Petro oro, Bolívar oro

Desde tiempos inmemoriales la humanidad ha intervenido campos del conocimiento, las ciencias y del quehacer cotidiano, creando reglas, normas, convencionalismos y leyes. Uno de estos campos es el comercio y uno de sus convencionalismos, el de intercambio, es la moneda.

El uso regular y oficial de la moneda como medio de intercambio tiene cerca de 3 milenios de establecimiento.

Luego, adentrado este milenio (siglo XVII), se crea otro convencionalismo, la conformación de los billetes con respaldo en Oro, conocido como Patrón Oro, y se crea un sistema fiduciario, en el cual, aunque los billetes no poseen valor alguno estos representan el valor de denominación en Oro, es decir, si un billete dice que representa 10 gramos de Oro, deben existir estos 10 gramos en algún sitio que lo respalde; se basa este convencionalismo en la confianza. Este sistema facilitó las transacciones comerciales y permitió crear títulos de valor por cantidades enormes de Oro sin que este esté presente.

Pero más cercano a nosotros están los acuerdos de Bretton Woods, en plena Segunda Guerra Mundial. En ese complejo hotelero las potencias occidentales de la guerra (llámese Estados Unidos y Reino Unido) establecieron el llamado Nuevo Orden Económico Internacional, el cual, aunque seguía el convencionalismo del Patrón Oro, ató toda la economía mundial a un papel moneda, el Dólar de los Estados Unidos de América, conformando un nuevo Patrón Oro-Dólar.

Cuando los Estados Unidos de América perdían la Guerra de Vietnam, su economía se encontraba en crisis y con un gran déficit comercial, decidió imprimir dinero inorgánico (sin respaldo en Oro) y esto provocó la ruptura del Patrón Oro-Dólar, conformándose un nuevo patrón, el Patrón Dólar.

Triste es, que hace 350 años nadie conocía al Dólar, y hoy se ha convertido en el fetiche económico más importante. La economía mundial desde 1.971 se ha devaluado cerca de 40 veces, con el añadido de la dilapidación de enormes recursos naturales.

Volviendo al uso del Oro como medio de intercambio, este es utilizado con la finalidad de acuñar monedas, normalmente con una Ley 900, es decir, por cada kilogramo (kg) de metal acuñado están contenidos 900 gramos (grs) de Oro puro.

En Venezuela se muestra un histórico relacionado con la República, de monedas acuñadas en Oro para curso legal desde 1.875, realizándose estos procesos solo entre 1.886 y 1.888 en la Casa de la Moneda de Caracas; todas las demás ediciones las han realizados entes privados en el país (Metalor) y en el exterior.

La nueva Casa de la Moneda, inaugurada en Maracay en septiembre de 1.999 ha acuñado monedas de curso legal en diversos metales, aunque ninguna en Oro.

El Ejecutivo Nacional, luego de haber lanzado el criptoactivo Petro, participó de una segunda edición de criptoactivo "más poderoso" llamado Petro Oro.

Hace pocos días (hoy 29/04/2.018), se ha anunciado posibilidad de inversión y ahorro en láminas o pequeños lingotes de Oro, con pesos variables de 10, 20, 30, 40 y 50 gramos y se ha dicho que de hasta 1 kilogramo, con la denominación de Petro Oro. Esto determina la fase "física" del criptoactivo Petro Oro, convirtiéndose en moneda, creando una dualidad de valores y funcionamientos diferentes para cada elemento, el criptoactivo virtual y la moneda en Oro.

Aunque no hay noticias del proceso de acuñado de estos "lingoticos", debido a que los certifica el Banco Central de Venezuela, suponen la procedencia desde la Casa de la Moneda.

El Petro, el criptoactivo venezolano, se ha cotizado recientemente alrededor de los 50 Euros, unos 60 US$, y si el Petro Oro es más fuerte, el precio debe superar este valor nominal. Se muestra la siguiente tabla para continuar con la presentación:

Si tomamos como referencia el lingote más pequeño (10 gramos) como base para un (1) Petro Oro Ley 900, esto permite calcular el precio alrededor de los 380 US$ por Petro Oro, más que seis (6) veces el Petro ordinario. Esto sucede si el Oro que compone la moneda, se estimara como un activo de acumulación expresándose directamente en el costo de mercado del metal.

Los promotores de la lógica de acumulación y comercialización, para extirpar el Oro de nuestras arcas y colocarlo en otras latitudes, dirán que ese sería un precio adecuado para la nueva moneda.

En un escrito anterior (https://www.aporrea.org/actualidad/a230154.html), del 29/06/2016, llamado No lleguemos tarde a la cita con el "Patrón Oro", mencionaba las fortalezas de nuestro país para establecer un sistema monetario respaldado por las reservas minerales y metálicas que poseemos, con la posibilidad de ser referencia internacional, convertirlo en Divisa y establecer un nuevo medio de confianza para la economía nacional y mundial.

La creación de una moneda en Oro de circulación libre (aunque esto inicialmente no parece la orientación dada por el Ejecutivo), podría establecer parámetros de estabilidad en nuestra economía, sometiendo a la especulación y rompiendo convenientemente la dependencia nacional que se tiene con divisas y monedas que nada aportan al sistema económico venezolano. El Petro Oro puede cumplir con este cometido, más allá de las opiniones que visualizan la desaparición del Bolívar al emplearse esta nueva moneda; prevén que el sistema migraría hacia la moneda más fuerte en detrimento de la débil, colocando el Bolívar como moneda secundaria.

El sistema económico venezolano, así como se dice del político, tiene la condición de ser modificado, siendo de conocimiento público la búsqueda de sustituir el esquema capitalista y rentista por un esquema productivo y socialista. En ese escenario, el Petro Oro puede ser la divisa venezolana y convivir con el Bolívar (el cual también puede ser Bolívar Oro), de la manera como convive el Bolívar con diversas monedas comunitarias que existen en nuestro país.

Un esquema de contención a la extracción de nuestro Oro mediante la moneda física, se determina con la valoración de estos elementos acuñados por encima del precio del Oro de contenido. Si decimos que la moneda de 10 gramos tiene un costo en Oro de 380 US$, el valor nominal de dicha moneda debe ser superior al doble de este costo, como sugerencia, colocarlo en 1.000 US$. En tal caso, una tonelada de Oro puede producir al menos 111.111 monedas, traducido en 111 millones de US$ por tonelada de Oro acuñada. A su vez, 1 Petro Oro sería equivalente a 17 Petros ordinarios (1 Petro Oro = 17 barriles de petróleo).

Nuestras Reservas en Oro y la producción de Oro que a diario se incrementa, pueden y tienen que dar el respaldo a las monedas acuñadas. Si la producción de Oro se mantiene en 8 toneladas anuales y se dedica el 70% a ser acuñado, pudiéramos colocar un circulante equivalente a 620 mil Petros Oro todos los años. En diez años, puede haber un sólido de 6,2 millones de Petros Oro, con una velocidad de circulación de la moneda estimada en 5 veces (las actividades comerciales electrónicas has potenciado la velocidad calculada ordinariamente), se pueden lograr transacciones por 31 millones de Petros Oro. Sin establecer otras medidas de emisión de valores respaldados por este Oro acuñado.

Suponiendo que se mantengan las importaciones venezolanas promediadas en 30 millardos de US$ anuales, conviene decir para este ejercicio 30 millones de Petros Oro por año, así todas nuestras importaciones se pueden sustentar con esta moneda. Y la recuperación se haría con el producto que ha garantizado y garantizará un superávit comercial entre exportaciones e importaciones, y que llega a clientes en cualquier país del mundo que posea refinerías, el petróleo crudo.

Para convertir nuestro Petro Oro en divisa, debemos poseer la capacidad de exportar y comercializar otra gama de productos, provenientes o no de nuestro petróleo y minerales, y que lleguen a todos los países del mundo.

Aún más importante, es la revalorización de la economía interna de nuestro país, incrementando necesariamente el poder adquisitivo del venezolano y estabilizando los precios de los bienes de consumo básico y esencial, ya sean de producción nacional o importada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2243 veces.



Rodolfo Leon Hernández Moya


Visite el perfil de Rodolfo Leon Hernández Moya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rodolfo Leon Hernández Moya

Rodolfo Leon Hernández Moya

Más artículos de este autor