Enternecidos dueños de colegios por año escolar

La reunión de dueños de colegios con “asociaciones de padres y representantes” de utilería, cuando no socios, utilizados por los primeros para dar fuerza a sus exigencias e imposiciones, de aquelarre de disociados, se convirtió en enternecedora.

Lloraban a lágrima viva por la desdicha que les abatía, afectado amor por la educación, sus fines, alumnos a punto de ser desgraciados, frustrados y condenados a la sombra, a causa de la decisión “sin precedentes” en la historia nacional, tomada por quien no debe, al ordenar iniciar el año escolar el lunes 4 de octubre.

Ante tanto dolor y desconsuelo me puse a sacar cuentas. Del diecisiete de septiembre al 3 de octubre son diecisiete días de los cuales seis son sábados y domingos. Eso reduce la cuenta a once días laborables. Como hay elecciones, cosa que no es mala aunque uno de perdedor salga, habría que restarle a la cuenta cuatro días, para llegar a siete de clases. Pero hay algo más, el diecisiete de septiembre, primer día de clase, es viernes, lo que hace suponer, conociéndonos bien los venezolanos, que suizos no somos, como dijese una vez alguien, que ese día también sería de “forzoso” asueto, quedando el balance en seis.

En definitiva, estrictamente se perderían sólo seis días de clases y, ese sería el lapso a reprogramar como resultado de la decisión del Ministerio respectivo. Decimos esto, porque las suspensiones que imponen las consultas electorales son previsibles.

Viéndolo así y por otras razones que luego daremos, no se entiende la tragedia que embarga a los dueños de colegios, sabiendo además que hasta reducirán gastos y los representantes pagarán completo.

Como uno bien sabe de valores entre ellos prevalecientes, porque hemos vivido en las entrañas del monstruo y son simplemente los de empresa mercantil y empresarios, no queda más que decir la verdad de aquella aparente mortificación. Que todo el mundo sabe, pero que bien vale la pena reiterar.

La cultura mercantil, ateniéndonos a que cobrarán completo a cada representante, no así a los de las asociaciones de utilería que son pocos, pero rinden buenos dividendos y además disminuirán sus gastos, debería inclinar a los dueños de colegios a no mortificarse.

Porque uno descarta les preocupe que la medida anunciada afecte fines últimos del sistema educativo y pertinente formación de los muchachos, nos lleva a la idea que deben andar en otra cosa. Más práctica, rentable y hasta coherente con aquello que mejore y asegure el negocio; lo que bien se aviene con su irrenunciable lógica.

Volvieron a la vida pasada, recogieron sus bártulos de protestar – gorras, pitos, banderas de siete estrellas, gomeras lanza tuercas - tirados en abandono en sucias gavetas y saltaron “con mi escuela no te metas”.

Porque les llegó lo que esperaban, un motivo para meter la escuela y niños en campaña electoral en apoyo a quienes quieren que “Chávez ya se vaya”.

Esa preocupación por reprogramar el año escolar es tan falsa que, en diciembre, siempre suspenden las clases unos cuantos días antes de lo que prevé el calendario escolar. En junio, no muy avanzado, dan por finalizadas las jornadas de aula, sin que ello sea forzoso, e inician las finales del año. En ambos lapsos, bien lo sabe uno porque se pasó cuarenta años en la escuela secundaria primero y luego en la básica, sobra espacio para reprogramar y aún para los días que por distintos motivos, como parar la escuela para protestar contra el gobierno, suspenden las clases.

EL argumento que el niño en vacaciones se vuelve como un estorbo para los padres, aparte de nada tierno y si deleznable, se responde preguntàndonos:

¿Qué hicieron quienes pararon escuelas por dos meses por tumbar a Chávez, lo que no era del interés de la educación ni de los niños?

¿A los niños se les debe enseñar elegir y revocar o tumbar?

damas.eligio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1740 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a107536.htmlCd0NV CAC = Y co = US