Soberanía y Educación

Solo la Educación nos hará independientes y soberanos, pues de ella depende la formación, la creación del nuevo pensamiento liberador.

La necesidad de la creación del nuevo currículo que abarcaría desde el Simoncito hasta la Universidad, se ha convertido en este momento histórico en algo impostergable, pues ya basta de tanta memorización sin sentido, de conocimientos repetitivos que merman la creatividad del individuo, de abstracciones que nos conducen a un aprendizaje sin pertinencia, ni relación con el espacio que nos rodea. Siendo los niños(as) adolescentes, jóvenes y adultos presa fácil de la cultura capitalista, de la falsa competitividad, del pensamiento individualista y clientelar; y del bombardeo permanente de los medio de comunicación para mantener una forma de ser y actuar acordes con esa cultura de la dominación.

Es necesario que reflexionemos y avancemos hacia un salto cualitativo del pensamiento creador y trasformador, para generar ese nuevo molde necesario que requiere la nueva sociedad de paz, de justicia social, de independencia, y que a su vez logre los cambios indispensables de esa vieja y caduca institucionalidad, llena de burocracia, clientelismo, pereza, conformismo y dependencia de la renta petrolera, lo cual nos hace aun más alienados hacia la cultura del mercado, de la dependencia tecnológica y económica.

Si bien es cierto que a lo largo de estos años hemos logrado nuestra independencia y soberanía para la toma de nuestras propias decisiones, en el plano nacional e internacional en cuanto al Estado se refiere; no es menos cierto que nos falta lo que se lograría a través de la educación integral (conocimiento para la formación científica y social), la cual va a generar en la sociedad el pensamiento soberano, el no retorno al pensamiento del dominado, del súbdito a los intereses de la cultura del mercado, y de la entrega de la patria a los intereses del imperio y sus trasnacionales.

Un factor importante que influye en la transformación del pensamiento liberador es el incentivar a través de la educación, el estudio critico de nuestra historia, la investigación para la creación de nuevas tecnologías en el espacio geohumano; elementos estos fundamentales que nos llevarían mediante la educación en manera científica a tomar decisiones soberanas e independientes para el desarrollo y transformación de la sociedad y el Estado.

Creando nuestro propio pensamiento científico, nuestras propias tecnologías, nuestras propias maquinas al servicio de la sociedad, nuestros propios métodos transformadores de la sociedad, llegariamos a ser un país auténticamente soberano y esto gracias a lo que debe ser el nuevo modelo educativo.

Reflexionemos y brindemos los mejores aportes necesarios para cambiar en positivo, pues solo creando seremos libres, puesto que no solo serian las instituciones del Estado las que tomarían las decisiones sino el pensamiento colectivo liberador del pueblo el que nos conducirá a la verdadera soberanía; es decir Estado y sociedad unidos en el pensamiento liberador a través de la educación, así tendremos la Patria soñada por Bolívar , Don Simón Rodríguez y nuestro Comandante Hugo Rafael Chavez Frias.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6113 veces.



Nelson Sánchez


Visite el perfil de Nelson Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Sánchez

Nelson Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a169663.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO