Economista criollo explica ¿Qué hizo frenar la subida del dólar en estos días?

La gran pregunta que debemos hacernos hoy ¿es que realmente pasó en la economía venezolana la semana del 22 al 28 de agosto de 2022, cuando hubo un intento de desestabilización cambiaria?

Simplemente, lo que hubo fue el pago puntual de una deuda gubernamental a todos los educadores del país, que conllevó a un estímulo al consumo de bienes y servicios, y como consecuencia a una sobredemanda de divisas, que de manera inmediata conllevó a una devaluación forzada, obligando al BCV a intervenir de manera directa, inyectando más divisas al mercado cambiario. Así fue la dinámica real de la economía en esa semana.

Todo parece indicar que el repunte del paralelo llegó a su techo cuando alcanzó los 9,3 bolívares por dólares. Solo bastó dos días de intervención del Banco Central y el dólar paralelo detuvo su racha al alza, y más bien retrocedió al cierre del viernes 26 de agosto al ubicarse en 8,3 bolívares por dólar. Al día 31 de agosto seguía bajando al ubicarse en 8,15.

Por su parte, el Bolívar se devaluó alrededor del 20%, cerrando el viernes al alza con un valor de 7,8 bolívares por dólar y ya lleva 4 días estabilizado en ese precio.

Como vimos, el BCV inyectó divisas y ahora el mercado está satisfecho para que el comercio, los importadores de oficio, entre otros, acudan a la banca pública y privada para adquirir sus dólares para reponer sus inventarios e importar las mercancías que requiere el exquisito mercado venezolano. Ya no tienen necesidad de acudir al mercado paralelo porque el sistema bancario tiene suficientes dólares para satisfacer el mercado productivo y comercial.

Quedará para la historia económica contemporánea de Venezuela y, como aprendizaje de la población, la dinámica que ocurre cuando se inyecta de golpe muchos bolívares al mercado monetario sin previo respaldo de divisas, indistintamente que sea dinero con fines sociales, pagos a empleados públicos, para inversión productiva, infraestructura, incluso, para aumentos salariales. Esa dinámica monetaria y cambiaria es propia de países altamente dependientes de importaciones.

¿Qué si hubo un incremento de algunos precios de bienes debido a la incertidumbre, devaluación, la especulación cambiaria y la manipulación de precios?, ahora le tocará a la Sundde y a la Fiscalía ir a visitar negocio por negocio para revisar los inventarios y compras al por mayor realizadas en estos últimos días y determinar si hubo incrementos de precios justificados o no. Si hubo especulación entonces les toca sanción, multa e incluso hasta prisión.

También, le corresponde a la población consumidora exigir el respeto al cumplimiento de la normativa cambiaria para la venta de mercancías o servicios al tipo de cambio oficia que fija el BCV.

¿Que si habrá un poco más de inflación? Claro que lo habrá, pero no será tanto ni tan letal como lo presagiaban los enemigos de Venezuela.

¿Que los que ganan en bolívares ahora compraran un poco menos con su salario en bolívares?, es muy probable, pero recuerden, todo es relativo, porque la cosa pudo haber sido peor si el Gobierno no interviene a tiempo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3360 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: