¡¡Vetada nueva Ley de Educación Universitaria!!

Por estos días de comienzo de año, hace ya unos 53 años, nuestra Patria ardía a
borbotones, llena de rebeldía contra la dictadura que, en aquel entonces, se
había implantado por la fuerza de las armas en el cuerpo de nuestra sociedad,
bien vale traer a colación las reflexiones del camarada J.R. Núñez Tenorio,
contenidas en su obra “En Defensa de la Rebelión”, quien a manera de autocrítica
nos relata: “La  autocrítica  del movimiento  revolucionario  después del 23 de
enero tiene que levantar tanto los elementos positivos como los negativos de
aquella gesta. Ello es vital para hacer conciencia la propia praxis
revolucionaria del pueblo y de la revolución. Es indispensable para su futura
proyección histórica en una lucha tan profunda y larga como la que tenemos
planteada contra el imperialismo norteamericano. La participación política de
las masas del pueblo, en particular las de Caracas, a través de tres días
consecutivos, preparado previamente  por  miles de acciones  relámpagos que la
pequeña pero organizada izquierda de aquella época realizó en barrios, centros
obreros y públicos (mercados, iglesias, etc.), es un elemento relevante del 23
de enero...La unidad del frente de fuerzas y personalidades, a través del
difícil trabajo de la Junta Patriótica y del Frente Universitario significó
también otra lección positiva de unidad táctica para un objetivo político
central. Pero las fuerzas revolucionarias cometieron serios errores
–especialmente después del 23 de enero. En primer lugar, cayeron en un
tacticismo a ultranza, olvidando los objetivos estratégicos.  Al día siguiente
de derrocada la dictadura el cuadro político del país era cualitativamente
distinto, y, por lo tanto, tenía que cambiar la línea táctica de las fuerzas
revolucionarias. No fue así. En la práctica, a lo largo del año 58, la izquierda
revolucionaria desarrolló una táctica reformista, políticamente sometida al
seguidismo burgués e ideológicamente trabajando con esquemas mecánicos
marxistas. Estos errores de tacticismo y seguidismo burgués obstaculizaron en la
práctica que el propio movimiento popular y sus cuerpos unitarios avanzaran en
la conquista de mayores posiciones de poder en medio de aquella crisis…Todo el
esfuerzo ideológico de los demagogos reformistas se contenta con fingir ante la
opinión pública: la marcha de “la revolución pacífica democrática y
nacionalista”. Todo aquel que se oponga honestamente a semejante ardid es
motejado de extremista o golpista, de desesperado y aventurero, de anárquico y
terrorista, que “no comprenden que todo se realiza en su debida oportunidad”. Y
todo esto acontece, mientras todo el país, a borbotones, grita a los cuatro
vientos que estamos estancados, que la república no puede seguir como va, que la
nación exige en su conducción un cambio sustancial de timón…”, las hemos hecha
extensa, ya que las mismas cobran más actualidad que nunca antes, debido al
reciente anuncio hecho por el Camarada Presidente Hugo Chávez, de proceder a
vetar la Nueva Ley de Educación Universitaria, aprobada en nuestra Asamblea
Nacional.   

En esta oportunidad, en que, ya es un hecho la sobrevivencia de la
universidad heredada de la cuarta república, desvencijada y venida a menos, en
universidad tecnocrática y al servicio de la burguesía;  es propicio recordar,
como el reformismo se impuso en el 58 y  dio cabida a 40 años de gobierno
democrático burgués, sustentados en el Pacto de Punto Fijo, esa desgracia la
sufrió fue nuestro pueblo, que se vio sometido a  las inclemencias de la pobreza
extrema, la exclusión de sus hijos/hijas al libre acceso a la educación
universitaria, al derecho a la salud, a la buena alimentación, a la vivienda
digna y no, los ranchos que desde entonces pasaron a ser el prototipo para
los/las pobres, en fin, nuestro pueblo pasó a ser más pobre que nunca antes.

 Es menester también recordar, que durante el presente decenio de Gobierno
Revolucionario, un 28 de marzo de 2001, se realizó la Asamblea Constituyente
Universitaria, que bajo la consigna de “Transformación Universitaria” propulsó
el cambio estructural de nuestras instituciones universitarias, en esta
oportunidad el extremismo, propio de la juventud universitaria de ese entonces,
los llevó a la sede de reuniones  del Consejo Universitario de la UCV, en donde
el fuego rebelde de nuestra juventud revolucionaria, los impulsaría a la toma
del despacho de sesiones.

 Con esa acción, se apagaría la llama del fuego encendido por  la
Transformación Universitaria; tuvimos que esperar 9 años con sus meses, para
que, de nuevo, esa llama volviera a retomar su energía aplacada por la reacción
contrarrevolucionaria que devino contra la juventud universitaria de 2001. La
Nueva Ley de Educación Universitaria abriría los cauces para que la Revolución
Bolivariana galopara a lo interno de nuestras instituciones universitarias,
propiciando su adecuación a los nuevos tiempos de cambio y transformación
radical de las instituciones universitarias.

 De nuevo, el tiempo histórico se hace presente, para frenar esa posibilidad de
transformación revolucionaria de nuestras instituciones universitarias. Razones
técnicas se aluden, "En la práctica es inaplicable. Hay razones políticas y
técnicas. Y entran en la decisión observaciones serias hechas por la oposición",
expresa el Camarada Presidente Hugo Chávez, pero nos preguntamos y le
preguntamos Camarada Presidente, ¿existen fórmulas precisas  para  la
construcción del Socialismo?, así como no existen  para su construcción en el
país, como usted lo ha manifestado públicamente, en diferentes ocasiones,
 tampoco las hay para su construcción a lo interno de nuestras instituciones
universitarias. El socialismo no se ha de construir a partir de las ideas
"científicas" que tengamos en nuestras cabezas o en nuestros libros, ni por la
acción de un grupo esclarecido; como decía el “Che” Guevara, “el Socialismo está
en germen en el pueblo”. No es el Socialismo ninguna construcción teórica o
"científica" pensada desde fuera, sino el desarrollo contradictorio, creativo,
que se realiza todos los días en nuestras luchas, proyectos, encuentros y
debates.

 "Todo fluye, pero no por fuera de sus márgenes. El mundo no es "fluido", hay
cambios en él, la cristalización de elementos durables (coagulados), aunque no
por cierto "eternos". Entonces la vida crea sus propios márgenes para sí misma
para más tarde borrarlos. Los cambios cuantitativos de materia en un estadio
dado presionan contra esas formas coaguladas, las cuales eran suficientes para
su estado previo. Conflicto. Catástrofe. O la vieja forma vence (sólo
parcialmente vence), haciendo necesaria la auto-adaptación del proceso
(parcialmente) conquistado, o el proceso de movimiento revienta la vieja forma y
crea una nueva, por medio de nuevas cristalizaciones de sus matrices y la
asimilación de elementos de la vieja forma"(Escritos Filosóficos, León Trotski).
Es la ley de la dialéctica de los cambios que hoy ocurren en nuestra Patria.
 Es esa misma dialéctica de los cambios que alteran la fisonomía de nuestra
Patria, que motivan  al Camarada Presidente Chávez, a plantear como salida a la
crisis abierta, a raíz del veto a la Ley de Educación Universitaria: "Esta Ley
tiene muchas fortalezas; también tiene muchas debilidades, pero tiene un gran
ámbito para la discusión y el debate. Abramos el compás. Merece ser discutida
con amplitud. Le pido a los estudiantes revolucionarios comprensión con esta
decisión" (Hugo Chávez, 04-01-2011). Como diría Lenin en un momento como este:
“Un paso adelante, dos pasos para atrás…Es algo que sucede en la vida de los
individuos, en la historia de las naciones y en el desarrollo de los
partidos…Hemos logrado ya mucho y debemos seguir luchando, sin que nuestro ánimo
decaiga ante los reveses…”(Lenin, Un paso adelante, dos pasos atrás).
La apertura democrática a la confrontación de ideas, dar continuidad al debate
que ya iniciamos con la aprobación dada por nuestra Asamblea Nacional a la Ley
de Educación Universitaria, que sirva de base para el debate ese papel de
trabajo hecho Ley. Que no decaiga la voluntad revolucionaria de los/las
camaradas universitarias, abramos las compuertas de la Democracia Participativa
para que en un plazo perentorio, que no sean los 40 años del puntofijismo o los
9 años y sus meses de la toma del salón de sesiones, sea posible construir la
nueva Universidad que nuestra Patria reclama para la construcción y
consolidación de su independencia como Nación soberana!!!

Postscriptum: llama poderosamente la atención las respuestas que han dado a la
rectificación del Camarada Presidente Chávez, los agentes del imperialismo en
nuestra Patria, ¡ahora sí hay democracia! Claman bravíamente: “La rectora de la
Universidad de Carabobo (UC), Jessy Divo de Romero, consideró que en la noche
del martes triunfó la "democracia y la pluralidad en las universidades". Expresó
que se sintió satisfecha pues el Presidente fue sensato y entendió el llamado de
los universitarios y ciudadanos…” (El Carabobeño, 05/01/2011), curiosa expresión
para quien hasta anteayer en nuestra Patria no había Democracia sino dictadura.
En la misma onda la rectora de la UCV manifestó: La Rectora agradeció a toda la
comunidad universitaria por la valentía mostrada para exigir que no se
promulgara la ley y pronunciarse en favor de la democracia y la libertad.
Felicitó además a los estudiantes universitarios que fueron constantes en la
lucha por la autonomía universitaria. "La universidad venezolana le dio un gran
ejemplo al país, a los que creen en la libertad y la democracia", destacó…”
(Globovisión, 05-12-2010).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4094 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /educacion/a115093.htmlCd0NV CAC = Y co = US