Detenido joven por vender tres kilos de arroz en pesos colombianos

Esta noticia que al menos yo no había leído en un medio impreso, es hasta cierto punto risible porque la causa de la detención de este sujeto, que estaba cometiendo un delito y más aún en flagrancia e incluso por lo cual ya había sido detenido en otra oportunidad y puesto en libertad con una advertencia, ya que este tipo de delito aquí en el Táchira es una práctica que ya forma parte del comercio regional, no solo con tres o más artículos de primera necesidad sino con todo lo que usted desee adquirir incluso en negocios establecidos.

Así mismo sucede con la moneda gringa, que es requerida por ejemplo para comprar un auto, repuestos, maquinaria de cualquier tipo, electrónica o comunicacional etc., y no solo lo ofertan "person tu person" sino que lo publican por las redes con fotos incluidas.

Pruebas numerosísimas de que se está cometiendo este delito que afecta nuestra economía y por ende el bolsillo de la familia venezolana, en esta frontera se puede contabilizar por cientos y lo lamentable es que ya se ha extendido a todo el país y la suma llega a miles, bastantes miles de personas que hacen sus ofertas a voz en cuello, a grito pelao en presencia de la autoridad que como en la canción de Shakira, se autodeclaran ciegos, sordos y mudos.

Cuando alguien, en una cola, categoría que ya forma parte del quehacer diario de los venezolanos, comenta sobre este delito lo que se oye es que no hay autoridad, o que la misma tiene tan bajo su concepto de deber y conocimiento de la ley que es fácil presa de soborno para que tome la actitud que toma y que hace ver a las instituciones coMO inservibles y sin ningún tipo de ética y moral.

Es por ello que ya la fe se ha perdido, la esperanza de que se imponga la ley ya no existe, y todo el mundo excepto los muy ricos nos acostamos por la noche con el karma, que cual espada de Damocles pende sobre nuestras cabezas, sobre lo que sucederá al día siguiente cuando haya que, por obligación de subsistencia, acudir a ser víctima de esa especie salariofagos especialistas en burlar las leyes, anular todo tipo de autoridad y llenarse cada día más sus bolsillos con el fruto de nuestro trabajo.

Todos los intentos que se han realizado, llámense "operación Dracula como la implementada por el gobernador La Cava en Carabobo o algunas alcaldías con la intervenciones de los mercados municipales, han resultado paños calientes pues los delincuentes se mimetizan de maneras insospechadas para seguir haciendo de las suyas, hasta el punto de que hemos llegado a pensar que tal forma de delinquir se ha legalizado por la fuerza de la costumbre o porque ha conseguido en la autoridad sus mejores aliados; por ejemplo los llamados ferieros que se ubican en las calles, en camiones o tarantines, con sus productos que para nada tienen que ver con el llamado dólar paralelo, ofrecen a precios tan inalcanzables que una simple unidad de cebolla, tres papas y un pequeño manojo de cilantro cuesta 170 soberanos, si a ello le sumamos dos plátanos, tres tomates, un pimentón y cualquier otra cosita como una mini bolsa con ajo, los 450 soberanos de la semana no alcanzan para más nada y es por ello que el pánico cunde por todas partes, porque qué tal si surge un imprevisto con una enfermedad por ejemplo, de dónde se saca para los pasajes.

No hay que negar que el gobierno revolucionario hace esfuerzos por contrarrestar la voracidad de los comerciantes, lícitos e ilícitos, por ejemplo con el beneficio de hogares de la Patria, pero de eso están bien enterados los fulanos que sabemos consciente o inconscientemente están sumados a la guerra económica a que nos tienen sometidos hace ya casi 4 años.

Yo, como muchos nos preguntamos por ejemplo: ¿Si existe un partido político como el PSUV y al mismo se le suma el llamado Polo Patriótico, que ha demostrado una capacidad organizativa y de movilización envidiable, si existen los Claps con una sectorización casi que perfecta con un (a) líder de calle que puede movilizar hasta 50 personas, si existen organizaciones sectoriales de mujeres UNAMUJER, de Adultos Mayores, de Jóvenes agrupados en OBE, Motorizados, obreros etc., cómo es que tanta gente no se organiza de la mano de los constituyentistas, de los alcaldes y gobernadores que conforman una contundente mayoría, para no dejarse robar por las mafias de comerciantes de todo tipo?; ¿Por qué por ejemplo no se constituye en cada Barrio del país una especie de comité de usuarios, acreditados, entrenados y con respaldo legal para garantizar en su jurisdicción territorial el respeto por ejemplo a los precios acordados?.. De que se puede hacer mucho para frenar la maléfica acción de quienes sí han podido organizarse, de tal manera que como por arte de magia se ponen de acuerdo para carterizar precios de los productos, se puede, pero pareciera que no hay voluntad política y hay quienes han manifestado que cabe la sospecha de que de alguna forma este estado de cosas que tanto daño le está haciendo al exiguo presupuesto familiar, le sirve al gobierno como estrategia, vaya usted a saber para qué amigo lector.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 940 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Saúl Molina

Saúl Molina

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a271883.htmlCd0NV CAC = Y co = US