¿Reciben las maestras, maestros y profesores de básica y de bachillerato el sueldo que merecen?

Ha declarado el Ministro de Salud, Henry Ventura, que un médico recién graduado después del incremento salarial recién aprobado del 134% percibirá un ingreso mensual de 43.000 Bs., http://www.aporrea.org/trabajadores/n279598.html

El Ministro de Educación, Rodulfo Pérez, publicó el domingo 18 de octubre vía twitter que desde el 10 de noviembre la remuneración de un Docente I, recién graduado, será de 16.399, con la nivelación de su sueldo. En este caso la remuneración es igual para docentes I, II, III y IV, según lo informado por el Ministro.

Los docentes recién graduados, además de que recibirán el "pírrico" sueldo indicado por el Ministro, en la mayoría de los casos, deben someterse a largas esperas para ser ingresados en la nómina del Ministerio de Educación, en muchos casos cumpliendo labores que no terminan siendo renumeradas oportunamente, contraviniendo las leyes vigentes referidas a materia laboral y referidas a los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

¿Por qué los maestros, maestras y profesores del país son tratados como un sector que parece no merecer la consideración y el respeto profesional de parte de quienes están llevando las riendas de la política educativa?.

Todos los sectores laborales del país están altamente impactados por la inflación que devora los salarios, pero el gremio de maestras, maestros y profesores de educación media viven hoy, junto a sus familias, una de las peores crisis en relación al sostenimiento de la economía doméstica.

Una generación de maestras, maestros y profesores jóvenes han comenzado a dar el paso de dejar la profesión para la que durante años se formaron por no ver cubiertas sus expectativas en el ejercicio de la profesión, especialmente en lo referido a sueldos y salarios. Sin dejar de lado las duras condiciones laborales en las que deben ejercer su profesión.

Los responsables de la discusión del Contrato Colectivo de los docentes y trabajadores de la educación básica y media deben avocarse de una vez por todas a la firma de dicha contratación a los fines de que los maestros y trabajadores de este sector comience a recibir el salario digno y justo que merecen todos los trabajadores de la Patria.

Bien que los médicos reciban una justa remuneración por la digna labor que cumplen a diario, no debería dársele un trato distinto a los maestros, maestras, profesores y profesoras que a diario educan a los niños y jóvenes de la Patria.

Carlos Luna Arvelo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1816 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad