Educación pública es educación bolivariana

En su crítica al gobierno de Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, la propaganda de la oposición pretende desacreditar las políticas publica de educación a tono con el pensamiento republicano de Bolívar, por ejemplo, uno de los presidentes de la república como lo fue Hugo Rafael Chávez Frías pretenden invisibilizarlo, como si nunca existiera, buscan ocultar la realidad de la historia, de su vida, nacimiento y muerte como cualquier otro Presidente venezolano, solo que este es especial, gano a diferencia de los anteriores tres procesos electorales y alcanzo grandes logros políticos, sociales y económicos como Presidente. Además sus programas fueron y son excepcionales, tales como MERCAL; PDVAL que como política del Estado asegura el derecho constitucional a la soberanía alimentaria además del acceso a los alimentos, mal podría verse esto como adoctrinamiento político cuando responde a un precepto constitucional así como la ley del acceso a los bienes y servicios.

La distorsionada campaña de desprestigiar las políticas educativas de la oposición venezolana también llego a cuestionar a los programas educativos tales como a las Misiones de los Simoncitos, Misión Rivas, Sucre, en general las escuelas bolivarianas y porque no, la Universidad Bolivariana, se pregunta la oposición ¿Hay o no adoctrinamiento en estos programas de políticas educativa del Estado docente?. Como no tiene prueba de lo dicho solo condenan todo lo que es educación pública, educación bolivariana, para que el Estado Docente claudique en ofrecer el derecho a la educación, negociar el derecho a la educación, privatizarla como aspira la CAVEP (Cámara venezolana de educación privada), esa es la esencia de su propaganda perniciosa, para convertir la educación como un negocio más del capitalismo lucrativo, la educación capitalista, liberal y burguesa donde los niños aprendan la ideología individualista, opuesta a la patria, a la nación, al país.

Otro de los aspectos a cuestionar, es el principio de desaprender para aprender, mejor dicho quieren continuar con la educación tradicional, apegada a los dogmas religiosos, aquellos de verdades absolutas, carentes de toda prueba científica, la educación memorística, ajena a toda crítica, sin pensamiento crítico, sin racionalismo, renunciando a las mejores tradiciones científicas, al mejor estilo de enseñar aprendiendo, de teoría y práctica, de una educación dialéctica, de educar para transformar la vida social, de colocar la ciencia al servicio de la sociedad, y no como hace la educación capitalista, de colocar los individuos por encima de la sociedad, de subordinarla los peores intereses egoístas, de hacer de la ciencia un instrumento de lucro ya sea en la salud, la vivienda, la educación en el capitalismo es también un negocio, no responde éticamente a las mejores tradiciones de la humanidad. Por eso la educación en el socialismo, es publica, respondiendo a las aspiraciones de todos y todas en pro de la especie humana, para que alcance el mejor escalón de la evolución social y humana solo en comunidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1221 veces.



Alexander K. Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a187119.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO