En medio de un capitalismo en crisis, el Petro se abre paso para derrotar al dólar criminal

Culmina el año y con el nuevo que comienza se inicia una década que en mi opinión pareciera ser decisoria en el contexto geopolítico y en el devenir de la economía mundo capitalista.

Algunos indicadores nos permiten afirmar que la crisis del capitalismo continúa su marcha indetenible hacia una próxima implosión de magnitudes mayores a la experimentada en los años 2008-2009. El crecimiento de las economías "desarrolladas" continúa su desaceleración con respecto a años anteriores y el capitalismo financiero se sobrepone abiertamente al capitalismo industrial. Mientras el PIB disminuyó en un 16.7% en 2018 y 37.4% en 2019, el valor de los derivados financieros especulativos fue de 740 billones de USD, en comparación con el PIB mundial que fue de 70 billones

Al estar ausentes incentivos que estimulen la inversión productiva, el capital ha fluido hacia el mercado especulativo, particularmente hacia la recompra de acciones. El endeudamiento global crece sin control alguno y supera al PIB mundial. Dicho con palabras de Michael Roberts: " Las principales economías capitalistas se encuentran ahora en un mundo de fantasía en el que para los mercados de acciones y bonos ( el "capital ficticio" ) el capitalismo mundial nunca ha funcionado mejor, mientras que en la "economía real" se estanca la producción, el comercio, los beneficios y la inversión". Remata Roberts con una lapidaria sentencia: " EL MUNDO DE FANTASÍA ACTUAL NO PUEDE CONTINUAR MUCHO MAS TIEMPO. 2020 PUEDE SER EL AÑO EN QUE SE DERRUMBE"

Trump le da la bienvenida al nuevo año y al inicio de una década que podría marcar el derrumbe definitivo de la hegemonía del país que preside, con el asesinato del General Suleimani, el segundo hombre de Irán en jerarquía política y probablemente el más querido en el complejo mundo árabe actual. Para tal hecho de terrorismo criminal, viola como es ya su costumbre toda norma del derecho internacional y enciende la mecha de una nueva guerra de alcance y proporciones impredecibles. Ya Irán dio su primera respuesta con la destrucción de bases militares estadounidenses en Irak.

El equizofrénico de la Casa Blanca no las tiene, sin embargo, todas consigo y es sometido a un juicio político ( "Impeachment" ) en la cámara del senado, donde su Partido Republicano tiene holgada mayoría. Ya en la cámara de Representantes, Trump fue condenado. El juicio se inicia con un revés para Trump al concluir un organismo no partidista del Congreso ( la Oficina de Control Gubernamental – GAO ), que la Casa Blanca violó la ley al retener la ayuda en Seguridad para Ucrania, aprobada por los legisladores.

Es dentro de ese contexto referido que nuestro país y el resto de los países latinoamericanos deben encarar sus luchas. Estamos ante un Sistema Mundo Capitalista en crisis y el que lleva la batuta en el país hegemón de ese mundo, está en el banquillo de los acusados. Los zarpazos de una fiera herida deben enfrentarse con sumo cuidado, aconseja la experiencia y también la prudencia.

Con el asesinato de Suleimani, vimos una primera muestra de esos zarpazos y , sin dudas, no será el único. Ya Mike Pompeo y Elliot Abrahams han reiterado en recientes declaraciones, palabras más, palabras menos, que EE.UU. y en particular Trump tiene la discrecionalidad "divina", de repetir acciones similares en cualquier parte del mundo donde vean amenazados sus intereses y su particular visión de "democracia y libertad".

Lo sucedido en Bolivia y la guerra multiforme continuada en Cuba, Nicaragua y Venezuela son una clara expresión de que el imperio del norte, ante el fracaso de sus incursiones militares en Afganistán, Irak y Siria, insistirán en afianzar y ampliar su dominio, en lo que ellos siempre han considerado como su patio trasero. Región que por lo demás posee las riquezas minerales estratégicas probadas más grandes del planeta. Venezuela es la presa más preciada en la codicia imperial, es el "país botin", como lo define el amigo y Filósofo, Josu Landa en su libro reciente "hay vida más allá de los polos"

Dentro de lo acontecido a finales del 2019 e inicios del 2020, hay dos hechos que destacan: 1) la división de la oposición y la negativa de buena parte de sus diputados a apoyar la reelección de Guaidó y 2) el impulso de nuestra criptomoneda, el Petro, para contrarrestar el ataque criminal contra el Bolívar y el subsiguiente deterioro del salario del pueblo venezolano. Someramente, hoy nos referiremos a este segundo aspecto.

El petro ha estado en la palestra económica desde el año 2017, aun cuando su idea es legado de nuestro Comandante Eterno, Hugo Chávez. En Agosto de 2018, se anuncia su equivalencia en divisas extranjeras y el "anclaje" del salario mínimo al Petro. Se arrancó con un Sm de ½ Petro= 30 $, en ese entonces equivalente a 1800 BsS.

Desde entonces, por razones que el común de los mortales ignoramos y sobre las cuales algunos especulan, el Sm no ha sido nunca más equivalente a ½ Petro. Una cosa era el valor real del Petro, otro el valor asumido y anunciado por el BCV y otro bien lejos y empequeñecido el monto del Sm asociado teóricamente al ½ Petro.

Suponemos, al lanzarse un primer ensayo a finales del año pasado que el escollo de la plataforma tecnológica referida al Blockchain ha sido superado. Ya con la experiencia del Petroaguinaldo sabemos que la tarea de implantar el Petro no es nada fácil. Necesario es ampliar y fortalecer el ecosistema del Petro que ya en sí mismo encierra una serie de tareas multidisciplinarias dirigidas a facilitar la transibilidad o fácil uso del petro, para comprar, vender, intercambiar con otras criptomonedas, divisas y con nuestra propia moneda, el Bolívar. Se requiere activar los controles de todo tipo contra la especulación y sobre todo crear la conciencia en nuestro pueblo y pequeños y medianos comerciantes de que el éxito en la implantación del Petro nos beneficia a todos y es una tarea de Patria y Soberanía.

Muchos aspirábamos que en este nuevo año se terminara de sincerar el anclaje del Sm al Petro y se arrancara con ½ Petro como Sm, equivalente en bolívares al valor que anuncia y actualiza periódicamente, desde hace cierto tiempo el BCV. Pero no fue así. Se anuncia un Sm y una cesta alimentaria que no se corresponden con las expectativas de nadie y, por supuesto, los "zamuros" del criticismo la han agarrado "bombita" para lanzarse con la sarta de descalificativos y argumentaciones superficiales que sumen en el desconcierto y el escepticismo a más de un compatriota y ciudadano "de a pie". Y lo peor es que lo hacen desgarrándose las vestiduras de "chavistas puros y originales".

El presidente Maduro anunció, con motivo de la Rendición de Cuentas Anual ante la ANC, una serie de decretos relacionados con el Petro, que son un claro indicativo de que los planes de implantación de nuestra criptodivisa continúan su marcha y la hora de que el Sm, pensiones y el resto de las tablas salariales estén expresadas en Petros, es cuestión de meses.

En la opinión de quien esto escribe el Petro, para cumplir a cabalidad con la función de respaldar verdaderamente el poder adquisitivo de nuestros salarios y frenar la perniciosa influencia del dólar criminal, debe contar con un bolívar sólido que no se devalúe al valorizarse el Petro. Existe el planteamiento del Bolívar Oro, manejado desde hace bastante tiempo por el ya fallecido Ingeniero Jairo Larota y ahora retomado y remozado con la opinión de valiosos compatriotas estudiosos de la materia. A esto debe prestársele seria atención, a menos que se quiera sustituir al Bolívar por el Petro en todas nuestras transaciones y esa no es la idea, así lo ha expresado nuestro Presidente.




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1418 veces.



Hugo Márquez

Ingeniero Electricista (UNIVERSIDAD DE ORIENTE),Especialización en Gerencia Pública, Diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Anzoátegui (20062011)

 huramar1@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /economia/a286401.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO