Reflexiones de los trabajadores de la UBV mientras trabajan en "La Universidad en la Casa"

Muchos países en guerra no han detenido la educación sea escolar para referirse a los niños y niñas como adolescentes como la universitaria, sea en Siria, Irak entre otros, la juventud no detiene su decisión de estudiar y el Gobierno en estas circunstancia da ejemplo, de resistencia a los agresores, a quienes quieren detener los cambios sociales, el empoderamiento del conocimiento por parte del pueblo, la renuncia de abandonar el derecho a la educación, la esperanza en la vida, en el progreso espiritual.

Similar situación vivimos en Venezuela, hacemos resistencia en medio del bloqueo comercial y financiero, de las sanciones financieras del sistema imperialista, de los Estados Unidos, Comunidad Europea y Japón. Ellos son los causantes de la guerra, de la rapiña para arrebatarles los recursos a los países y pueblos, del empobrecimiento de las naciones y los pueblos, pretenden conculcarlo la soberanía, arrebatarle la independencia y la libertad. De allí la resistencia de los pueblos, de sus hijos e hijas, de estudiar en las mas difíciles condiciones a los que los somete el imperialismo.

En este contexto se desarrolla El Programa "La Universidad en la Casa" por parte de la Universidad Bolivariana, para continuar la educación en estas condiciones de agresión imperialista, pero también de pandemia del corona virus, que nos ha obligado a replegarnos en la Casa, en los apartamentos, en los barrios, en las urbanizaciones, en general en las comunidades sin que renunciemos a la educación asi como al derecho al trabajo, vale no estamos en vacaciones, trabajamos los docentes y los estudiantes desde nuestras trincheras de lucha, participamos en nuestras tareas escolares, unos asignando e impartiendo docencia y asesoría, los otros disciplinados atendiendo sus deberes escolares.

Sin embargo; en estas circunstancias no has tomado la profunda crisis venezolana, crisis que se ha agudizado desde el 2014 con la crisis petrolera, de los precios, en el 2025 con las sanciones, pese a ello, nonos hemos preparado para esta guerra multiforme imperialista a la que se une la pandemia del virus. El Programa nace como decisión del Gobierno, la UBV ha acatado tal decisión, los docentes trabajan en las más difíciles condiciones asi como también los estudiantes en la que se han sumado a la crisis anterior, los problemas de transmisión eléctrica y señal de comunicación, entre ella de telefonía y de las redes electrónicas sociales, el bombeo de agua, de recolección de basura en cada hogar, incluso de abastecimiento de gas en muchos sectores, sin menos valorar la crisis económica de perdida del poder adquisitivo.

Nos preguntamos; ¿si el Gobierno ha planificado dicho proceso?. Creemos que ha tomado la decisión para dar respuesta al problema con la inmediatez de la educación, impidiendo la paralización del país, en particular del sistema escolar y universitario. Aún cuando apoyamos la decisión se ha debido mejorarla, en todo caso, se tiene la duda de si el sistema educativo ha venido preparándose para el teletrabajo, el uso de las Nuevas tecnologías de Información y Comunicación, (TIC). En nuestra experiencia, a muchos nos ha tomado con un modesto celular sin memoria adicional, a otros sin pendrive, con la señal de Movilnet que no funciona bien, a otros sencillamente les robaron el celular, sin acceso con celular inteligente, con ausencia de aparato de comunicación ni que decir, sin computadora para interactuar celular con la PC. Hay que recordar que el Gobierno en campaña electorales maduro distribuyo tabletas, igual líderes locales celulares, muchos fueron vendidos.

Deseamos aprovechar algunos "mensajes al azar" de docentes de la UBV en las redes sociales, 29 de Mayo, 2020, señala "W": "…ayer estuvimos en San Francisco, todo el día sin luz, se fue a las 8 am regreso como a la 1 pm, se fue otra vez a las 3 pm y regreso a las 4 am, esto no es vida, esto es angustia…". Cómo trabaja un docente en estas condiciones, al mismo tiempo que se va la electricidad se va también la señal de navegación, o en su defecto se descarga el celular. Otra docente "Y" le responde: "Hermano no es justo lo que vivimos por lo menos es esporádico estos episodios, que diremos los que vivimos a diario estos acontecimientos. En lo que va de semana llevamos dos días amaneciendo sin electricidad en medio del calor inclemente de este estado (Zulia), todos los días por las noche sin servicio mientras otros sectores gozan las 24 horas de electricidad….".

Deseamos agregar; días, antes 27 de mayo, sobre el mismo tema eléctrico se revela el mismo problema, "A", relata que: En donde estoy la luz se racionaliza por 6 horas diarias, a veces durísimo tres días sin eso…ya optamos por otras vías. ..Desde hace dos años gas doméstico nada, tal cual bombonita,…caja clap cada seis meses por allá bien lejos, total que si llega bendecida sea canales de Tv, nada solo radio…de vez en cuando tv local por las noches…internet cero y ahorita la señal de celular a veces, hoy la pegue…va y viene…todo esto que está pasando tiene un valor mi Tierra. Asi que pal ante valoren lo que tienen…", este persona al parecer es foránea a la ciudad, sin embargo, vive con mas agudeza los problemas.

La electricidad es un servicio público, un derecho que lo equiparamos al agua, al gas, al aseo, servicios que son básicos, estos son problemas que se enfrentan la revolución bolivariana, las posibilidades de desarrollo que se han suprimido a las inmensas mayorías, todo por vivir dependientes de la renta petrolera, de los equipos, aparatos, técnicas, tecnología importada, los servicios no han sido posible asegurar las condiciones de vida, los derechos sociales humanos, una crisis que se ha vuelto estructural en la revolución bolivariana, muchos hablan del "fracaso del socialismo chavista", yo prefiero cuestionar, lo que no está bien hecho, lo que prescindiendo de la planificación se lleva a cabo, con políticas voluntaristas e improvisadas como siempre se ha hecho en algunos momentos con la UBV.

Seguimos viviendo condiciones de vida hostiles al pueblo, es una situación de guerra, sin abolir las condiciones de vida inhumana no podemos hablar de revolución, de socialismo, tenemos que anticiparnos a los acontecimientos, somos desde la Academia muy soñadores, de la misma manera el Gobierno, fijemos que el actual nivel de ingreso de nuestros docentes no son suficientes para vivir, veamos, lo extraemos de la misma fuente, de las redes sociales, pregunta una compañera, "E": "¿Buenos días compañeros depositaron la quincena"?, le responden "B", "desde ayer en la mañana", otro colega "H", le dice ironizando, "uf puedes imaginar que ya lo tengo en la cuenta Suiza, generando intereses". 27 de mayo vuelve la pregunta: "V", "¿Buenas tarde, ya depositaron?", responde un compañero, siguiendo la conversación en torno al salario, "W", "es innegable que el salario es totalmente insuficiente, que hacer, tal vez congelar y supervisar los precios, tal vez que la corrupción sea castigada…".

Pero el problema para unos, la respuesta está en producir mientras para otros hacer su trabajo, no todos podemos hacer lo mismo, señala "W", ---puesto que el Presidente Nicolás Maduro llaman a "los intelectuales a producir", a pensar menos, a la producción material--, entonces para que la revolución a fundado ese mollejero de universidades, lo cierto es que hay que mejorar esta economía loca que tenemos". Indudablemente, ante esa discusión de luchar por un mejor salario, no todos podemos hacer lo mismo, tiene razón, si los docentes se van al campo, a producir en la agricultura urbana, que de la investigación, que de la docencia, excepto que dichas docencia esté vinculada a dichas áreas, por ejemplo agroecología, ambiente, etc. Decía "W", "…aquí hacemos falta todos los profesionales, todos los campesinos, todas las amas de casa, no podemos hacer lo mismo".

"A", antecediéndole la palabra, día 27 de mayo le indicaba a "W", "esa actividad de producir con el intelecto, por ahora no resuelve, es decir lo inmediato…eso sirve para largo plazo, supongo que está dentro del Plan Universidad en Casa"…bueno ahí está el acto creativo de cada quien para producir algo que resuelva el día a día, reinventarse…y lo otro es esperar….el salario digno". Lo cierto que "C" mientras tanto le indicaba a todos desde sus funciones administrativa, "Uffff desde esta madrugada tienen quincena y cesta triste corrijo ticket". Se pone en evidencia que el salario digno no existe, esta depreciado con respecto a los precios del mercado, ni siquiera en "situación de guerra" se congelan los precios, ni en situación de pandemia. Unos creen seguir lo que hacen, la docencia, esperando se le reconozca el salario digno, los otros, son d ela posición que hay que producir, por otra parte, hay quienes dicen que "aquí no hay mas chavistas que otros".

Mientras tanto en la misma "red social", advierte una trabajadora, que esta "incorporado nuestro Ministro y rector Cesar Trompiz, guardando silencio, para indicar que guarde silencio, no vaya ser que lo voten de la UBV. Mientras los empleados de la UBV guardándose para sobrevivir de la pandemia, los trabajadores plantean sus necesidades en las redes, por un canal informal, un docente dice, "si mes ves no me reconoce, ha perdido peso, no tengo medicamentos, lo arrecho es que para otros si hay hay bonos y comidas. Acaso somos trabajadores de segunda", son percepciones que se cuelan en las redes, un malestar social dentro de la UBV. Mientras llega "buque con comida"…todos sabemos que el Gobernador distribuye en la Administración Pública Regional ni que se diga en la Alcaldía. Sin embargo dichos beneficios no se extiende a la administración nacional, dentro de la cual está la UBV.

Hay un mensaje que llama la atención, el de "B": "Yo lo único que exijo es salario digno que me permita comprar comida, los medicamentos y productos de limpieza para poder sobrevivir y mi familia. Si quieren no me den bonos ni bolsas. Basta ya de pasar hambre"…esas son las condiciones de como trabajan los docentes en la casa los trabajadores de la UBV, demás está seguir extendiéndonos, docentes pensantes, docentes que investigan, docentes que siempre están ahí cuando el estudiante lo necesite, el lado que no ven los estudiantes es el agotamiento, la lucha por el acarreo de agua, por la falta eléctrica, y además también la lucha por la vida cuando va al mercado capitalista que le arrebata lo poco del salario digno que lleva, trayendo a la casa, cada vez menos alimentos, ni que se hable de productos de limpieza e higiene personal. Mientras eso ocurre, señala otro colega: "la arrechera que me da es ver que publicitan cada cinco minutos en VTV la entrega de Clap casa por casa. Clap proteínas, clap huevos y yo con hambre sin medicina".

Al parecer la UBV está ignorada, la UBV del Zulia y sus trabajadores, existe un silencio de sus autoridades, muchos docentes está carentes de proteínas para el trabajo, se esta deteriorando sus condiciones de vida, se hacen menos productivos, menos motivados, mientras ven que en el mercado les roban, los especulan, y sienten que el Gobierno "chavista" no hace nada, siguen las quejas…pensando que "la corrupción se ha generalizado y costará enderezar el país", recordando que el Gobierno llegó al poder porque el pueblo moría de hambre porque sus derechos eran ignorados y clamaba solución", indica "B", agrega: El salario de los trabajadores público es de hambre. Reconocer las dificultades es el primer paso que se debe dar a la búsqueda de soluciones". Puesto que nunca faltan el mensaje que desactiva la practica de lucha, que hace pasivo a los ciudadanos, resignados, responden "T", "los tiempos de Dios son perfectos…el es el único que sabe lo que necesitamos y los que no…".

Hay una catarsis colectiva en la UBV en las redes sociales, ellos dicen: "no queda otra que producir nuestra comida, vestido, inventarse una …"y además de eso, pagar la renta del teléfono, pagar el internet, el instrumento conque trabajamos, "La Universidad en la Casa", independientemente nosotros pagamos esa renta, los trabajadores se sienten enajenados por el Estado, sienten en carne propia la destrucción de la clase trabajadora docente, el desamparo social por parte del Gobierno, no defiende sus intereses, sus necesidades, sienten que no les apoya en las condiciones mínimas de vidas, mientras que en otros países como España se aprueba una renta básica, se distribuye regular bolsas de comida, …los docentes pensantes miran alrededor, saben que tienen que resistir pero si al menos les aseguraran una Clap mensual, para poder comer y trabajar, países como estados Unidos se distribuyen comida, en Suiza se apoya a los inmigrantes con una bolsa de comida al día.

Estas cosas no son ocultas para nadie, están en las redes sociales de los trabajadores de la UBV, son públicas y notorias, quien las transcribe simplemente se hace eco de un clamor como trabajador, corriendo la misma suerte de sus compañeros de clase, todos tenemos que reflexionar, aún con la pandemia y su riesgo de infecciones, con bloqueo y sanciones, "la economía debe ser regulada por el Gobierno", y en eso ha fallado, esperemos que la economía pandemia cambie, puesto que ha dejado al mercado fijar libremente los precios, no los ha congelado ni aún en "situación de guerra", ellos cambian cada semana, los trabajadores públicos los peores pagados, han quedado algunos conviviendo de la compensación insuficiente, ya sea con bonos de la Patria o Claps en su centro de trabajo, otros sencillamente están excluidos, no solo de la comida, del agua, del aseo, la vida se nos va luchando como rendir nuestro salario en el mercado por la comida, acarreando agua, botando la basura o sencillamente, aguantando la ola de calor en esta ciudad de Maracaibo.

El Gobierno chavista no enfrenta a los comerciantes, a los industriales ni a los capitalistas, no ha tenido valor para "congelar precios", ni pechar con impuesto a los afortunados, a quienes se enriquecen, es una cadena infernal, sin embargo mientras eso ocurre, informa el coordinador local de la UBV: que ya el Gobernador Omar Prieto y César Trompiz están enterado de la situación, de la solicitud que se hizo de apoyo a los docentes y administrativos que trabajamos con el programa de la UBV, "La Universidad en la Casa", que tengamos paciencia, que "cuando lleguen los combos" para las instituciones de gobierno nos tengan en cuenta", amanecer y veremos, posiblemente la vida nos señala que no todos los chavistas somos iguales, la distribución de alimentos no se hace con equidad y respeto, ha sucedido, hemos sido testigo de como la burocracia política se asignan cuotas que no le corresponden. Mientras tanto hay un heroísmo de resistencia de los trabajadores de la UBV, aún cuando se acumulan resentimientos, razones para disentir, mientras tanto, seguimos trabajando con la Universidad en la Casa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 541 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: