aplicación propia para gestionar el proceso de educación a distancia. En este momento, la única manera de interactuar oficialmente con la institución es por medio del correo electrónico. Es decir, la UNA se ha convertido en pleno siglo XXI en una universidad por correspondencia.

A mi manera de ver, que la UNA se haya convertido en una universidad a distancia por correspondencia no es negativo per se. Se trataría de un importante paso al reconocer la situación de atraso tecnológico en que se encuentra nuestro país y, por tanto, la propia universidad. Además, tomando en cuenta que la mayoría de los profesores y de los estudiantes no tienen acceso regular a una conexión a internet, no tienen computadoras disponibles ni en sus casas ni en los centros locales y no cuentan con teléfonos celulares inteligentes, la educación a distancia por correspondencia por medio del correo regular es una verdadera opción en este momento. El problema es que las autoridades de la UNA no han tomado en cuenta la realidad actual del país, ni la situación real de los profesores y de los estudiantes y han optado por el correo electrónico como principal medio de comunicación. Y si a esto le sumamos que la UNA tiene ya varios años ofreciendo un semestre por año, la UNA está destinada a dejar de ser una opción para cientos de miles de estudiantes para quienes la educación a distancia sería su mejor o incluso su única alternativa para tener acceso a la educación universitaria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1077 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: