Educación e Inclusión en tiempos de Revolución

La formación educativa venezolana contempla dentro de su concepción, una educación integral de calidad para todos y todas, dentro de un continuo desarrollo humano. De acuerdo con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela 1999 en su artículo 81 “Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, les garantizará el respeto a su dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias, y promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones, de conformidad con la ley”. En consecuencia, la visión socialista precisó considerar la importancia de generar y promover una educación que asuma la responsabilidad de incluir a todos/as en igualdad de condiciones, sin perder de vista la diversidad de características y circunstancias que los/as configuran como seres diferentes.

Asimismo, en respuesta a la tarea de educar en y para la excelencia, la revolución bolivariana socialista hace que esa escuela atienda a todos/as y a cada uno/a de los/as niños/as, en función de sus fortalezas, potencialidades, habilidades, carencias y debilidades, sin alentar situaciones que conduzcan a la discriminación por su mayor o menor grado de desempeño. En síntesis, las personas con alguna o con múltiples discapacidades estaban restringidas al hogar o, cuando mucho, a instituciones segregadas que han venido llamándose colectivamente de “educación especial”, violando frontalmente el derecho inalienable que tienen a la educación pública- obligatoria y gratuita- en instituciones regulares. La inclusión de los estudiantes con discapacidad en las escuelas regulares confiere importantes ventajas psicológicas, y atiende mucho más las necesidades intelectuales y especialmente sociales y emocionales mediante una interacción regular y natural con un grupo diverso de estudiantes. Además, una de las mejores maneras de combatir estereotipos y promover la conciencia sobre las capacidades de las personas con deficiencia es garantizarles que puedan frecuentar desde la más temprana edad todos los niveles del sistema educativo, visión tomada en cuenta por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, que con humildad, amor y afecto nunca discriminó a las personas en ninguno de sus proyectos y misiones, por tanto debemos seguir el legado eterno de nuestro Comandante formándonos académicamente para honrar de manera pertinente las ideas socialistas y revolucionarias desde edades tempranas en aulas regulares de educación.

mariangeldvrv@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1622 veces.



Mariangel Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: