Sísifo dime ¿de quien es la culpa de la vaca o de la mano Invisible del Mercado?

Tenemos la tendencia enfermiza de buscar siempre un culpable cuando los asuntos no marchan bien, miramos a nuestro alrededor, buscamos un culpable externo, señalamos a alguien que frena nuestros objetivos, no vemos nuestra cuota de responsabilidad en la que nosotros mismos tenemos actuación en la relación causa y efectos, por eso es importante que analicemos los problemas alrededor a la par tomemos medidas políticas de acción sobre la economía sobre todo aquella que jocosamente veamos la alegoría de que hemos llamado "La Vaca" y esta nos es excusa, sino los monopolios privados, las corporaciones transnacionales que se encubren en "La mano invisible del mercado" que siempre han estado allí, presentes con nosotros, coordinados con el imperio y la dependencia, otro actor invisible que mueve los tinglados a distancia, pero que hemos subestimado en su accionar permanente y constante, en todo caso, la responsabilidad es nuestra frente a toda situación que signifique una guerra como lo es, la guerra de precios, la inflación dolarizada y sus consecuencias, los precios especulativos y distorsionados así como la circulación de dinero extraordinaria por pérdida del poder adquisitivo del dinero, la depreciación y devaluación.

Por todo lo anterior; Todos nos quejamos hoy de que el salario no nos alcanza, no asombramos cuando se evapora en el mercado, unos dicen, la culpa es del Gobierno, por tanto ni que se le ocurra al gobierno de Maduro subir el salario, otros, que los precios están por las nubes, pero nadie ve nada que hace "la mano invisible del mercado", el comercio, pero todos ven que el salario mínimo mensual de bs soberanos, 4.500,00 tienen ahora un poder adquisitivo equivalente de US$2 mensuales, nos preguntamos ¿quien tiene la culpa, parafraseando, como dice el Libro de "La culpa es de la vaca", el Gobierno de Maduro o La Mano Invisible del Mercado?. Todos sabemos quien es el Gobierno, pero pocos sabemos quien representa la Mano Invisible del Mercado, sabemos que existen miles de empresas, industrias y comercios, pero no sabemos a quién reclamar por la especulación de los precios, hay quienes apuntan a la cadena de los distribuidores, pero nadie sabe quienes son ellos, se preguntan a si mismo, ¿a qué responde ese comportamiento de los precios, que induce a que los precios cambien de manera vertiginosa, por qué tanto sufrimiento social toda vez que cambia los precios, los salarios y el dólar.

Lo cierto es que tenemos una inflación de precios exorbitantes, podría hablarse de "precios dolarizados", mejor dicho de inflación dolarizada, miles de comerciantes cerraron sus puertas en el momento en que asumía la Presidencia Nicolás Maduro, las expectativas del mercado monetario (dólar-bolívar soberano) inmediatamente cambiaron, disparó el dólar, pasando a 2.200 bolívares soberano por dólar, los precios más que se duplicaron, creando un desplome del salario del trabajador como sustento de las familias a la par los comerciantes cerraron sus Santamaría para reetiquetar los precios ya que ahora requieren más dinero para comprar lo que antes compraba por menos, evitando así la descapitalización pero cargando a los consumidores el peso de la crisis económica del mercado ya sea de la subida de los precios, el dólar y la caída del poder adquisitivo de los salarios.

¿Qué influencia tienen estas tres variables en el mercado monetario y de bienes?, indudablemente existe una relación estrecha entre unos y otros, pero quien modifica los precios para que los salarios caiga, existe una correlación directa entre los precios y el dólar, cuando suben el dólar, inmediatamente suben los precios, y estos a su vez descargan el peso sobre los salarios, es una verdad evidente en el mercado monetario, impactando el mercado de bienes, la tendencia es hacia la depresión del salario y los trabajadores, la crisis social y la recesión económica; la causa es habernos acostumbrado a depender del dólar para todo tipo de transacciones para comprar bienes, equipos, maquinas, insumos entre otros, permitiendo la sensibilidad de que una variable exógena afecte el mercado nacional, como un valor monetario extranjero, El Dólar, logre permear los tejidos de la sociedad y de la economía venezolana, haciéndose eco los actores económicos, pese a que el gobierno haya mas recientemente tratado de eludir esta situación mediante el Petro, el bolívar soberano, tratando de desdolarizar la economía nacional.

Ahora como dicen o arrastramos al burro o ponemos correctivo a esta situación, cual ha de ser la solución para evitar que sigamos en esa espiral inflacionaria a causa de especulaciones monetarias sensible a los eventos políticos. No podemos evitar el curso político venezolano, la legitimidad del Presidente Maduro, la oposición conspirando con actores políticos extranjeros, el imperialismo de los Estados Unidos, la Comunidad Europea e incluso el Cartel de Lima, estos factores han promovido la desconfianza de los mercados, los cambios en mercado de riesgo, la reticencia del ingreso de inversionistas extranjeros, si embargo ha de haber una salida a este laberinto con el concurso de países amigos, seguro con la ayuda de Argelia, Rusia, China, Irán, India, Cuba, Vietnam, Corea del Norte, entre otros países alineados como el Alba, Caricom, algunos miembros de la Opep, OUA, los países árabes entre otros. Venezuela no está sola, sus amigos saben las consecuencias de la Guerra Económica, el uso del Dólar como instrumento de guerra, en conjunción con las sanciones económicas, comerciales, financiera a la par del acoso político y económico de países aliados a los Estados Unidos.

La salida a este acoso económico de guerra no convencional es político, el intercambio internacional bajo el esquema de ganar-ganar, la cooperación internacional en la producción agrícola para el abastecimiento de la población, la complementación industrial para la producción de alimentos y medicamentos para la vida, sucomercio y abastecimiento, necesitamos asegurar dos bases fundamentales primero, alimentos y medicamentos, al mismo tiempo, necesitamos acuerdos industriales y financieros para integrar nuestra economía a otros países, ya sea bajo esquemas de economías de trueques o de mercado, creación de áreas especiales o zonas económicas bajos status preferenciales, de ventajas que aseguren capitales para el desarrollo de áreas según sean las ventajas comparativas locales, mejor dicho debe haber tanto mercado como Estado sea necesario para asegurar el desarrollo estratégico con proyecto de empresas conjunta, de beneficios mutuos y complementariedad.

La salida a nivel económico exigen del Estado "controles de la economía", vale decir, "liberalización controlada del mercado", el socialismo es una economía de transición, no se construye de inmediato sino mediante un proceso de construcción de sus bases económicas en coexistencia con el capitalismo, fortaleciendo sus logros y avances en paz, por eso requiere del control de precios, control de salario, así ver la manera como sortear las sanciones, diversificar los mercados, los negocios públicos, castigar a quienes especulen con el valor del dólar en el mercado monetario o de bienes internos, al mismo tiempo que a la pregunta de quien abastece o produce entonces el mercado para dotar de insumos o materia prima importada, de equipos, maquinarias, etc., para la creación de productos, en caso de "escasez de dólares" a causa de la caída de los precios del petróleo en nuestro caso venezolano, causa sobrevenida de la crisis de los Estados Unidos en su intención de descargar el peso de su crisis en la caída de los precios de los commodity, en caso concreto del petróleo como así ha quedado evidente.

El socialismo del siglo XXI tiene la característica del sello de la paz, la coexistencia pacifica, la transición económica bajo regímenes económicos plural, desde la empresa personal (campesina), aquella tradicional privada moderna (capitalista), la pública del Estado, así como la mixta, empresas formales como de iniciativas informales de pequeña producción y servicios en vías de constituirse. La producción interna es la clave para derrotar "la inflación dolarizada", mientras el socialismo no muestre su vitalidad, su capacidad productiva debemos transitar un régimen plural conviviendo la economía popular, el Estado y la empresa privada capitalista. Ahora bien para derrotar esa hinchazón de los precios, ese exceso especulativo de dinero circulante, lo primero es lo primero logrando mas productividad, mas eficiente, mas productivo en todas las empresas, coordinar la ciencia y la tecnología conjuntamente con la educación para potenciar el desarrollo productivo para abaratar precios.

En relación con el segundo elemento, el circulante extraordinario, debemos controlar la especulación de precios, el contrabando de dinero, las especulaciones monetarias y como se hace eso sino estableciendo medidas de políticas coercitivas fiscales, económicas y comerciales incluso penales, ejercer la autoridad, ejercer la fuerza para exigir el respecto a la economía, a las leyes, a la política, a la sociedad, a la nación, somos un país soberano donde ninguna moneda extranjera debe dictar las pautas de circulación monetaria ni de precios, eso distorsiona el comportamiento de la economía, la disloca, la somete a la incertidumbre, por todo eso, debemos sostener una geopolítica económica, una estrategia conjunta del desarrollo con países aliados, proyectos grannacionales, una geopolítica sustentable, sostenible, de mutua interdependencia, asegurando intereses comunes para asegurar la estabilidad mundial del desarrollo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 379 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a275653.htmlCd0NV CAC = Y co = US