¿Transformacion universitaria o refundación?

Vaya, para empezar, este poema de Bertold Brech, Elogio del estudio, a modo de epígrafecuya entrada aparece en el libro Pensamiento Pedagógico Emancipador Latinoamericano. Por una Universidad Popular y Socialista de la Revolución Venezolana (Ediciones de la Universidad Bolivariana de Venezuela. Caracas. 2007); un tesoro bibliográfico que me obsequiara un condiscípulo del doctorado en Cultura Latinoamericana y Caribeña, de la UPEL IPB, la mayoría de cuyos seminarios son lo más normalitos, tradicionales y faltos de toda innovación en lo epistemológico, metodológico y axiológico; con una perspectiva muy lejana de lo que se enuncia brevemente tanto en el poema de Brech como en la obra antológica citada líneas atrás.

Pero véase, pues la fuerza de los versos del poema Elogio del estudio, en la línea no sólo de la transformación universitaria sino de su refundación. Una de cuyas aristas vendría a ser la renovación curricular que dibuje, por así decir, que, parafraseando a Yadira Córdoba, en el libro citado antes, empuje hacia la construcción de nuevas relaciones de poder en un horizonte de reconstrucción económico, político y sociopolítico. Lo que supone una inevitable y pertinente renovación cultural y educativa, (ob cit. P. XVII). Ya que, ¿no es el Evangelio de Jesús donde se puede leer que no se puede echar vino nuevo en odres viejos?

Leamos, pues, Elogio del estudio y, al hacerlo uno no puede dejar de pensar en el asunto este de la masificación y la democratización de la educación en Venezuela, bajo la tesis del humanismo democrático del maestro Luís Beltrán Prieto Figueroa, que el Comandante Chávez retomara como sustrato teórico de la política educativa de su gobierno popular; y como nunca antes se ha desplegado el modelo de la educación bolivariana, que también ha asumido el desafío de transformar nuestra universidad.

Pero como Yo vine para preguntar, ¿por qué en las universidades autónomas y experimentales tradicionales esa renovación o transformación a penas se percibe en algunas iniciativas como la llamada explosión curricular? ¿Qué ha pasado con la política de la rendición de cuentas? ¿Por qué en las universidades de nuevo tipo, como las tecnológicas territoriales son tales los desajustes entre lo viejo y lo nuevo que muchas veces y según testimonios, el cuerpo gerencial aún desarrolla las viejas prácticas del amiguismo, favoritismo y la persecución de quienes no piensen como ellos? ¿Qué pasa con la calidad de la educación en las universidades de experimentales de nuevo tipo?

Hay testimonios de especialistas en áreas de las ciencias básicas de que existen incoherencias en los llamados PNF en ingeniería, por ejemplo, ya que las horas para la enseñanza de materias como física o matemáticas son insuficientes, además de que no cuentan con laboratorios de computación, que son tan necesarios para esos casos; también, tienen quejas de la enseñanza de las ciencias técnicas y administrativas, como contaduría y administración, porque algunos docentes son muy laxos en la evaluación de los contenidos, han bajado los niveles de exigencia, según sotto voce cercanas, esto porque en la cultura organizacional universitaria en Barquisimeto y en el estado Lara todo, pesa mucho las prácticas docentes y de investigación de la UCLA o la UNEXPO, por ejemplo; y la gente hace comparaciones, ¿qué hará al respecto la UPTAEB? ¿Qué hará al respecto el nuevo ministro de educación universitaria?

Pero, sin apenas advertirlo me he extendido en las anteriores consideraciones, leamos y reflexionemos, pues, con Elogio del estudio; que es una vaina muy buena.

Elogio del estudio

Aprende lo más simple.

¡Nunca es tarde para aquellos cuyo tiempo ha llegado!

Aprende el alfabeto. No alcanza

Pero ¡apréndelo! No te desanimes.

¡Empieza ya! ¡Debes saberlo todo!

Prepárate para gobernar.

Aprende, marginado, hombre del campo,

Aprende, ocúpate de la cárcel,

Aprende, mujer atada a la cocina, aprende sexagenaria!

Prepárate para gobernar.

Ven a la escuela, hombre sin techo. El saber es para ti que tienes frío.

Hambriento: toma con fuerza un libro: es un arma.

Prepárate para gobernar.

¡No temas preguntar las cosas, camarada!

No te dejes influenciar

Averigua tú mismo.

No lo sabes.

Revisa tu cuenta.

Eres tú el que la paga. Pon el dedo sobre cada cifra.

Pregunta: ¿Cómo llegó hasta aquí?

Prepárate para gobernar.

Pero estas cosas poco se leen y menos uno se pone a reflexionar en torno a ello. La noticia que abre todas las portadas de los diarios, noticiarios de radio y televisión o los portales web por estos días es la carta esperpéntica que el Dr. Jorge Giordano escribiera exponiendo públicamente unos de sus flancos más débiles: la del lado del rencor, de su ego fantasmagórico y, como diría Francis Fukuyamas en El fin de la historia y el último hombre, la necesidad de reconocimiento que tenemos todos, según cita de Hegel.

De donde se tiene que, en atención a ello, dizque cuando los individuos perciben sentir comprometido los cimientos de su existencia misma hacen esto y aquello de increíble Como dice Beto Perdomo: pasan de lo sublime a lo ridículo.

La escandalosa carta de este caballero, que a tantos ha motivado a comentar tal vez ha desviado la atención y por eso nos ha recordado un viejo cuento, por demás bastante edificante. El del lirio infeliz que crecía en un extremo del campo, rodeado de piedras y ortigas que admiraban su belleza, según la pluma del maestro Antonio Pérez Esclarín; pero un día visitó ese lugar un pajarito de múltiples colores Je je, no sean mal pensados, así es el cuento

El lirio trató de ser su amigo, pero el pájaro lo rechazó (). El lirio empezó a lamentar su suerte, a sentirse horrible, a odiar a los que vivían a su lado, a quienes ahora veía feos y miserables (Antonio Pérez Esclarín, 1999, Educar Valores y el Valor de Educar. Parábolas. San Pablo. Caracas. P. 69).

El que tenga ojos de que vea, decía Chávez dejemos eso hasta aquí, je je, ¿pero qué les pareció? ¿No parece que son unas letras arrancadas de la vida misma, como dicen los Roberto o parte de una crónica de estos días?

El asunto que nos interesa, en realidad y de allí el poema de Brech que hemos insertado al inicio como epígrafe, es que como en ningún otro momento en la línea del tiempo histórico en Venezuela la juventud había tenido tanto acceso a la educación como ahora con la revolución bolivariana Lo demás, son cosas que uno dice pa conversar, como dice en otro poema Aquiles Nazoa. Pero con las políticas públicas en educación y pedagogía como las misiones, la pedagogía emancipadora y todos los nuevos dispositivos universitarias: Misión Sucre, las universidades territoriales, programa alma mater, y otras, la mayoría de la población en estos tiempos, puede estudiar¡y prepararse para gobernar!

Lo demás, las carticas lloriqueando, las pataletas o documentos extemporáneos de quienes nunca han echado machete y escardilla en los campos, como decían los chamos de Zurda conducta, porque ellos, quienes escriben documentos cismáticas, que ni las 95 tesis de Lutero en la puerta de la iglesia de Wittenberg, de lo que conocen es del campus; que de otras profesiones técnicas han migrado a las ciencias sociales, y principalmente la economía o la planificación; y creen dominar esas ciencias abstrusas mejor que los que sí son graduados en esas disciplinas desde el pregrado y los perfeccionan en maestría y doctorado. Ese evento, pues, de un cambio en el gabinete, ha anulado otro no menos importante. A saber, el nombramiento de otro joven en la cartera de educación universitaria: el Lic. Yeyson Guzmán. Pero como las cosas andas al revés eso poco se destaca, o no se sabe si es que ¿no debe hacerse?

En lo personal creemos que es muy importante que la juventud asuma cargos de alta responsabilidad en la revolución venezolana, pero tendrá que rodearse de un equipo de alto desempeño, que sea conocedor del entorno universitario, su comportamiento organizacional y del talento humano que allí circula anónimo; porque se considera que la transformación universitaria no se percibe sino muy limitadamente.

Lo demás es un erial en el maremágnum de la burocracia del sector universitario, donde perviven dos o tres subsistemas, ¿cuáles estrategias podrá seguir el joven Guzmán? ¿Cómo ejercer un liderazgo constructivo en el sector académico que suele ser de tanto elitismo, escéptico, saberes abstrusos y miradas muy plurales acerca de la formación del talento humano y líneas de investigación? ¿Cómo dará cumplimiento al asunto de la autonomía universitaria?

En tal sentido, un grupo de jóvenes con quienes compartimos en el salón de clases de la UPEL IPB de Sistema Educativo Venezolano Bolivariano, considera que la transformación universitaria no es posible en las actuales condiciones en Venezuela, a pesar de que existan algunos avances. Pero como el cocodrilo de Monterrosa el Estado monstruoso aún sigue ahí Falta más apoyo para la investigación en áreas prioritarias en educación y en humanidades o en ciencias básicas, más apoyo a los sectores estudiantiles como emprendedores; recursos para la refacción de la infraestructura física, de la UPEL IPB, en concreto: pisos, baños, ampliación del comedor o construir uno nuevo, ya que como en el poema de la upel también existe, no es sólo la UPTAEB la niña de los ojos del ministerio, vacié; que los planes de viviendas para todo el personal universitario se cumpla. Y pronto; obreros, empleados y profesores no pueden esperar diez o más años por su casita

Por demás, concluyen mis estudiantes, que antes que transformación habría necesidad de refundar, desde sus raíces la universidad venezolana, inclusive la UPEL, a la que le debemos todo, literalmente y cuya cultura organizacional a pesar de todo es tolerante, plural y democrática. La verdad sea dicha. ¿Estará dispuesto el nuevo ministro Guzmán a llamar a elecciones de las autoridades rectorales y decanales mediante el polémico voto uno a no?

Tiene, pues, el amigo Guzmán un gran reto, ¿por qué con su nombramiento no se armaría un revuelo tan grande como con la supuesta defenestración del Prof. Jorge Giordani, el macalacachimba de la economía y la planificación, y que en el CENDES las tesis había que hacerlas sólo como él decía, según testimonio del Dr en Ciencias Sociales, y ahora diputado chavista, gracias a Dios, William Ojeda; pero esto no es un argumento ad homini sino que¿ estaremos ante una autoridad, que cuando habla, la tierra tiembla? Y el ruido de ese evento catastrófico nubla otros no menos importantes, como eso de que un libro sea un arma y que los jóvenes no solo estudian, que ya es bastante Sino que gobiernan. Y el pueblo también...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1677 veces.



Luís Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a190313.htmlCd0NV CAC = Y co = US