La autonomía de la UCV para permitir el consumo y venta de drogas en la “casa que vence las sombras”

“La tierra de nadie”  es un espacio de jardines de la Universidad Central de Venezuela, que si otrora era el lugar predilecto para las sillas de extensión y el repaso de las asignaturas antes de los exámenes, hoy es la tierra donde se ha permitido el refugio de decenas de ciudadanos con adicción a las drogas para consumir libremente sus tóxicos, ante la indiferencia de las autoridades. La llamada “autonomía” universitaria que impera en Venezuela, prohíbe que las autoridades policiales o militares puedan actuar dentro de su territorio, lo que ha convertido este lugar de estudios en refugio para aquellos compatriotas que han sido esclavizados al consumo de la heroína, marihuana, crack y otras drogas, sin que exista manera de actuar. No solamente se consume en un bochornoso espectáculo público, sino que los minoristas de drogas expenden sus sustancias descaradamente a quienes ya están atrapados en la adicción y a aquellos que  son atraídos por la curiosidad de consumirlas. 

Decenas de denuncias son recibidas diariamente. La tierra de nadie es el refugio de consumidores y la zona libre del expendio de todo tipo de sicotrópicos. 

Cabe preguntarse entonces. ¿La escuela de Trabajo Social, la de sicología, o cualquier otra, no se dan por enterados? ¿Será que deberé tomar las grabaciones filmadas y hacerlas públicas ante nuestra Asamblea Nacional para solicitar algún tipo de acción que permita a las autoridades pertinentes abordar esta dramática situación? 

Ciertamente que deprime ver a las autoridades de esta casa de estudios inertes y fingiendo demencia ante esta situación. No puede haber ética profesional alguna en los docentes que profesan inculcar valores, cuando ven a diario a estos jóvenes suicidándose en la adicción sin hacer absolutamente nada. 

Es un llamado a la ministra Yadira Córdova, de educación universitaria, para que tome cartas en el asunto. La complicidad de la rectora en hacerse la vista gorda ante este dantesco espectáculo en sus predios debe ameritar sanciones y medidas importantes. 

El Presidente comandante aprobó  en el mes de mayo la creación del Sistema Nacional de tratamiento de las Adicciones y por tanto la ONA y FUNDARIBAS, órganos rectores de éste sistema tienen que asumir la tarea de una forma u otra, la supuesta autonomía universitaria, tan manejada políticamente por los rectores de la oposición de nuestro proceso revolucionario bolivariano, no podrá ser usada para aislar y permitir la destrucción de nuestra juventud. Hay que hacer algo y urgente. 

La droga es el arma del imperio para anestesiar y destruir a nuestras jóvenes generaciones, actuemos con firmeza. 

Viviremos y Venceremos. 

brachoraul@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3453 veces.



Raúl Bracho


Visite el perfil de Raúl Bracho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Bracho

Raúl Bracho

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a134225.htmlCd0NV CAC = Y co = US