El Petro, excluye ha las personas ciegas

El Petro (PTR) es un cripto activo o criptomoneda (dinero digital). Este instrumento financiero de la República Bolivariana de Venezuela, confeccionado y desarrollado por el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología, entró en vigencia el 08/12/2017 mediante Decreto Presidencial número 3196, publicado en la Gaceta Oficial número 6346, que instituye su marco legal de funcionamiento, funda la Superintendencia de Criptoactivos (SUNACRIP), institución adscrita a la Vicepresidencia de la República, y que es responsable del desarrollo y las actividades con Criptoactivos en el país. Además, en dicha normativa se establece que el Petro está respaldado por recursos naturales tales como las reservas minerales de Petróleo, Oro, Coltán y Gas. Y anclado a un barril de Petróleo, fijando su valor en 60 dólares estadounidenses o su equivalente en otras monedas como Euro, Rublos, Yuanes, etc.

El Petro fue lanzado oficialmente el 20/02/2018, generando gran expectativa en los inversionistas por tratarse de algo novedoso, una criptomoneda impulsada por un Estado. Vale recordar que las primeras, y en general las criptomonedas como el Bitcoin, no son dependientes de los países, como el dinero fiduciario que tiene el aval del Banco Central del país o grupo de países, ejemplo la Unión Europea, por lo contrario son de particulares. En principio, el Petro (PTR) tenía "commodities" en Yuanes y Rublos, con los Petro-Yuanes y Petro-Rublos, es decir, eran convertibles en estas monedas, con lo que se garantizaba un mercado para su accionar. El Petro se convirtió en la primera moneda digital o criptomoneda en ser promovida por un Estado, además de ser la primera en ser construida y manejada por un gobierno con el respaldo de reservas naturales, en este caso minerales (minas no explotadas). Así, pues, Venezuela entró en la era del dinero electrónico.

#Sistema excluyente

El Petro es un sistema que excluye a buena parte de la población. Al ser pensada en la Web y sus diferentes servicios electrónicos, excluye a los pueblos que no tienen Internet de manera continua, como por ejemplo, el estado Zulia donde las fallas eléctricas pueden llegar a dejar sin luz hasta 12 horas de manera recurrente. También deja fuera a los abuelos, quienes en muchos casos desconocen las nuevas tecnologías y no se acostumbran a utilizarlas, a los ciegos por no poder movilizarse en la página del Petro ni hacer de forma autónoma las operaciones.

Lo antes expuesto, va en menoscabo de los artículos: 19, 20, 21, 80,81, de la

Constitución de la República Bolivariana De Venezuela en los cuales se establece:

"El derecho de los ciudadanos al goce pleno de sus derechos, la garantía de desarrollar la personalidad de forma autónoma, la prohibición de la discriminación, la garantía a los ancianos de sus derechos plenamente y la equiparación de oportunidades".

#Sueldos en Petros

El 17/08/2018, en cadena nacional de radio y televisión, en el marco de la reconvención monetaria y entrada en vigencia del Bolívar Soberano (BSS), el Presidente de la República, Nicolás Maduro, sorprendió al país al anunciar el nuevo salario mínimo calculado en medio Petro, para la fecha 30 dólares o 1800 Bolívares Soberanos, más un 10% del monto en cestatiket, lo cual representó un aumento de casi 6000% en los sueldos y salarios. Desde agosto de 2018, hasta el aumento de octubre de 2019, siempre el gobierno, antes de anunciar los decretos presidenciales de aumento de sueldos y salarios, aumentaba el valor del Petro en la página del Banco Central de Venezuela (BCV). La acción no se aplicó con el aumento de enero de 2020 pues el sueldo mínimo pasó a 250 mil Bolívares y el Petro se cotizaba para la fecha sobre los dos millones de Bolívares, dejando atrás la idea del equivalente a medio Petro como referencia para los pagos de salarios.

Si se cumpliese de forma correcta el anunciado anclaje de los sueldos al Petro por el Presidente de la República, Nicolás Maduro, no perdieran poder de compra en tan poco tiempo los trabajadores venezolanos pues si el dólar sube el Petro también aumenta su valía, lo que mantendría en 30 dólares el sueldo sin importar en cuanto se cotice la divisa estadounidense, y con ello se generaría un muro de protección al pueblo más humilde que es quién más sufre los embate de la crisis económica.

En diciembre de 2019 el gobierno nacional pagó a pensionados y empleados públicos parte de los aguinaldos en medio Petro, lo cual movilizó la economía y a la sociedad. En principio algunos comercios reportaron que los pagos en Petro se le hacían efectivos rápido. Luego esto cambio y existen múltiples denuncias de los comerciantes que aseguran que no han podido recibir su dinero correspondiente a las ventas con el sistema del Biopago, en divisas o Bolívares.

Por otra parte, fue muy lamentable ver a personas de la tercera edad hacer colas de muchas horas, incluso algunos abuelitos dormían a las afueras de los comercios para intentar comprar con su medio Petro, con el sistema del Biopago, el cual presentó muchas fallas durante los días del pasado mes de diciembre, en especial, al ser utilizado para el cobro en Petros. Asimismo, muchos comerciantes subieron los costos de los productos por ser cancelados con Petros, ejemplo, una harina de maíz precocida llegó a costar hasta el doble.

#Ahorros En Petros

El 05/11/2018 el Petro inicia una nueva fase que lo acercaría mucho al pueblo al permitirse ahorrar en la pagina Patria. El ahorro en Petros permitió a los venezolanos obtener ganancias por los bolívares depositados vía bonos al monedero, al guardar por unos días en Petro se aumentaba el ingreso monetario. Esta practica dio promoción al Criptoactivo nacional porque muchos ciudadanos empezaron a tenerle más confianza al nuevo sistema financiero digital ensanchando el mercado y sus diversas posibilidades.

Para unos significó la oportunidad de generar recursos extras nada despreciables en estos tiempos de "Guerra Económica". Posteriormente, entraron al negocio varias casas de cambio, lo que aumentó la eficacia del mercado a pesar de las restricciones impuestas por el gobierno de Donald Trump.

#Sanciones al Petro

El gobierno de los Estados Unidos, en marzo de 2018, impuso de forma unilateral e ilegal, "sanciones al Petro", prohibiendo su uso a las empresas estadounidenses y a todos los que utilicen el sistema financiero de ese país, argumentando que el Petro "es una moneda fraudulenta, Maduro intenta burlar las restricciones económicas que se le impusieron", (bloqueo de cuentas naturales y jurídicas relacionadas con Venezuela), esto fue tomado por los enemigos del Petro en Venezuela como la muerte de la criptomoneda nacional. Estos ciudadanos que se deleitan con el sufrimiento del país, principalmente los constructores de noticias falsas basadas en la "Posverdad", promovidas para generar zozobra en la población y causar más inestabilidad social, política, económica, e institucional, se apoyaron en las medidas ilegales del Presidente, Donald Trump, para aumentar su descalificación y apostar al fracaso del Petro.

#Criptomonedas Venezolanas

Una criptomoneda o criptoactivo es un sistema de dinero digital basado en la confianza y la tecnología Blockhain o cadena de bloques. En esta plataforma se transan las operaciones financieras con una particularidad: son encriptadas y no pertenecen a un país, incluso, no siempre se conoce quién es el que la propone. Además, este medio económico no se rige por la normativa de la banca tradicional, lo que la hace apetecible para los dineros no licitos al no ser supervisados por los sistemas de seguridad.

En Venezuela, aparte del Petro, existen otras criptomonedas que pertenecen a particulares entre las cuales están el Bolívarcoin, Andescoin, Onixcoin, Rilcoin, siendo un mercado en el cual se hacen inversiones como una forma de protegerse de la crisis económica que ha devaluado de forma violenta el Bolívar. En América Latina, Venezuela es uno de los países que más utiliza criptomonedas a pesar de la crisis de los servicios de Internet, eléctricos y la dificultad económica.

Desde su puesta en funcionamiento, El Petro (PTR) ha generado múltiples polémicas, una de ellas es la discusión si es o no una criptomoneda. Por una parte los promotores defienden la teoría de que es una criptomoneda soberana del país que viene a eliminar la hiperinflación inducida (la guerra económica) que tiene entre sus campos de acción la llamada "dolarización de la economía", por la vía de los hechos, causando unas enormes brechas sociales que han dejado en la pobreza extrema a muchas familias venezolanas, por no poder acceder a productos, alimentos, medicinas, etc. Por su parte los detractores, principalmente los opositores políticos al presidente de la República, Nicolás Maduro, argumentan que el Petro es "una estafa que no puede ser respaldado por un recurso que no se ha explotado aun, que nadie puede creerle nada al gobierno, que técnicamente no es una criptomoneda por que la impulsa un Estado", etc.

Sin embargo, este sistema cada día se fortalece aun más, a pesar de las campañas feroces basadas en noticias falsas y en la llamada "Posverdad" que auguran la muerte del Petro, muchos ciudadanos, incluyendo a empresarios y comerciantes, han tomado esta criptomoneda como una oportunidad de crecer o de no hundirse por la hiperinflación promovida por, según el gobierno, "la guerra económica y mediática", que ha causado una violenta crisis socio-económica que ha dejado un terrible saldo de perdidas de vidas por falta de medicinas y múltiples venezolanos fuera del país.

#Victimas de la crisis, en Venezuela

El informe de ACNUR (Oficina de las Naciones Unidas para los Refugiados) en su pagina Web indica: "son unos 4 millones 700 mil los venezolanos que salieron del país y andan por todo el mundo, de ellos, más de 2 millones se encuentran en América del Sur, muchos no tienen documentos, permanecen ilegales. Existen unas 760 mil solicitudes de asilo y cada día salen más seres humanos de la nación en búsqueda de mejoras", lo cual no siempre se encuentra. Evidencia de ello son las cientos de denuncias de xenofobia en contra de los venezolanos, explotación laboral, prostitución, en Ecuador, Perú, Colombia, etc.

Según el informe de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, "los problemas socio-económicos en Venezuela se agudizaron por las "sanciones económicas" impuestas al país; bloqueo a la Petrolera Estatal (PDVSA) y sus empresas filiales, así como la restricción al uso de los mercados financieros internacionales; el saldo es aumento de la crisis Humanitaria en el país por la falta de medicamentos, falla en los servicios por las restricciones a la República, escasez de alimentos, etc.".

#Guerra Económica

En 2017, Venezuela entró en una hiperinflación inducida que dejó en la pobreza extrema a miles de familias, lo que generó el éxodo de, según ACNUR, millones de venezolanos al exterior, incluyendo a niños, embarazadas y personas de la tercera edad o con discapacidad.

Para sortear las "sanciones económicas" fue creado el Petro, con la finalidad de proteger la moneda nacional, el ingreso de los venezolanos, las operaciones financieras internacionales de la República, las reservas internacionales del país, etc. No obstante, el Gobierno del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, impuso "sanciones al Petro" para facilitarle la tarea a los actores políticos que se oponen al Presidente, Nicolás Maduro, quienes presentan el deterioro del país como una responsabilidad exclusiva del Poder Ejecutivo e ignoran que el informe de la ONU sobre los Derechos Humanos reconoce que Venezuela sufre por las restricciones económicas, siendo la población más pobre la más afectada.

La guerra económica sigue su curso y se expresa en manipulación de precios y la imposición de una dolarización desordenada que ha generado todo un caos económico en el país, en principio por que no hay referencias fijas en los precios de bienes y servicios, forjando una inflación en dólares, exclusiva de Venezuela, que complican aún más el panorama social. La dolarización por la vía de los hechos aumenta la brecha social, haciendo más rico al que posee la divisa estadounidense y más pobre al que solo maneja Bolívares. Asimismo, se desconoce el origen cierto de tantos billetes de una moneda ajena al país.

#Salida de la crisis y crecimiento del Petro

En el último trimestre de 2019, la hiperinflación detuvo su violenta aceleración, fue una mejoría para el devastado poder adquisitivo del venezolano. Si bien es cierto que no fue la cura, si da una luz de esperanza de recuperación económica en el país. Muchos anaqueles, nuevamente, fueron ocupados por productos que en tiempos muy recientes no se veían.

En la actualidad, el Petro ha desarrollado un mercado en el cual se compra y se vende con las diversificaciones de compra y demanda; en estas operaciones participan varias casas de cambio y particulares. Se tranzan Petros en Bitcoin, Bolívares y otras monedas fiduciarias y criptoactivos, este proceso se aceleró con la entrega a los empleados de la administración publica del "medio Petro-Aguinaldo", en diciembre de 2019, lo cual trajo como consecuencia que se aumentara la circulación del cripto-activo venezolano en todos los niveles socio-económicos del país.

El gobierno nacional ha impulsado el uso del Petro con varias normativas legales. El 19/11/2019 fue publicado en la Gaceta Oficial número 41763, el Decreto Presidencial número 4025, en el cual se estableció que a partir del 01/01/2020 las contabilidades de las empresas publicas y privadas deben llevarse en Bolívares y Petros, con el objetivo de preservar los valores de los bienes inmuebles y de los activos. El 14/01/2020 fue publicado en la Gaceta Oficial número 6504, el Decreto Presidencial número 4096, en el cual se asienta el cobro en Petro de bienes y tasas de impuestos de parte de las entidades estatales que pueden manejar divisas extranjeras, con la finalidad de preservar los ingresos tributarios al Fisco nacional y controlar la hiperinflación y el origen de los fondos circulantes en la República, cosa muy difícil con "la dolarización" descontrolada, que permite que dineros de procedencia dudosa entren y se muevan en la economía.

Con la entrada en vigencia del cobro de impuestos y servicios en Petro, las empresas moverán el mercado al requerir el criptoactivo nacional para honrar los compromisos. Además, muchos inversionistas se mueven en el mercado adquiriendo por debajo del valor las compras, le generan ganancias al vender al precio, ejemplo, se consiguen algunos empleados públicos que no han podido usar el medio Petro y optan por traspasarlos y en oportunidades llegan a tranzar muy por debajo del valor. Es decir, el Petro ya empezó a ser atractivo para los negociantes digitales.

Existen tarjetas de Crédito y Débito de Petro distribuidas por algunas casas de cambio, pero esto no se ha masificado por lo cual no cubre al total de la potencial población petro-usante que si se mide entre los pensionados y empleados públicos superan un tercio de la población del país. No obstante, al superarse las dificultades de uso, entiéndase la capacidad de transformación de Petro a otras monedas, la posibilidad de pagar con una tarjeta o mejorar el sistema del Biopago o incluirlo en los pagos móviles, el Petro debe, por una razón de la ley del mercado, ser una moneda fuerte.

@MOISESFQUINTERO

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Moisés Quintero

Lic. en Comunicación Social. Productor radial

 atodacapacidad@gmail.com

Visite el perfil de Moisés Quintero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas