Alfredo Serrano Mantilla

Para visionar la economía venezolana se necesita solidaridad en los criterios dados, más allá del marxismo por su sensibilidad y que estamos cubiertos en una diversidad de argumentaciones filósoficas que nos ponen al filo de la navaja. Por eso, jamas debemos ser pasionarios, cuando de número se trata y los historiadores de nuestro país, exigen leer mucho para entender esas variantes bursatiles que nos da el comercio, día a día,

España, no solamente nos impuso un modelo político, sino, a la vez, busca imponer su modelo económico, de allí, la diatriba entre Mariano Rajoy y nuestro presidente, Nicolás Maduro Moros, de verdad, necesitamos politólogos serios que determinen todo el montaje que los españoles nos impusieron en esa etapa primaria del país, haciendo de nosotros una tierra de constraste y de filibusteros, muchos de ellos, siguen reuniendose en Dominicana y Haiti para proyectar sus engaños hacia toda América Latina para apoderarse del Coltan, ese extraño mineral que sirve para darle energia a los chips y móviles que reflejan una nueva tecnología.

Bueno, ahora somos un nicho de Podemos- España que desea imponer sus ideas sobre Venezuela y, luego el resto de España.Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias,Roberto Viciano Pastor, Luis Alegrey Alfredo Serrano Mancilla, quienes en un breve estudio de geopolítica venezolana y territorial se acercaron a Hugo Chávez Frías y aferrandose a sus ideas, conformaron un nicho económico para destruirnos y dañar nuestras empresas, simplemente, querian abordar las altas esferas del poder.

Aprovecharon el discurso de Las Comunas y haciendo una mirada transversal, acoplaron el historial francés y hasta le prepararon discursos al presidente Maduro, porque, Monedero dudaba que un chofer de buses aprendiera al lado de Chávez.. Entre todos, decidieron por Serrano Mancilla, un economista andaluz para que impulsara la política económica venezolana.

.Por ser de nacionalidad española no puede ejercer cargos ministeriales en Venezuela, pero se las arregló para que Maduro nombrara a su pupilo Luis Salas vicepresidente del área económica, a quien conoce desde hace algunos años. Junto con Salas y el economista Tony Boza forma un equipo que desde la salida de Rafael Ramírez ascendió y fue impuesto al resto del Ejecutivo.Serrano Mancilla considera que es fundamental que cada uno de los altos funcionarios exprese que el actual modelo económico es incuestionable, para contrarrestar los ataques que, según él, lanzan desde la oposición neoliberal.

Detrás de su aspecto deliberadamente descuidado tiene un discurso mordaz y enfatiza postulados como que el culpable del alza del dólar paralelo no responde a la pérdida del valor del bolívar por la impresión de dinero inorgánico, sino por culpa de Dolar Today.Es conocido por haber escrito El pensamiento económico de Hugo Chávez. Recientemente el Ministerio de Cultura presentó su nuevo libro América Latina en disputa, editado con recursos del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social, que se distribuyo en algunos kioscos de la capital.

Sus libros, tienen meses en exhibición en Caracas y, nadie los compra, menos lo leen. El que fue, vicepresidente del área económica, Luis Salas, fue la figura sugerida por el asesor español Alfredo Serrano Mancilla para que Nicolás Maduro lo nombrara en el cargo.Sin experiencia dentro de la burocracia de gobierno, su desempeño comenzo a levantar quejas en voz baja. Hasta que fue expulsado del cargo

.Por desacuerdos en el gabinete aún no se han tomado las medidas económicas clave para atacar la grave crisis económica. Si bien se sabe que vendrán devaluaciónes y aumentos del precio del aceite de motor y grasa, los números varían de acuerdo con los intereses de cada despacho.Salas ha afirmado que la inflación no existe sino que es producto de la tasa de ganancias de las empresas. La aseveración le ha ganado un famoso meme en el que el vicepresidente confunde inflación con inflamación y recomienda un medicamento que está escaso.Sus palabras son guiones inspirados en el asesor español Serrano Mancilla y de allí que su única propuesta, hasta ahora, ha sido la reforma tributaria.

Estamos setenciados a vivir mal por este señor economista proveniente de las filas de Podemos, a ellos, o les importa las agresiones económicas y, los debates se han debilitado.

. Dejar de lado lo que Venezuela, está afrontando en forma de multi-agresión permanente en materia económica, es un acto de irresponsabilidad deliberada. Pero además sería un análisis parcial y sesgado. Sería lo mismo que analizar la economía mexicana sin considerar que tiene a Estados Unidos como vecino del norte. O suponer que un país tiene mar a pesar de no tenerlo. ¿Cómo debería leerse un estudio o una propuesta en base a premisas falsas, inexistentes, eclipsando buena parte de lo que sucede?

Lo apropiado es tener un panorama integral para tener un diagnóstico certero, y en función de ello realizar las recomendaciones que cada quien considere oportuno. Ninguna de las pruebas esgrimidas a partir de ahora deben ser consideradas como excusas ni como parches que sirvan para esconder otros desequilibrios estructurales de la economía venezolana. De lo que se trata en este artículo es de demostrar con pruebas manifiestas que la economía venezolana no es como otra cualquiera. Por muchas razones geopolíticas, está sometida a un constante hostigamiento que es obligatorio conocer en detalle.

El riesgo país (RP) otorgado por las agencias de calificación es improcedente con el cumplimiento de Venezuela con el pago de la deuda externa. Nos encontramos en una etapa de racionalidad económica y, para ello, existen una diversidad de testimonios que ratifican que las calificaciones contra Venezuela, no siguen un criterio de racionalidad económica.

Aparte de un mal asesor, tenemos un boicot explicito con la intención de impedir el relacionamiento de Venezuela con socios privados estadounidenses y del mundo

Gran parte del sistema financiero internacional ha venido en los últimos años propiciando un esquema de bloqueo hacia las operaciones financieras de Venezuela; ejecutar pagos a proveedores, recibir pagos, ejecutar transacciones, administrar carteras de inversión, cumplir obligaciones financieras y acceder a fuentes de financiamientos internacionales.

Alfredo Serrano Montilla, no ve, la evolución del cambio legal y el, paralelo o ilegal se dispara para crear distorsiones que dañan nuestras variables macroeconómicas, de allí, que el único interés de los transportistas y personal obrero es que, elabore un

Esta realidad es innegable y no cualquier país está sometido a tipo de este asedio económico, de alta intensidad y persistencia.

.

A Serrano, español de nacimiento, quien ha sido calificado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, como el "Jesucristo de la economía" y el "teórico de la economía cristiana" y por la oposición como el miembro más influyente del Gabinete económico del mandatario, se ha equivocado regularmente.

La economía venezolana en el siglo XXI con la Revolución Bolivariano se transformó estructuralmente. En lo fundamental, los objetivos sociales son también objetivos económicos. No cabe esa división: la economía, por un lado, y lo social por otro. Lo humano no puede estar disociado del debate económico. Todo lo contrario: ha de ser el centro de gravedad. La política tampoco puede quedar afuera de la discusión económica. Por todo ello, la soberanía y la satisfacción de los derechos sociales constituyen pilares fundamentales de la nueva economía venezolana. Son innegociables.

Otro elemento esencial de la economía venezolana en la nueva época es la importancia de las relaciones económicas exteriores como condición necesaria para la sostenibilidad de la revolución económica adentro.

Con el presidente Maduro, el espíritu dialectico sigue su curso para darnos identidad y, estar sujeto a los cambios que generen la identidad

El Pensamiento económico del chavismo continúa en movimiento. Chávez siempre tuvo claro la necesidad del espíritu dialéctico, en constante dinámica, según las condiciones históricas en cada momento. No tiene sentido una identidad política y económica que permanezca quieta e inmóvil a pesar de los continuos cambios que se producen en la sociedad, en el mundo exterior.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 772 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a259075.htmlCd0NV CAC = Y co = US