El economista criollo explica cómo empresas Polar nos mantiene entrando y saliendo de la pobreza cada cierto tiempo

EL OPTIMSMO PRESIDENCIAL VERSUS LA CONSPIRACIÓN INTERNA

La economía venezolana ha resistido cualquier tipo de marañas, conspiraciones, sabotajes y bloque imperial. La sociedad económica patriota ha resistido, valga decir, el Gobierno revolucionario, los empresarios y los trabajadores patriotas han coordinado esfuerzos, recursos y estrategias para defendernos, evitar la quiebra colectiva y mantener una economía alejada de los embates imperiales.

Son circunstancias difíciles pero llenas de muchos retos. El mismo presidente Nicolás Maduro ha insistido que a pesar de que Venezuela está bloqueada de manera brutal, eso no es excusa para no hacer las cosas bien en materia económica. Nadie más nos va a venir a poner a producir el campo que nosotros mismos, poner a producir más máquinas, contratar personas e invertir en infraestructuras productivas que nosotros mismos. De lo contrario esta destinados a limbo económica.

Me gusta una frase de ese presidente obrero que dice así: "La agresión y el bloqueo norteamericano tiene que ser la más grande motivación para producir en Venezuela." Porque tenemos las maquinarias y la potencialidad tecnológica, energética, de mano de obra calificada, de hombre y mujeres sanos, alianzas entre el gobierno y empresa privadas patriotas para salir adelante.

A pesar de ese optimismo presidencial, que debería ser asumido por todos, y de ese esfuerzo mancomunando que todos los días hacen hombres y mujeres por levantarse bien temprano para poner a caminar este país en esas circunstancias de dificultad inducida desde el exterior, a lo interno, siguen los conspiradores de siempre intentando de desmoralizar, especular, seguir al dólar paralelo para calcular costos y determinar precios de bienes y servicios de primera necesidad infringiéndole un daño directo a la economía por la vía de la inflación inducida.

Una situación que afecta directamente a todos los trabajadores, pensionados, jubilados y pequeños empresarios, de tal forma intente detener la buena voluntad de muchos amantes de esta patria.

LA CONSPIRACIÓN ECONÓMICA DEL MONOPOLIO "EMPRESAS POLAR" AÚN PERSISTE

He venido insistiendo en estos últimos años que los grandes conspiradores económicos de nuestros tiempos han sido los gremios empresariales privados como Fedecámaras, Consecomercio, Venamchamp, Fedenaga, Fedeagro, Cavefar, entre otros. Y entre las empresas afiliadas en Fedecámaras el mayor conspirador de todos es el conglomerado monopólico de las Empresas Polar.

Insisto, Lorenzo Mendoza es parte del enjambre de conspiradores que hoy ataca a la sociedad venezolana. Las Empresas Polar son los líderes del mercado manipulado e hiperinflacionario de bienes y servicios que hoy enfrenta a diario y con sufrimiento el pueblo venezolano.

Si se comparan los precios de los productos de ese monopolio en los últimos tres años (de enero de 2017 a septiembre de 2019), observamos que la manipulación del mercado es inédita. De manera permanente los aumentan afectando el poder adquisitivo y la calidad de vida de la población. Ese ha sido la principal fuente de estímulo a la salida masiva hacia el exterior. Es algo difícilmente inocultable por el Gobierno y para los que lo padecen a diario, que son los trabajadores y trabajadoras.

No obstante, vemos que desde el mismo gobierno no han podido resolver esa situación y esa transnacional dándoles sigue con rienda suelta en función de destruir la posibilidad de una vida digna en nuestro país. Eso a pesar de los créditos, del estímulo gubernamental, de la disminución de aranceles de importación a cero, la liberación del tipo de cambio y libre determinación de precios, como estímulo gubernamental otorgado por el Ejecutivo Nacional. Pero ellos siguen en su afán de empobrecimiento colectivo y enriquecimiento monopólico.

JUSTIFICACIÓN MONOPÓLICA DEL AUMENTO DE LOS PRECIOS

Un hecho concreto: las Empresas Polar le han dado duro al poder de compra del pueblo y lo vienen haciendo desde hace rato de una manera impune.

Pero, ¿cuál es el argumento de los economistas opositores y asesores económicos de ese monopolio (de tendencia monetarista) para justificar los permanentes incrementos de precios?: que el gobierno por medio de los incrementos salariales, bonos y subsidios directos que benefician a la población han generado una capacidad de compra que no corresponde a la producción nacional de bienes y servicios. Valga decir, que la emisión de dinero inorgánico a la economía con fines políticos-electorales y populistas es el que está creando la inflación.

Esa es una posición que contrasta con la visión de otros economistas que plantean que la única solución para salir de la crisis de recesión e inflación actual es incrementando el salario mínimo integral para estimular el crecimiento de la Demanda Interna (Consumo, Inversión y Gasto Púbico) a un ritmo mayor que el de la inflación). En ese sentido, la población al tener más dinero en sus manos para consumir y hacer incrementar las ventas, en una economía que viene mostrando una recesión continua, por lógica económica, esto conllevará a más inversión, empleo y a producir más. Ciertamente en la primera fase seguirá habiendo inflación pero con los motores de la economía encendidos el PIB crecerá y la inflación se irá acoplando hacia la baja poco a poco.

Como vemos, Un argumento de los gremios empresariales opositores se cae por su propio peso. Porque el problema de Venezuela no es de producción ni escasez, incluso ni de apoyo y financiamiento a las empresas privadas, incluyendo a las Empresas Polar. Ese monopolio tiene la capacidad de inundar y secar el mercado de Harina Pan, pasta, arroz y el resto de productos de primera necesidad cuando así lo deseen y así lo han demostrado. Un elemento empírico es que en este momento (septiembre de 2019) los anaqueles del país, mercados populares y buhonería están repletos de Harina Pan por todos lados, no obstante, todas las semanas esto precios están aumentando.

Por eso, es que no se explica, que luego de 20 años de revolución aún cómo las Empresas Polar siguen controlando de manera inexplicable (desde una perspectiva revolucionaria) gran parte del mercado de bienes de primera necesidad en Venezuela. Siendo los líderes de la conspiración que está detrás de la guerra económica.

¿DÓNDE ESTÁ LA MANO DURA DE EL GOBIERNO?

Pero muchos me preguntan, ¿y dónde está el gobierno? ¿Qué hace la Sundde o el Ministerio de Agricultura Productiva que no regula o los detiene? ¿Dónde queda la Fiscalía General de la República que no hace nada para detener la ola especulativa, la conspiración y la devastación económica que desde hace 3 años seguidos ese monopolio ha impulsado de manera impune?

Esas mismas preguntas me las hago a diario, y sin temor, las manifiesto de manera abierta en mis escritos con el riesgo de ser tildado por tirios y troyanos como un economista crítico revolucionario.

Que digan lo que digan de mí, pero lo que me cuesta aceptar es que mientras veo y pasan los años de revolución, se siga permitiendo que las Empresas Polar entre otros, valga decir los monopolios, destruyan nuestra economía y nuestro rico y amado país.

Porque todos ellos saben que Lorenzo Mendoza y la directiva de esa corporación son los agentes internos con que cuenta el Pentágono, la CIA, el FMI, la OEA, el Grupo de Lima y el gobierno colombiano para impulsar la llamada "guerra económica" contra el pueblo, en función de alcanzar la implosión social, indistintamente que estén instalados en nuestro territorio, estén vigentes las leyes que redactaron los revolucionarios, con la Constitución vigente. Creo que el venezolano no se merece esto y no podemos hacer como el avestruz en tiempos de dificultad.

Finalmente, entre los precios desacordados de la Empresa Polar, ya tenemos una Mayonesa de 1/2 kilogramos en 40.000 bolívares soberanos, la Margarina de 1/2 kilos en 38.000, una salsa de tomate en de 400 gramos en 36.000, un kilo de arroz en 41.000, de pasta de un kilo en 35.000 y una Harina PAN en 22.500. Algo verdaderamente inaceptable, que casusa indignación y repudio por parte del trabajador venezolano. (Ver anexo 1).

En contraste, EL SALARIO DEL TRABAJADOR ACORDADO CON EL EJECUTIVO NACIONAL que está vigente y no cambia desde abril de 2019, es de 65.000 con cesta tickets incluido. Mientras tanto el dólar oficial promedia 21.430,11, que hace que un trabajador administrativo formal del sector educativo público al día de hoy se ubica en un máximo referencial de 2,16 dólares mensuales.

ELEMENTOS EMPÍRICOS IRREFUTABLES

No es un eufemismo, es una realidad concreta, un hecho histórico que quedará plasmada en la historia económica de Venezuela. Las estadísticas de la inflación, su relación con el salario mínimo y con el poder adquisitivo en los últimos años develan una anomalía funcional dentro del sistema económico venezolano.

En el Cuadro 1, se devela de manera explícita como el venezolano ha venido perdiendo capacidad de compra en relación a la cantidad de bienes de primera necesidad.

En enero de 2017, un salario mínimo integral con cesta tickets incluido podía gastarse completo para comprar hasta 176 kilogramos de harina de maíz precocida marca Pan (Empresas Polar), pero 20 meses después (al 31 de agosto de 2018) la inflación inducida lo llevó a comprar sólo hasta 2,6 harina Pan.

Con el inicio del Programa de Recuperación, crecimiento económico y prosperidad (1ero de septiembre de 2018) el presidente Nicolás Maduro llevó el poder de adquisitivo del salario mínimo integral hasta ser capaz de comprar 99 kilogramos de Harina Pan. No obstante, un año después, al 31 de agosto de 2019, los manipuladores de precios de las Empresas Polar lo volvieron a reducir considerablemente hasta poder comprar solamente 3 kilos. Y así ha ocurrido con el resto de los productos de primera necesidad que los oligopolios agremiados en Fedecámaras, Consecomercio, Venamchamp, Fedenaga, Fedeagro, Cavidea, entre otros, controlan en el mercado de bienes y servicios nacional. Esos son hechos irrefutables de cómo la guerra es contra el pueblo venezolano.

Cuadro 1: Poder adquisitivo del salario mínimo integral, desde enero de 2017 a septiembre de 2019. (En unidades de productos)

C:UsersARGADesktopPoder adquisitivo del venezolano.jpg

Ahora veamos una comparación del índice de crecimiento de Dolartoday, la Harina Pan (Alimentos Polar), la pasta Primor (Alimentos Polar) y el salario mínimo integral en el mismo período, tomando como base de comparación enero de 2017 (2017=100). (Cuadro 2).

Desde enero de 2017 a agosto de 2019 (56 meses), vemos como el dólar paralelo que publica el portal web Dolartoday aumentó 535.966 veces, que representa 62.059.063 por ciento. Por su parte, la Harina Pan se multiplicó por 2.364.865 veces, que es más o menos un aumento exorbitante de 371.621.622 por ciento. De igual forma ocurrió con la pasta marca Primor de un kilogramo que costaba 1.200 bolívares fuertes (antes de la reconversión) y ahora cuesta 3.500.000.000 Bs.F. (35.000 Bs.S), aumentando 2.083.333 de veces, que representa aproximadamente un incremento del 291.666.667 por ciento.

Esas datos contrastan con la variación del salario mínimo integral mensual de los venezolanos que en el mismo periodo sólo se multiplicó por 62.286 veces (6.228.559%). Si lo comparamos en términos de dólares, en enero de 2017, representaba 29,4 dólares. Luego, en agosto de 2018 lo dejaron caer hasta 0,8 dólares mensuales por un mes de trabajo. No obstante, el primero de septiembre de 2018 el presidente decretó un aumento salarial mínimo de aproximadamente 30 dólares mensuales. Un año después lo dejaron que volviera a caer a su segundo mínimo histórico de 2,95 dólares por un mes de trabajo.

C:UsersARGADesktopIndice de crecimiento de mercancías y salario mínimo.jpg

En la Gráfica 1, se observa la manipulación de los precios de bienes esenciales para la dieta del venezolano como son la Harina Pan y la Pasta Primor que elabora y distribuye las Empresas Polar en el mercado venezolano. El crecimiento exponencial que han sufrido desde enero de este año 2019 es algo inexplicable desde el punto de vista económico. Sólo puede ser explicado desde un punto de vista político como acciones de manipulaciones con un fin conspirativo: derrocar al gobierno de Nicolás Maduro por la vía de la implosión social.

No es casualidad que los directivos de los principales gremios empresariales opositores del país: Fedecámaras, Consecomercio, Fedenaga, Fedeagro, Cavidea, Conindustria, entre otros, hayan reconocido al actual presidente de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, como su presidente de la República en tiempos de su autoproclamación (enero de 2019). Esos gremios son parte de la conspiración económica con un fin de desestabilización política y zozobra social, hechos que están debidamente tipificados como delitos graves en el Código Penal venezolano, no obstante, aún siguen actuando de manera impune.

C:UsersARGADesktopindice de crecimiento harina dolar y salario.jpg

Es por lo anterior que nos atrevemos a decir que en tiempos de guerra económica, las Empresas Polar nos mantienen entrando y saliendo de la pobreza cada cierto tiempo.

EL DEBATE ABIERTO SOBRE EL INCREMENTO SALARIAL

Es una situación que nos lleva a la necesidad de abrir un debate nacional sobre el salario y las remuneraciones laborales, valga decir, sobre el mercado laboral venezolano en el contexto del bloqueo imperial. ¿Es necesario que el trabajador gane lo gane en este contexto? ¿o es justo que haya un incremento salarial representativo?

Insisto, alguien no está haciendo su trabajo bien, sobre todo los responsables de controlar la manipulación de los precios y el despliegue dañino de los monopolios en el sector de alimentos y bebidas. Alguien responderá ante la historia por permitir que la conspiración internacional pudiera generar tantos daños sociales, sin al menos hacer un gran esfuerzo por detenerlos y muera en el intento.

ANEXOS:

ANEXO 1: LOS PRECIOS DESACORDADOS DE EMPRESAS POLAR CON EL EJECUTIVO NACIONAL (05/09/19)

-Mayonesa 1kg: 74.400

-mayonesa 1/2: 40.000

-mayonesa galón: 320.000

-Margarina 1kg: 76.000

-Margarina 1/2: 38.000

-Margarina 1/4: 20.900

-Margarina ligera y Chiffon 1/2: 39.000

-Margarina chef 10kg: 775.500

-Ketchup 198cc: 20.800

-Ketchup 397cc: 36.000

-ketchup galón: 378.000

-Rikesa 200gr: 31.000

-Mermelado 240gr.: 28.800

-Sardina 170gr.: 21.200

-Galleta toddy.: 4.800

-Te lipton 450gr: 80.000

-Te lipton 1750gr: 259.000

- Te lipton 270gr: 38.800

-Jabón panela llaves extra limpieza 250gr.: 20.100

-Jabón combinado: 16.900

-Lavaplatos 500cc: 43.100

-Detergente 400g llaves: 40.000

- Detergente llaves 1kg: 100.000

- Detergente liq bb 1ltr: 64.000

- Detergente llaves 510cc: 35.890

-Removedor polvo 400gr: 40.000

-Migurt 125 trozo: 13.100

Migurt 250 gr.: 14.200

-Migurt 750g.: 31.500

-Migurt fresh 750cc: 26.600

-Arroz clásico 1kg: 41.000

-Pasta 1kg: 35.000

-Pasta 1/2 Kg: 18.440

-Oleina chef 18ltr: 568.000

-Harina PAN 1KG: 22.500

-Harina PAN maíz amarillo: 20.000

-Harina mezcla maíz blanco y arroz: 22.000

-Mezcla Cachapa 500gr: 16.000

-Mazeite 1ltr: 49.000

-Mazeite 420 ml: 21.620

Todos precios al público con impuesto.

ANEXO 2: EL SALARIO DEL TRABAJADOR ACORDADO CON EL EJECUTIVO NACIONAL (AL 05/09/19):

Dólar oficial: 20.430,11 Bs.

Petro tasa fluctuante: 1.385.60,04 Bs.

Petro tasa fija: 80.000 Bs.

Salario Mínimo Nacional anclado al Petro tasa fija: 40.000 Bs = 1,95$

Bono de alimentación: 25.000 Bs = 1. 22$

Correo: agiussepe@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 18127 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a282494.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO