A propósito de ser ciego

Navidad sin Billo`s ni Los Melódicos

Honestamente, ignoro quien de los maduristas – salvo la senectud resentida y los enchufados con la cúpula del poder - se atrevería a secundar las declaraciones de Delcy Rodríguez quien aseguró que los venezolanos en este final de 2018 tendríamos las mejores navidades de nuestra historia, pero además "con mucha esperanza y futuro"¹.

Si lo anterior fuera cierto, supongo que en este momento el Banco Central de Venezuela (BCV) ya hubiera dado una rueda de prensa, señalando el crecimiento económico con una tasa de inflación anual de un dígito, pero además dejando ante nuestros ojos las cifras de los diversos entes económicos, sociales y productivos del país, en las cuales demostrarían las elevadas cifras de consumo de alimentos, ropa y calzado, electrodomésticos, celulares, computadoras, vehículos, terrenos y viviendas, sin obviar el incremento de servicios de educación y pólizas de salud, así como el aumento en la producción de la agroindustria, bienes, turismo y servicios, cuyo motor principal sería la multiplicación de los barriles diarios de nuestra empresa petrolera.

Desgraciadamente, para nuestra realidad ha sido todo lo contrario. Y es que desde que Nicolás Maduro asumió el poder en 2013, a raíz de la muerte de Hugo Chávez, hemos tenido un sexenio de destrucción económica y social, cuyos factores de poder con el aval de unos cómplices "intelectualoides" – como los denomina el propio Maduro - han tratado de justificar semejante desastre y empobrecimiento de la población con una supuesta "guerra económica", que en todo caso de ser cierta dicha versión, pues estaríamos en presencia de la confesión de funcionarios inútiles, que por acción y omisión, también son responsables de la debacle y destrucción del país ¿O no?

El madurismo es una bazofia política. Lo irónico es que mientras ellos se desplazan en camionetas de lujo, especialmente de marca Toyota – o sea, nada chinas – el pueblo ni siquiera encuentra autobuses para ir hasta el mercado, o llevar a sus hijos a las escuelas. Mientras ellos cenan en los restaurantes más costosos de Turquía, vemos a niños o ancianos comiendo de la basura en cualquier esquina de una abandonada ciudad. Vemos como ministros se visten con calzados y ropa de marca, es decir, estrenan en cada uno de sus viajes al exterior, o en su defecto compran a placer; profesores universitarios que en cualquier parte del mundo tendría un envidiable nivel de vida, en Venezuela nos muestran sus zapatos rotos como prueba de la pérdida del salario como principal herramienta de desarrollo social².

A pesar de ello, el cinismo de los maduristas no sólo se queda en desmentir de manera permanente la realidad que confrontamos la mayoría de los venezolanos. Su maldad sin límites se atreve a decir públicamente que el país cuenta con los "mejores" servicios de educación y salud del mundo, aunque la deserción escolar y universitaria vaya en aumento, y nuestros ambulatorios y hospitales no tengan ni siquiera un termómetro, y en esa medida se incremente el éxodo de docentes y médicos hacía otros países. Incluso la barbarie de las mentiras llega al paroxismo por parte de la ministra respectiva del madurismo, en decir que tenemos el mejor sistema penitenciario del planeta³, y en contraposición casi 70 reclusos mueren calcinados, es decir, quemados en las celdas de las cárceles⁴ de lo que definen como lo "mejor" de todas las naciones.

Mientras los maduristas siguen jurando que el país avanza, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anuncia una reducción de su producción en sus países miembros, quedando exceptuado nuestro país que durante el sexenio de Maduro ha visto como Petróleos de Venezuela (Pdvsa), ha visto descender en casi dos tercios su producción de crudo al disminuirla de unos 3 millones de barriles por día a poco más de 1,1 millones de barriles diarios, y lo que es peor, con una tendencia irreversible, mientras Maduro siga en el poder, de que dicha producción simplemente llegue hasta unos 500 mil barriles por día antes de que termine el 2019.

Y si lo anterior fuera poco, en los últimos días hemos visto el cómo hasta el pueblo más pobre ha salido a protestar por perniles que fueron prometidos a cambio de ir a votar en las pasadas elecciones municipales, lo cual revela la insensibilidad de un gobierno, que no le importa que madres con sus hijas discapacitadas aparezcan por los medios y redes sociales, reclamando que fueron víctimas de un engaño social con aberración política⁵.

En otras palabras, con tales acusaciones, no habría que dudar ni por un momento, un supuesto audio que se atribuye a un "viceministro", en donde por cierto, los maduristas han salido a defender lo indefendible, diciendo que el protagonista de tales palabras no desempeña tales funciones, como si tal hecho ´- de ser cierto – pudiera borrar las diversas protestas que se han generado por la ausencia del codiciado y prometido pernil, que simplemente nunca llegó a tales familias.

La única verdad es que estas navidades han sido para el pueblo de Venezuela las más tristes de su historia. Sin dinero, sin hallacas, sin ensalada de gallina, sin pan de jamón, sin estrenos, sin regalos, sin juguetes, sin cervecitas y sin pernil, simplemente habría que decir que si un madurista se atreve a decir lo contrario, es porque está enfermo y muy apartado de la realidad social, aunque la suya sea muy diferente a la que viven casi todos los venezolanos.

Si Nicolás Maduro insiste en mantenerse el poder, veremos si quienes aún le siguen, podrían decir lo mismo si éste llegara a mantenerse en el poder, según y cómo aspira, cuando menos hasta el 2025. Lo más probable es que la actual senectud madurista que todavía lo defiende se convierta en la más longeva del mundo, en seguirnos diciendo que toda la destrucción humana continuará siendo por culpa de la "guerra económica", y que el ver un país destrozado, abandonado y quebrado será responsabilidad de cualquiera menos de Maduro.

En síntesis, de concretarse lo que va a ocurrirle a Venezuela, si Maduro llega a mantenerse por otro sexenio en el poder, pueden estar seguros que llegará el año, en que hasta una navidad sin Billo`s ni Los Melódicos será lo último que terminará por arrebatarnos el madurismo. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹http://www.diariocontraste.com/2018/12/delcy-rodriguez-nuestro-pueblo-tendra-las-mejores-navidades-de-todos-los-anos/#

²https://www.clarin.com/mundo/venezuela-profesor-universitario-zapatos-rotos-dignidad-compartida_0_SJx-a5E4X.html

³http://contrapunto.com/noticia/iris-valera-aseguro-que-el-sistema-penitenciario-venezolano-es-el-mejor-del-mundo-213633/

https://elpais.com/internacional/2018/03/29/america/1522279549_912322.html

http://www.diarioeltiempo.com.ve/noticias/saque-la-gente-votar-el-domingo-y-no-me-dieron-el-pernil?fbclid=IwAR0bIK99TxX00hDEbfrwNvuA7RDtSirq1xG-bGvhlyYFB5b7CCguXzi7zas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2273 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a273467.htmlCd0NV CAC = Y co = US