El "Petro" es neoliberal

El gobierno nacional de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello con la retórica política que le caracteriza ahora plantean y ejecutan la creación estatal de una supuesta criptomoneda para "defender la independencia de la patria", denominada como Petro. Según el discurso oficial el Petro es un modo de evitar el "bloqueo financiero" impuesto por el gobierno de Estados Unidos, y "abrir una nueva ventana de financiamiento internacional para el desarrollo económico y social de Venezuela"i.

En realidad, el Petro no puede ser una criptomoneda, ya que es creada por un Estado, una persona jurídica que va asumir la garantía del valor de la misma a partir de activos como los bienes comunes asentados en su territorio. El Petro es un tipo de bono de la deuda, ya que todos aquellos inversionistas que adquieran petros en el mercado financiero mundial al pagar una cantidad de dólares tienen derecho a la reclamación posterior de una parte de los bienes comunes del país; los yacimientos de petróleo, oro, diamante y gas. Es un mecanismo evidente de financiarización de la naturaleza, en el que se hipotecan los bienes comunes de Venezuela para seguir endeudando al aparato del Estado venezolano, y por ende es abiertamente neoliberal, extractivista y entreguista. El Petro implica una privatización de facto de las reservas de petróleo, gas, diamantes y oro del país, cualquier capitalista puede invertir millones de dólares al comprar miles de petros y tener derecho a esos bienes comunes, que en la retórica oficial solo respalda el Petro. Convertir esas reservas de bienes comunes en el respaldo del Petro es convertirlas en su garantía económica, en otras palabras dar derechos al portador de petros sobre las mismas. Es totalmente falso que el Petro es un modo de evitar el control de la especulación de los bancos internacionales y calificadoras de riesgo, al contrario es entregar de manera velada bienes comunes para que el Estado reciba financiamiento proveniente del capital financiero internacional, que se cristaliza en bancos y fondos financieros asentados en las potencias imperialistas.

El Petro es creado para intentar evitar medidas económicas que permitan constituir las condiciones propicias para el refinanciamiento de la deuda externa, el plan gubernamental es vender Petros para recibir divisas extranjeras con los cuales pagar vencimientos de bonos cotizados en dólares que son parte del endeudamiento externo del Estado. El refinanciamiento de la deuda externa fracasó totalmente porque en la actualidad siguen abierto las dos causas que provocaron en términos concretos el surgimiento del endeudamiento estatal: el déficit operativo de PDVSA y el déficit fiscal del gobierno nacional. La descapitalización del aparato del Estado para financiar la fuga de capital de las fracciones tradicional y emergente de la burguesía local. Ahora bien, el capital financiero mundial no va postergar el cobro de la deuda externa cuando el deudor (el Estado) sigue gastando una cantidad más grande que la que tiene en ingresos. Por ende, incluso en términos burgueses, es indispensable entonces la unificación del tipo de cambio para que PDVSA pueda vender al Banco Central de Venezuela las divisas que le ingresan por sus exportaciones en una cantidad de bolívares que le permita aumentar notablemente sus ingresos, y un reordenamiento de los ingresos y egresos del gobierno nacional que coadyuve a la reducción de su déficit, por ejemplo a través de una reforma tributaria progresiva. Sin embargo, sabemos que altos jerarcas civiles y militares del bloque gubernamental chavista impiden la unificación del tipo de cambio al querer seguir saqueando al país mediante la auto-asignación de dólares preferenciales para las importaciones estatales y privadas. Allí, se encuentra la causa de la creación del Petro, seguir intentando endeudar al Estado incluso colocando como garantía inmediata a los bienes comunes del país para lograr mantener el control directo de los dólares en tipos de cambio preferenciales. Ese nuevo crimen contra las clases populares de Venezuela es otra muestra del carácter cleptocrático del corporativismo civil y militar del gobierno nacional de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. El Petro probablemente fracase porque en los últimos meses el gobierno nacional mostró creciente dificultades financieras para cancelar los vencimientos de la deuda externa, no pudo lograr el refinanciamiento del endeudamiento estatal por las razones ya mencionadas y las sanciones financieras de EEUU obturan que el capital financiero mundial invierta en bonos de la deuda venezolana. Sin embargo, nosotros seguiremos denunciando el pago de la deuda externa del Estado, originada en el financiamiento de una brutal fuga de capital de las fracciones tradicionales y emergentes de la burguesía venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1334 veces.



Omar Vázquez Heredia

Militante comunista y profesor universitario

 @omargvazquez

Visite el perfil de Omar Vázquez Heredia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Omar Vázquez Heredia

Omar Vázquez Heredia

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a256187.htmlCd0NV CAC = Y co = US