Con nuestros hijos sí se meten

Guarimba escolar: neurosis y paranoia contra la resolución 058

                La oposición no descansa, hay que reconocerles que son constantes. Fracasada la táctica de las mal llamadas guarimbas ahora buscan cualquier excusa para generar un ambiente de conflicto irracional en la sociedad venezolana, y la consulta por la calidad educativa en el marco de la resolución N° 058 del Ministerio del Poder Popular para La Educación, que, entre otras cosas, crea la figura de Los Consejos Educativos, genera en sus mentes la excusa perfecta para volver al ataque. A continuación se narra lo acontecido a quien suscribe el día 30 de abril de 2014 para sustentar lo argumentado:

                Mi nombre es Andrés Rodríguez, soy padre de una niña de 9 años, que estudia en un colegio privado de La Victoria, Estado Aragua. En la fecha señalada madres, padres y representantes fuimos convocados a una reunión para la entrega de notas de nuestros hijos e hijas, pero al llegar al colegio me encuentro con la sorpresa que un grupo de personas (todas mujeres) que se hacen llamar Asociación de Padres y Representantes, se encontraban muy activas en la escuela haciendo campaña en contra de la consulta por la calidad educativa que está organizando el gobierno en este momento, así como en contra de la señalada resolución N° 058. No considere que eso fuera un problema, total, estamos en democracia y tienen todo el derecho a disentir, el problema vino después, cuando tuve que escuchar sus motivaciones.

                Estas personas procedieron a hacer lectura de un panfleto que hace gala de la histeria Anti_Cubana, y de un anti Comunismo ridículo que solamente diera risa y lástima, sino fuera por la inmensa capacidad que tienen de confundir y hacer daño, creando una especie de histeria colectiva a partir del desconocimiento de las políticas públicas y de la ignorancia política generalizada de la mayor parte de la clase media venezolana.

                El panfleto arranca diciendo que se va  a hacer una consulta que es un parapeto inútil porque ya la decisión con respecto al tema de la calidad educativa está tomada, (algo así como sea cual sea el resultado real, el CNE dará ganador al gobierno), por lo tanto, participar en esta consulta es legitimar un fraude. Luego van contra el adoctrinamiento, y ponen algunos ejemplos bastante pintorescos:

                Primero dicen que ya la gente sabe (¡¡¡¡¿¿¿¿!!!!????) que en los libros de historia de Venezuela que se usarán a partir del próximo año escolar, que a Bolívar no lo amamantó la negra Hipólita, sino una CUBANA (Estos maléficos cubanos venían preparando el terreno para colonizarnos desde hace más de 200 años y nunca nos dimos cuenta sino hasta hoy), a quien Bolívar quiso mucho pero nunca supimos su nombre, luego que terminó de amamantarlo, se lo entregó a Hipólita y a Doña Concepción.

                Después nos explican que las operaciones matemáticas serán planteadas en estos términos: Pedro es un miliciano de la patria que tiene dos fusiles, tener fusiles es bueno. José también es un miliciano de la patria pero no tiene fusil. Pedro le entrega uno de sus fusiles a José y a ahora cada uno es un miliciano de la patria armado para defenderla. Represente eso en una fracción.

                Y al final del panfleto dice: Su hijo será adoctrinado, le guste a usted o no; Su hijo será su propio sapo, le guste a usted o no, su hijo será un soldado de la Revolución, le guste a usted o no. ¿Es esa la educación que quiere para su hijo? Y una parranda de imbecilidades más que no vale la pena narrar.

                La verdad aquello me pareció tan patético que me dio más hilaridad que indignación, pero al percibir las reacciones de varias de las madres que estaban allí, empecé a preocuparme, algunas de ella mostraban signos evidentes de ansiedad, angustia, frustración, rabia. Había que calmar la situación buscando un punto de equilibrio. Fue entonces cuando pedí el derecho de palabra y pregunté: ¿Cuántos acá se han leído la resolución N° 058? Ni la mitad de uno levantó la mano, ni siquiera la maestra, he hice un llamado a la cordura: Si vamos a oponernos a algo en porque lo conocemos y no nos gusta, no porque alguien me dijo, la gente dice por ahí, la gente sabe. Es cómo cuando les pedimos a nuestros hijos que prueben una fruta que nunca han probado y ellos justifican su negativa alegando que no les gusta pero ¿Cómo sabes que no te gusta si no lo has probado? Le responde uno como padre. Pruébala al menos, y si no te gusta no te la comas. Lean la resolución, dije, y si no les gusta opónganse, pero no lo hagan desconociendo su contenido, sólo por prejuicios, por rumores, sin bases sólidas.

                Todos callaron, la mayoría mostraba vergüenza en sus rostros, y unas pocas parecían que estaban a punto de convulsionar (Una de ellas, si hubiese tenido un arma en sus manos, me la habría descargado). Les di una copia de la resolución N° 058 a las autoridades del colegio para que a su vez la fotocopiaran. Una de las damas de la Asociación de Padres suavizó su postura y hasta me invitó a un debate de ideas. Ojalá.

                A todo evento, creo que hay algo preocupante: No sé que estará ocurriendo en las escuelas públicas, pero percibo que en las escuelas privadas la oposición tiene la iniciativa, el poder popular no parece tener ningún espacio allí, se están prendiendo constantemente las señales de alarma y parece que no hacemos caso. ¿Hasta cuándo vamos a relacionarnos con ellos como si siguen estando en el poder y nosotros resistiendo, cuando vamos a entender que nosotros somos gobierno, que contamos con el apoyo de las mayorías, y sobre todo, tenemos el poder de los argumentos, mientras que en ellos, su argumento es el poder? 

                Para terminar quiero hacer referencia a dos hechos históricos que ayudarán a poner las cosas en contexto:

                Durante el gobierno de la Junta Revolucionaria dirigida por Acción  Democrática (1945-1948), se adelantó un proceso de reforma educativa dirigida por Luis Beltrán Prieto Figueroa, que se planteaba como meta, entre otros, pasar de una educación de castas a una educación de masas, y bajo esa premisa se promulgó el decreto 321, que buscaba modernizar el sistema de evaluación en las escuelas. Oh sorpresa, los sectores conservadores, liderizados por la Iglesia y las escuelas católicas, alegaron que los adecos buscaban consolidar un proyecto hegemónico, a ejemplo de la Unión Soviética, que el decreto violaba la libertad de enseñanza, es discriminatorio, etc.

                En el marco de la asamblea Nacional Constituyente de entonces se redactó una nueva Constitución, naciendo de ella El Estado Docente moderno, y la figura de la Escuela Nueva. La Iglesia, basada en doctrina Papal, se opondría a esta herejía alegando que esté tipo de políticas de Estado sitúan al hombre como fuente de toda legitimidad, cuando la única fuente legitimadora es Dios. Interesante.

                La oposición conservadora al proceso de reforma educativa fue liderada por Rafael Caldera. Hubo movilizaciones de calle a favor y en contra de la reforma educativa, que llegó a convertirse en la principal fuente de conflictividad política del momento. Las marchas adecas, llenas de pueblo pobre, defendían la reforma educativa como instrumento para mejorar sus condiciones de vida. Las marchas de la oposición de aquel entonces, veían en la reforma educativa una amenaza a su status quo, se llegó a hacer el saludo nazi, se voceaban vivas a Francisco Franco y se cantó de cara al sol. Meses después el adeco Presidente Rómulo Gallegos, votado por una aplastante mayoría en las primeras elecciones populares de nuestra historia, fue derrocado por un golpe militar de derecha encabezado por Marcos Pérez Jiménez.

                ¿Si eso le ocurrió a los adecos que debemos esperar los socialistas? Nos estamos enfrentando a los mismos que con sus presiones, mentiras y calumnias frustraron la Revolución Educativa pensada por Simón Bolívar y Simón Rodríguez, que daría conocimientos, tierras, herramientas y ciudadanía a los indios de Bolivia, por allá por 1826, y que sería ejemplo para el resto de América para consolidar nuestra independencia.

Guerra avisada no mata soldado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2090 veces.



Andrés Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: