El golpe desde la academia y desde el parlamento

La estrategia de la derecha venezolana con libreto y financiamiento de sus manejadores externos, cada día deja más al descubierto el plan para fomentar un nuevo atentado contra las instituciones de la República Bolivariana de Venezuela, porque esa obsesión con abril, no les permite dormir tranquilos.

El modelo ahora es Libia. Los apátridas y sus amos del imperio sueñan con generar una confrontación civil, para de esa manera alcanzar su máxima aspiración, como es la intervención armada extranjera en la patria de Bolívar. “La revolución de los jazmines” fermenta la podredumbre que tienen por cerebro y les hace delirar, viendo al Comandante Chávez, contra la pared y  el sueño bolivariano desvaneciéndose en América, el Caribe y el mundo.

Craso error. El onanismo mental que carcome lo poco que tienen de neuronas, quienes lideran esa idílica aspiración, no les permite reflexionar y establecer parámetros entre lo que representa un líder popular parido por todo un pueblo, surgido de las entrañas mismas de las largas luchas revolucionarias libradas desde que fuimos invadidos por la barbarie europea. Un líder que por venir de la misma tierra de la gente que lo apoya, renuncia incluso a su libertad personal, para dedicar su vida a la causa revolucionaria, un líder que es encarnación indiscutible de las esperanzas y voluntad de su pueblo. Un individuo que se ha hecho pueblo y que por ende el problema para sus trasnochados opositores, no es salir de Chávez, sino salir de todo un pueblo que ha decido ser libre. Esa es la gran diferencia que los enanos cerebros de los llorosos dolientes de la difunta IV República jamás aceptaran, porque en ellos vive es el estereotipado líder que los Joe Napólitan y otros connotados asesores norteños vendían como detergente cada cinco años en las multimillonarias campañas electorales, con las que acogotaban al pueblo elector al cual adormecieron por cinco décadas con el lema “Permítanos  pensar por usted” y con los eslogans de: “Juan Bimba vota por la negra para rescatar la blanca”. El cambio va, “Ese hombre si camina, va de frente y da la cara”. “Yo si tengo la voluntad”. “Si, Sí”, lograron durante cinco décadas, montarnos una dictadura bipartidista, que si dividió al país; donde los izquierdistas no teníamos derecho ni a la vida, por aquellos que instituyó Rómulo Betancourt, a través de una costosa campaña de prensa, radio y televisión de: Comunistas asesinos. Venezolanos siempre, comunistas nunca. Esa fue la excusa para durante los gobiernos de la IV República, exterminar a más de diez mil venezolanos de diferente edades y sexo, a parte de encerrar sin formula de juicio a otros tantos y segregar a más de tres millones de venezolanos que por no estar inscritos en AD, ni en Copei, no teníamos derecho a nada, solo nos quedaba “el derechito”. Derechito al calabozo, derechito al TO3, derechito a los sótanos de las Brisas, que era igual que derechito al cementerio. Para eso jamás hubo ONGs de derechos humanos, Observatorios, ni nada por el estilo.

Los personeros mentores de esa “DEMOCRACIA”, son los mismos que hoy andan por Santiago de Chile, de brazo con los herederos de Augusto Pinochet, conspirando contra nuestro país y cantando fraude contra unas elecciones que faltan casi dos años para que se realicen. Esos mismos son los que desde el parlamento aúpan la campaña de descrédito contra nuestra revolución, pero que rehuyen el debate franco y honesto. Estos son también los que están utilizando payasos para montar huelgas de hambre mediáticas para ver si el gobierno cede al chantaje y se sienta a darles cancha, cuando dejaron a los estudiantes universitarios revolucionarios esperando en la TV para un debate en cadena nacional sobre la realidad universitaria.

Estos herederos de la democracia cuarta republicana, son los mismos que usan a mercenarios inconscientes para defender y presentar como presos políticos, a criminales juzgados y sentenciados por el poder judicial por delitos comunes. Son los que desde las universidades autónomas a las cuales han secuestrado, en nombre de la autonomía, dilapidan los recursos del Estado Venezolano y cuando se les exige cuentas, pegan el grito al cielo porque el régimen comunista de Hugo Chávez está acabando con la universidad.

Nuevamente alertamos a nuestros camaradas a mantenernos vigilantes, porque  los libretos de la CIA, para el golpe de Estado, ahora se leen y se ejecutan desde la academia y desde el parlamento.

Periodista* CNP 2414, cadiz@yahoo.es   cd2620@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2356 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: