No hay Tecnoeconomía capitalista

Venimos esclareciendo que la ciencia de la Economía no da tratamientos a la problemática económica social que el capitalismo va generando. Es una ciencia propia del sistema capitalista y como tal contiene sus propios recursos técnicos provenientes del resto de las ciencias naturales.

Los bienes son en principio compuestos o sustancias derivadas de materias primas que ofrece la naturaleza y el mismo trabajo de los asalariados cuando elabora valores de uso productivo[1].

No en balde los principales protagonistas profesionales de la Economía son los Ingenieros en sus diferentes variedades de acuerdo con la naturaleza del caso y los técnicos asalariados: química, biología, organización laboral del trabajo dentro de las fábricas.

Por eso, lo que llamamos tecnoaplicaciones científicas, en el caso de la Economía, es precisamente el ejercicio de la laboras fabriles y comerciales, actividades prácticas que por rutina asumen fabricantes e intermediarios.

Resultan elementales las gestiones comerciales y fabriles, y las más especializadas sólo tienen que ver con procesos de la Química, de la Biología, de la Física o de la Organización del trabajo, a manera de tecnoaplicaciones no económicas, sino ingenieriles.

De allí que proliferen vendedores de baja preparación técnica, y la elaboración de determinados bienes, por su naturaleza, necesita Ingenieros y no Economistas.

¿Qué labores les quedan reservadas a los Economistas?, pues, divulgar los males que a acorto, mediano y largo plazos provoca el ejercicio de la Economía Capitalistas, con sus crisis periódicas y saber a qué responden.

¿De qué se ocupa la Economía Policía?, justamente del tipo de relaciones sociales adoptadas dentro de la empresa entre los dueños del capital (maquinarias, herramientas, materias primas y afines) y los asalariados o trabajadores que no tienen propiedad alguna sobre los valores que ellos producen.

En este sentido, los años restantes de la Economía están contados hasta cuando desaparezcan las relaciones clasistas de producción, ya que, bajo propiedad colectiva, todas las relaciones sociales serán de igualdad en materia de propiedad sobre la producción realizada.

 


 

[1] Marx cita el hecho de que los valores de uso o soportes físicos de las mercancías han originado la ciencia de la Merceología atinente al conocimiento exhaustivo que debe tener el comprador acerca de las propiedades de las mercancías, y conocimiento que manifiesta el demandante cuando compra alguna de las solicitada por el propio consumidor.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1572 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: