Pandemia por coronavirus y nuevo orden tributario

En medio de las nefastas consecuencias socioeconómicas derivadas de la pandemia por COVID-19 y su manejo malintencionado por parte de las élites, no podían faltar las medidas gubernamentales en materia tributaria, necesarias según el punto de vista capitalista y supuestamente favorables en parte a los necesitados. Ciertos impuestos fueron reducidos, otros fueron aumentados y algunos fueron eliminados de forma temporal; no obstante, lo que se viene en el ámbito tributario luego de cierta recuperación macroeconómica, enmarcado en el nuevo orden mundial, no será nada positivo para la mayoría de la humanidad. Estamos a las puertas de un nuevo orden tributario global, en consonancia con la corporocracia criminal que pretende consolidarse, y por tanto favorable a la preservación de la misma.

Dicho nuevo orden tributario se caracterizará, a grandes rasgos, por un aumento general y progresivo de las tasas y montos impositivos, que sin duda alguna mejorará los ingresos estatales (recaudación fiscal) e irónicamente beneficiará al gran capital, cuyos propietarios harán que consumidores y usuarios finales sean quienes paguen con creces los impuestos exigidos a las corporaciones. A continuación, algunas de las particularidades tributarias en el contexto del nuevo orden impositivo mundial que se aproxima, claramente negativo para la mayoría empobrecida y para los propietarios de pequeñas empresas formales y trabajadores informales:

  1. Aumento del IVA.

  2. Subida del impuesto sobre la renta.

  3. Elevación del impuesto a las propiedades.

  4. Imposición de tributos globales a los negocios digitales en plena sociedad virtual-cibernética, incluso a aquellos que no producen ingresos elevados.

  5. Implantación de tributos especiales a personas naturales. Ridículos para los adinerados, pero duros para los ciudadanos asalariados.

  6. Proyección de impuestos a la economía informal, a la que cada día se suman más personas desechadas por el sector formal público y por el privado.

Evidentemente el nuevo orden tributario global ha generado y generará reacciones sociales en distintos puntos del planeta, tal como en el caso de Colombia, país muy castigado por las consecuencias de la emergencia sanitaria. Forma parte del nuevo orden mundial criminal, contra el que se debe luchar intensamente en todo el orbe antes que sea demasiado tarde.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 483 veces.



Rubén Alexis Hernández

Licenciado en Historia, Magíster en Historia de Venezuela. Antiimperialista, izquierdista y ateo

 ruhergeohist@yahoo.com

Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus