Educadores larenses

De un tiempo a esta parte, como entre dos o tres años y desde que ganara por segunda vez la gobernación el , Henry Falcón, así llamado por la lengua de uno de los ss críticos aparentes (el periodista de El Impulso, Juan Bautista Salas). Y gobierna el estado Lara (que es un decir, como ironizaba Nolia, porque lo que hace es llorar pidiendo plata, pero cuando se la dan no quiere soltarla, o la quiere usar para otros fines non sanctos); se ha hecho costumbre un doloroso espectáculo: que a finales de año los docentes adscritos a la Dirección Regional de Educación, protesten ruidosamente, causando molestias a todos o generando preocupaciones de diverso tenor, según las sensibilidades de cada quien.

Trancan la vía y agitan la aun más el ambiente comercial navideño ahí: piden solución a sus pesares económico-contractuales. Exigen sus derechos. Frente a la sede nueva del Ejecutivo Larense, carrera 19 con la calle 23. , como dice mi amigo El Chino. Muestran así, igualmente, las miserias de una filosofía de gestión estadal y patentizan las contradicciones de ésta con respecto a la adscripción supuesta de la gobernación al progresismo, esa especie de hilacha de filosofía de la miseria de la socialdemocracia.

Sin embargo, para los docentes nacionales, como se hacen llamar aquellos dependientes del Ministerio del Poder Popular para la Educación, sobre todo los contratados o interinos, tampoco la cosa es muy diferente: a un buen grupo hace tiempo no les pagan sus respectivos sueldos, no aparecen en nómina y todo es un es desastre vergonzoso. Se demuestra así también que los postulados de la filosofía de la liberación que formalmente suscriben no es sino especulación espuria, porque los dirigentes formales de la educación son como los fariseos de que habla la santa Biblia: predican una cosa pero hacen lo contrario. ¡Sepulcros blanqueados!

Suelen congregarse estos docentes nacionales, la mayoría muy jóvenes, en el Edificio Buría en vigilias sin esperanza y el funcionariado de la revolución educativa no da pie con bola frente a ese problema: uno tras otro u otra de los denominados feamente Jefes de la Zona Educativa del estado Lara y ministros/tras del Poder Popular para la Educación no pueden romper ese nudo gordiano. ¡Tener diversos trabajadores del servicio educativo sin contrato ni sueldo era lo último que yo podía imaginar que sucediera en la Revolución Bolivariana! Exagerando pedagógicamente un poco la cosa, se parece a ciertas anécdotas del llamado socialismo chino, donde todavía dizque existen trabajadores esclavos, hombres y mujeres que trabajan en condiciones precarias en extremo.

En una anarquía sin cuento, sin solución de continuidad, como en el cuento del gallo pelón eso no tiene fin. ¿Será que la gente de la revolución puede ser tan inepta? Yo creo que a Lara va a tener que venir el mismísimo camarada Presidente Nicolás Maduro y poner orden en esa bendita zona educativa y hasta mandar a la cárcel a quien tenga que mandar, no él sino el Poder Judicial. Pues. Qué desastre, qué locura, como dice Beto Perdomo….

El 30 de diciembre que pasamos al frente de la Zona Educativa del estado Lara fue que advertí esa situación, porque al ver tanta gente ahí reunida en una hora inusual preguntamos que qué ocurría nos contaron algunos colegas. ¡Querido Prof., Ud. como siempre en las nubes! (Una ex alumna nuestra) ¿No sabía de nuestras desgracias en tiempos de la revolución bolivariana? Espetó con marcada ironía la educadora con un parpadeo de vergüenza en sus ojos.

No hay derecho. Esa situación nos entristeció bastante y la comenté, además, con uno de mis alumnos de la Maestría de Educación, Mención Enseñanza de la Historia de la UPEL_IPB., con quien veníamos de compartir un café en la panadería de la esquina y con otro colega (que por demás es graduado en Inglaterra, gracias a la Beca Gran Mariscal de Ayacucho) y a quien le sorprendió más aún aquel espectáculo de nula planificación y peor gestión y nos preguntó: -mire Doctor, así nos dice él burla burlando, formalmente, ¿ y qué ha pasado con aquella consigna de Chávez y de Maduro de eficiencia o nada? Nos miró con sorna y concluyó diciendo: disculpe, no se ofenda. Es sólo una pregunta retórica.

Pero volviendo a lo de los docentes estadales. Los años anteriores fue porque el muy vivaracho, como el mismo gobernador se autocalifica, por quién sabe qué error administrativo o porque no planificara adecuadamente; o los recursos destinados a pagar los aguinaldos a tales trabajadores de la educación se evaporaron, quién sabe si en la campaña de la mud, según se ha mencionado por las lenguas viperinas; y por esa impericia, estuvo toda esa pobre gente hasta el mismo 31 de diciembre ahí, gritando y sonando palmas, pitos y dándole a la puerta de ese edificio, con desespero, angustia y rabia, que hasta vaina daba verlos ahí en esos avatares desde la Plaza de los libros usados, de La moneda o Pedro León Torres, donde vamos con frecuencia a cazar novedades literarias, que luego en casa no hallados dónde apilar y ya nos ahogan, pero eso es harina de otro costal.

Bueno, los que protestan forman un grupito, o es lo que se observa que hace presencia y se siente convocado, porque si todo ese colectivo fuera más consciente y combativo, otro gallo cantaría. Y ya veremos porque.

Este fin de año 2013 la protesta obedece a que no ha cumplido con la homologación de los sueldos que decretara el presidente Nicolás Maduro. Decreto número 649, que “…en el caso del estado Lara, seis mil educadores dependientes del Ejecutivo Regional se verían afectados si la misma (Homologación) no se hace efectiva”; declaró a un diario vespertino local Argenis Aguilar, profesor que es directivo de SUMALARA, un sindicato docente, por demás de larga tradición y opositor, superescuálido.

Son alrededor de 64 millones de bolívares que están represados en las arcas de la institución que dirige el leaderschip del progresismo, (con qué se comerá eso, como dijo el hombre aquel); y que ahora controla también la alcaldía del municipio Iribarren, a través de su aliado Alfredo Ramos, quien sin pensarlo dos veces ha salido a defender a todos los especuladores y acaparadores de Mercabarq. Ergo, la vaina se puso color de hormiga por la ciudad de los crepúsculos, y los movimientos sociales ya están tomando posiciones. ¿Quién da más? (Vide: Diario de Lara, Barquisimeto, 26 de diciembre de 213, Pp. 04 y 05). Sin señalar a penas que como pusieron preso al ex alcalde de El Tocuyo, Fidel Palma, sea por venganza, judicialización de la disidencia o por el combate contra la corrupción, en Lara hay un maremágnum de eventos que ¡madre mía!

Pero, igual que en los años pasados recientes este conflicto de los maestros, por demás triste y consuetudinario ya, se va a resolver en la sede del parlamento regional, donde el muy vivaracho introducirá los documentos a objeto de que le aprueben el desembolso y todos tan contentos. La colaboración institucional funciona siempre, pero al límite de las posibilidades. Otros, en tertulias informales conversaban que lo que pasaba era que los tales recursos aún no habían llegado a las arcas del tal Sargento de Nirgua, el gober, según de Juan Bautista Salas.

Aunque parezca harina de otro costal, lo curioso es que también desde hace un buen tiempo cada vez que hay elecciones, a gobernación y ahora alcaldías, dígase, y esto es un poco odioso tener que decirlo, repetimos pero es dable constatarlo empíricamente, la oposición arrasa, particularmente en el área urbana. Y alguien pudiera preguntar, ¿y eso qué tiene que ver con el asunto que tratamos? Mucho, nos decía nuestro amigo el cafetero, aunque oblicuamente. Esos tales educadores, se buscan ese problema que padecen, pues. Tienen al gobernador que se merecen. (¿?).

O sea que muchos de esos colegas docentes estadales, como nos consta, porque conocemos a varios de ellos, insiste el cafetero, son quienes eligen de gobernador a Falcón y ahora a Ramos para que nos desgobiernen. ¿Masoquismo o alienación? ¿Desclasados y carentes de consciencia de clase? Principalmente esos carcamales que tienen como dirigentes en los sindicatos, que son acérrimos enemigos de la revolución bolivariana, son los principales activistas de la oposición y furibundos opositores-muderos. Pregúnteselo al amigo Carlos o Alexander, por nombrar sólo a algunos de ellos.

Ahora, no creo que sea masoquista la base magisterial pero, ¿cómo es que apoyan tan ingenuamente, será, a quien los maltrata? Nos hace recordar, y que nos perdonen, aquella consigna de algunas franelas que rezaban: pégame pero no me dejes.

En lo que sí estamos claros es que la dirigencia de los sindicatos magisteriales larenses, con ciertas excepciones no tiene la formación ideológica-política, ¿cuántos de ellos habrán leído y estudiado aquel opúsculo de Luís Beltrán Prieto Figueroa Los maestros eunucos políticos? En esas páginas se comprende que sin teoría política y pedagógica clara, definida, que es de la revolución, no se puede avanzar, lo demás es revisionismo o re-construccionismo, en todo caso. Cuando no desvaríos que alimenta tensiones sociales y políticos con los mitos progresistas.

Aunque la hipótesis más plausible a este respecto viene a ser que el movimiento magisterial larense está muy dividido y débil, unos porque representan a los viejos partidos tradicionales que se aprovechan de la coyuntura actual y quieren pescar en río revuelto (que el presidente Maduro no envía los recursos financieros) y otros, que son los menos, porque se creen más revolucionarios que el propio Ché Guevara o Chávez, agitan anárquicamente pero luego son disidentes y divisionistas; y no hacen sino echar la burra pal monte (restan votos a los candidatos y terminan aliados con los que dicen combatir, los extremos se tocan. Dicen), tal como algunos de una federación que no lavan ni prestan la batea por estos lares: total que eso es lo que hay. Mientras estemos así en Lara, esta gente que ahora nominalmente gobierna hará fiesta. Se sentirán líderes, aunque en sus programas de gobierno no tengan a la educación como prioridad sino el top festival.

Por otra parte, esperamos que esto sea también una invitación a que el poder popular se siga fortaleciendo y los educadores hagan parte de él, sin ambages. Sino seguirán votando por el Falsón que todos los años los desprecia, dice uno, no sé. Se oyen opiniones y seguimos la discusión, aunque lo aquí dicho no es propiamente de la cosecha de quien esto escribe sino una especie de coda de las conversas que compartimos con algunos allegados y contertulios con un cafecito caliente, ya que la osa tampoco puede ser tan seca. Lo que debe pararse en seco son los problemas de los educadores larenses, ya sean dependientes de la gobernación o del MPPE.


luissaavedra2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1583 veces.



Luís Saavedra

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis B. Saavedra M.

Luis B. Saavedra M.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a179483.htmlCd0NV CAC = Y co = US