¿Es necesaria la incorporación de la Universidad de Los Andes en el proceso de transformación, como verdad histórica de Merida y Venezuela?

Contradicciones en los fundamentos de la filosofía política de la construcción colectiva y relaciones horizontales de la Revolución.

Las universidades históricamente, en su mayoría, han asumido su compromiso con la lucha del pueblo por el Camino Político Tradicional Alternativo, CPTA. Un camino que fue desviado y subordinado, más nunca desaparecido, por el Camino Político Convencional CPC en favor de una minoría, que se apropio del poder. Es un compromiso que se manifiesta en una unión entre la universidad y la lucha del pueblo que se niega a ser subordinado y dependiente, en favor del saber al servicio de la libertad y construcción de la patria soberana. Muchos de los que hoy estamos en el proceso por la transformación, como verdad de la Patria Bolivariana de Venezuela, somos el resultado, el efecto, de la presencia en el tiempo pasado, de hombres y mujeres rebeldes, pertenecientes a una auténtica universidad al servicio de los intereses de la mayoría, que es el pueblo.

Lamentablemente las universidades, entre ellas la ULA, en la últimas décadas, no escaparon de la influencia y penetración exógena de los intereses neoliberales y de la globalización de la sociedad que responde a la ideología consumista, mercantilista y capitalista, al servicio de los intereses imperialistas-transnacionales y se impuso en ella el Camino Político Convencional, CPC, del dominio de la minoría. Un camino que, sustentado en el autonomía universitaria, pretende aumentar y mantener el control de las universidades y un caso particular es la ULA. A pesar de esa penetración y dominio, la lucha no ha desaparecido, continua y se hace presente en una parte de los ciudadan@ que hacen vida en ella, y actualmente identificados con los procesos de cambio de transformación estructural e histórica que se experimenta en Venezuela.

En esta oportunidad se quiere llamar la atención acerca de la importancia del sector universitario público en la sociedad venezolana para la construcción colectiva y en relaciones horizontales, que implica una verdadera democracia comunitaria participativa en tiempos de revolución. Relaciones necesarias en función de la Democracia comunitaria y participativa, de la felicidad social, capaz de des-construir, para transformar, la superestructura de la sociedad dominante con su ideología capitalista, su democracia representativa y sus relaciones verticales dominantes y discriminatorias que generan la injusticia social. Todos los sectores, con su mundo circundante, deben participar y son necesarios para consolidar la construcción colectiva y la transformación en torno a hacer la nueva sociedad mas humana, ambientalista y con sentido comunitario. Ningún sector puede ser ignorado y necesaria es la participación de todos los sectores, como lo son el sector salud, militar, obrero junto a los empleados públicos y técnicos, campesinos, el sector cultural, deportivo-recreativo, el sector de jóvenes, mujeres, el sector de economía de servicio, productiva e industrial y el sector de la educación inicial, básica, secundaria y universitaria.

Actualmente la preocupación se centra en el sector de las universidades públicas por cuanto no han sido abordadas e integradas, sutil e inteligentemente, con una adecuada política al proceso de transformación en beneficio de la patria. Urgente son los comportamientos que superen las reuniones con las autoridades universitarias y discusiones de presupuesto, la falta de presencia del Ministerio en el interior de las instituciones estudiantiles. Necesarios son los encuentros Ministerio-universidad. Encuentros de consulta, de reuniones para compartir y solicitar aportes que contribuyan al proyecto de desarrollo de país, para motivar al trabajo participativo con el estado, al compromiso con la patria y sus obligaciones como universidades públicas. Son comportamientos por parte del Ministerio, de desplazamiento y de ignorar, que en parte han favorecido el crecimiento y consolidación de los grupos dominantes pertenecientes al Camino Político Convencional, CPC, y de los movimientos de la oposición realistas de la derecha dentro de las Universidades. Grupos y movimientos que supuestamente usan el dinero del pueblo para atentar contra la nación y el gobierno.

Frente a otros sectores, el sector de las universidades públicas, ha recibido un trato desigual y de no incorporación a los proyecto de transformación de la nación en los aspectos académicos, de investigación, de producción junto a la extensión, económicos y de seguridad social. Posiblemente, debido a esa falta de incorporación, la universidad, a su interior, desconoce los contenidos de gobierno, se encierra en si, no se activa, sintonizando con el tiempo, con la realidad de la nación, continua ajustada a los intereses del Camino Político Convencional (CPC), integrados a los intereses capitalistas y transnacionales imperialistas y asumiendo otro mundo en estado de aislamiento de la realidad que se vive en el país.

Necesaria es una nueva y mayor relación-participación y acción entre la Universidad- Ministerio, atendiendo y considerando la llamada “Autonomía Universitaria”. No se puede negar que se han hecho varios intentos como el llamado a presentar proyectos y la ley de servicio comunitario como opción para activar la nueva propuesta curricular. En el 2005 se dio un un intento y se llamó a participar con proyectos vinculados a la academia, la investigación y extensión que se adecuaran mutuamente a las proyectos del estado-universidad. El personal docente acudió con entusiasmo y presentó proyectos, sin distinción de colores partidistas e identificados con la auténtica política donde el centro es la patria soberana. Lamentablemente cajas y cajas que fueron enviadas a Caracas quedaron en el olvido y posiblemente, horas de trabajo humano financiado con los dineros del estado de todos nosotros, se perdieron o yacen en estado de abandono en las edificaciones del Ministerio del Poder Popular para la educación universitaria.

En estos tiempos de crisis económica, por factores internos y externos, necesaria es una integración y una mayor consideración directa con el personal de las Universidades públicas- autónomas y en este caso la ULA para la participación en todos los proyectos de desarrollo de la nación en los diversos campos y consolidar la nueva constituyente universitaria, junto a la ley de universidades. En tal sentido se manifiesta la necesidad de ir mas allá del aporte económico, del presupuesto para su mantenimiento que debe cumplir el gobierno para garantizar los derechos de quienes aportan sus horas de trabajo junto a su vida a una institución. Es un ir más allá y que se mantenga una conexión permanente de relaciones horizontales directas, abiertas, de construcción colectiva para activar e incorporar la investigación, la academia, la extensión al servicio social mediante convenios con el gobierno u otras posibilidades necesarias de crear, de inventar para avanzar en la transformación histórica , como verdad que vive la República Bolivariana de Venezuela.

bettyoso@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2006 veces.



Betty Osorio

Profesora de la Universidad de Los Andes, Mérida y titiritera

 bettyoso@hotmail.com

Visite el perfil de Betty Osorio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: