Beato José Gregorio Hernández. El médico de lo que abunda bastante: "Pobres"

Los Venezolanos estamos de júbilo este mes se ha aprobado la beatificación del Doctor José Gregorio Hernández, Nuestro primer beato laico nació en Isnotú estado Trujillo el 26 de octubre de 1864, gran parte de su vida la vivió en Caracas él fue un ejemplo de un buen ciudadano: un excelente profesional se graduó de médico y realizó estudios en Europa que permitieron implementar avances de la medicina en nuestro país, como es el caso de los estudios de bacteriología, fue un servidor del pueblo y de la patria, él y otros destacados médicos atendieron a la población durante la pandemia de la llamada gripe española. Quiso dedicarse a la iglesia tuvo que desistir de la idea tras una enfermedad que complicaba su salud y se empeoraba al exponerse a las bajas temperaturas de los inviernos de Italia en donde se ubicaba el seminario al cual acudió dada a su vocación de servir a Dios, pero estaba claro que Dios le reparaba otro destino, fue así que se destacó por atender a sus pacientes su dedicación fue exclusiva a los enfermos , les devolvía la salud y los que no podían pagar sus servicios los exoneraba y por su cuenta corría el pago de las medicinas. José Gregorio llevo una vida santa y una lamentable muerte. Fue atropellado por unos de los pocos vehículos existentes para la época, el 29 de junio de 1919 cuando cumplía 31 años de graduado como médico.

José Gregorio se convirtió en un santo en el sentir popular de nuestro país a él se le atribuyen centenares de milagros relacionados con curaciones, los católicos venezolanos hemos pedido al menos una vez su intercesión para solventar alguna afición, el que no se haya visto en esta necesidad igualmente da fe por conocer a alguien cercano que haya tenido la intercesión.

El Milagro que fue preciso para lograr su beatificación fue realizado a la niña Yaxuri Solórzano en el año 2017, la cual luego de ser herida mortalmente se recuperó extraordinariamente.

José Gregorio Hernández es llamado el medico de los pobres. La carencia de recursos materiales hace a una persona pobre, no es del todo malo en muchos casos el estar desligados del amo (dinero) se muestra la humildad en el actuar. "Dichosos o bienaventurado los pobres "lo dice la biblia en referencia de la esperanza del reino de los cielos pero tampoco es bueno padecer por alimentos y servicios básicos.

Actualmente con la crisis económica y el covid 19 serán muchos los pobres en el mundo entero. En Venezuela con pandemia o sin pandemia el sueldo alcanza es para una que otra cosita, los dolores perdón dólares marcan el precio de casi todo necesidad e impotencia a todos nos afecta y nos extrañamos de que las personas que veíamos casi que de forma despectiva por el singular lenguaje o comportamiento, algunos residenciados en sitios populares ahora por obra y gracias del familiar que tenga en el extranjero tienen tranquilamente su paquita de los billeticos verdes, cuando el ciudadano anti común es el que no tiene ni el dólar de la suerte que acostumbraba a guardar en la billetera, dado a que los sueldos son emitidos en bolívares soberanos. Tenemos pobres con dólares y trabajadores sin dinero, educación y salud gratuita pero bloqueada, costear cualquier tratamiento médico sale costoso y se requiere de recolectas y potazos para medio reunir.

No es suficiente el panorama anterior la pobreza de mente y pobreza de alma campea en estos lares, nadie se conmueve por el prójimo, tenemos cada día más profesionales pero sin el conocimiento apto, la pobreza monetaria nos hace delirar pensamos todo el día en "comida" y los pocos que cuenta con dinero para comer bien, pasan horas exhibiendo el logro por las redes sociales en donde se evidencia que las damas y/o caballeros se conquistan o se mantienen a gusto en las relaciones parece que a punto de platos de comidas compradas y está en tendencias para los cumpleaños regalar globos en una caja con unos ponqué o chocolates muy bien decorados pero ahora los acompañan con pastelitos o empanadas o sea chucherías de marcas y dolorosas (pagadas en dólares) costosas, y sin glamour ya que antes no era nada fino eso de estar mezclando comidas dulces y saladas y menos sin la debida servilletica.

Los creyentes oramos para que el covid no se siga esparciendo en el país, protegidos y actuando debidamente veremos que será pasajero aunque la nefasta situación económica cada vez afecta más. Doctor José Gregorio Medico de todos protégenos y cura nuestros males aleja al coronavirus y cura el bolsillo de los dolores amén.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 513 veces.



Fátima Piñero

Comunicadora y docente

 asdrudypi@gmail.com

Visite el perfil de Fátima Piñero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fátima Piñero

Fátima Piñero

Más artículos de este autor


Notas relacionadas