Capitalismo de Hayek, un régimen que acaba con los pueblos y la naturaleza a costa del libre mercado (I)

En una entrevista a Frederick Hayek, economista liberal, a quien le interroga el periodista venezolano Carlos Rangel, éste comienza indicándole en lo personal "Gran parte de su labor intelectual ha consistido en una comparación crítica entre el capitalismo y el socialismo, entre el sistema basado en la propiedad privada y la economía de mercado, y el sistema basado en la estatización de los medios de producción y la planificación central. Como es bien sabido, usted ha sostenido que el primero de estos sistemas es abrumadoramente superior al segundo. ¿En qué basa usted esa posición?".

Al responderle Hayek le dice es "muy superior al capitalismo sobre el socialismo", le asegura que el socialismo no es capaz de sustentarse económicamente", por negarse al "libre mercado", por supuesto Hayek oculta la estrategias de guerra del capitalismo, el saqueo de los pueblos, la invasiones coloniales, el intercambio desigual, la guerra de desgaste contra el socialismo, impedir que el modelo sea exitoso, no olvidemos que durante la I GM, los países de la Entente, no solo declararon la guerra mundial sino luego se la declararon a la revolución rusa, catorce (14) países, quienes se inmiscuyeron en los asuntos internos, domésticos, violando la autodeterminación para frenar la revolución rusa,

Frente a estos hechos inobjetables, Hayek soslayando deliberadamente considera "Yo iría más lejos que la afirmación de una superioridad del capitalismo sobre el socialismo. Si el sistema socialista llegare a generalizarse, se descubriera que ya no sería posible dar ni una mínima subsistencia a la actual población del mundo y mucho menos a una población aún más numerosa". Hayek por supuesto omite la guerra económica, el bloqueo comercial y financiero, el capitalismo no es capaz de competir en buena lid, en paz, sino sobrevive saqueando los países, expoliando las materias primas del planeta así como sosteniendo un intercambio desigual con las naciones del mundo para elevar su productividad a costa de otros países.

Hay que necesariamente decir que "El socialismo del siglo XX", aquel que se retiró de la Primera Guerra Mundial, con la revolución rusa, creando y liderando un nuevo Estado, condenando la guerra fraticida y genocida provocada entre los imperios, surge emitiendo el Primer Decreto de Paz, nace declarando además "Todo el Poder al Pueblo", a los obreros y campesinos y militares, insurge la revolución con la unión cívico militar, aboliendo la propiedad privada de los monopolios de la tierra, de los terratenientes, de la industria, mas no la propiedad del pueblo. Carlos Rafael Rangel compara el capitalismo y el socialismo, aseverando de manera prejuiciosa que el capitalismo es un sistema que se basa en la "propiedad privada y la economía de mercado" mientras que el socialismo lo asocia a un sistema basado en la "estatización de los medios de producción y la planificación central", lo cual fue cierto durante la guerra y al término de ella, resultó un socialismo distorsionado, pero en el siglo XXI, ya hemos abierto los ojos, deja de serlo, el socialismo del siglo XXI, no descarta el mercado, pero no es un libre mercado en si mismo, es un mercado socialista que coexiste con la planificación, el mercado y el plan son dos caras del progreso del socialismo del siglo XXI.

Rangel de modo prejuzgado, disimula el hecho de omitir como si "el capitalismo no programara, ni planificara la economía", generaliza, excluyendo la visión intervencionista del keynesianismo, del capitalismo de Estado, incluso la visión del capitalismo monopolista del Estado, afirmando que la orientación de Estado solo es exclusiva del socialismo, ocultando el papel los capitales en la apropiación de la maquinaria del Estado, sobre todo en la intervención del ciclo económico, en particular en las crisis económicas, el papel de salvataje de los monopolios, de la banca privada, de los capitalistas privados, la crisis del 29 fue claro testimonio de ello, incluso la crisis del 2008 en los Estados Unidos cuando Obama aprobó el salvataje de los bancos. En cambio al socialismo le niegan el derecho a la existencia del mercado, ni siquiera supone el beneficio de la duda, de la existencia del mercado en el socialismo, un nuevo tipo de mercado, de intercambio entre oferentes y demandantes entre empresas asociadas, cooperativizadas, el estado y los consumidores, total le niega a la economía socialista, la virtud de un mercado de nuevo tipo, el papel del Estado de intervenir la economía, lo ven como causa de ineficiencia cuando ellos mismos apelan al mismo para fortalecer el proceso de acumulación del capital.

El señor F. Hayek asimismo desestima el potencial del socialismo que emana del hecho de la socialización de la economía como también la eficacia en la distribución del producto social, lo que le da ventajas para planificar y programar, de manera que su argumento se cae de peso, toda vez que es socializada la economía, y no solo esto, pone los medios de producción social en manos de la sociedad, y no del Estado o un puñado de personas avaras que se declaran renuentes a coordinar la economía de forma social, así como impedir el acceso a los bienes de consumo a la sociedad en general, mientras que el socialismo no les niega el derecho a la vida a la población como así lo hace el capitalismo, con su política de precios, hambreando al pueblo, manteniéndolo en los niveles elementales de subsistencia, con salarios básicos, el mínimo paras vivir, eludiendo incluso la productividad, negando el incentivo a los trabajadores para sus beneficios propios, sin compartir los frutos del progreso técnico, de manera que el capitalismo expolia al trabajador, lo exprime, le saca el jugo, acaba con su vitalidad, le succiona la vida como hace con la naturaleza.

Supercomputadora del capitalismo no responde a problemas del mercado y la sociedad

Siguiendo con el problema de la planificación y programación económica, en la entrevista de Carlos Rangel a F. Hayek refiere que para sustentar su tesis de la superioridad (falsa) del capitalismo, "La productividad que distingue al sistema capitalista se debe a su capacidad de adaptación a una infinidad de variables impredecibles, y a su empleo, por vías automáticas, de un enorme volumen de información extremadamente dispersa entre millones y millones de personas (toda la sociedad), información que por lo mismo jamás estará a la disposición de planificadores. En el sistema de economía libre, esa información puede decirse que ingresa de forma continua a una especie de supercomputadora: el mercado, que allí es procesada de una manera no sólo abrumadoramente superior, como usted expresó, sino de una manera realmente incomparable con la torpeza primaria de cualquier sistema de planificación".

Como es deber; Hayek sigue creyendo que "la supercomputadora del mercado", para no argumentar "el mito de la mano invisible", en este caso, el papel del capitalismo monopolista del Estado, valiéndose de instrumentos altamente tecnológico, el mercado de hoy se sirve para programar las variables (impredecibles) procesada por "la supercomputadora", pero ella no es capaz de prevenir las contradicciones del sistema, aún con todo su poder de cálculo económico, la crisis económica, el desempleo, los problemas sociales, de analfabetismo, deterioro de salud, escasez de vivienda, los cambios climáticos, menos resolver problemas de deuda externa, intercambio desigual, desbalance comercial, dependencia financiera, dolarización de precios, inflación, devaluación, etc., se puede decir que "la economía libre" y su computadora están plagada de información, intoxicada de "variables impredecibles", que el sistema capitalista no puede resolver, que no quiere resolver, gran volumen de información mundial aparentemente "dispersa" entre millones de personas que asumen el mercado, y que jamás estará "a disposición de planificadores", procesada únicamente por el mercado, entre oferentes y demandantes, sin prever las consecuencias antes enunciadas dentro de la dinámica del sistema capitalista mundial.

Extrañas señales económicas del mercado aterrorizan a los pueblos

De igual modo en esa entrevista sostenida Carlos Rangel al economista F. Hayek, éste le agregó a la opinión de Carlos Rangel: "un punto de vista muy extendido consiste en creer que es posible mantener las ventajas de la economía de mercado y a la vez efectuar un grado considerable de planificación que corrija los defectos del capitalismo": "Esa es una ilusión sin base ni sentido. El mercado emite señales muy sutiles que los seres humanos detectan bien o mal, según el caso, en un proceso que nadie podrá jamás comprender enteramente. La idea de que un gobierno pueda "corregir" el funcionamiento de un mecanismo que nadie domina, es disparatada. Por otra parte, cuando se admite una vez la bondad del intervencionismo gubernamental en la economía, se crea una situación inestable, donde la tendencia a una intervención cada vez mayor y más destructiva será finalmente incontenible. Claro que no se debe interpretar esto en el sentido que no se deba reglamentar el uso de la propiedad. Por ejemplo, es deseable y necesario legislar para que las industrias no impongan a la sociedad el costo que significa la contaminación ambiental".

Pues bien; la propiedad privada no es absoluta, ella puede ser intervenida, reglamentada, sujeta a las leyes, pero volviendo a "las señales", a esas extrañas señales de información del mercado, de precios, ganancias, salarios, valor, ¿porque nadie las puedes comprender? ¿Acaso falta inteligencia humana, porque detectamos mal esas señales?, creo sencillamente porque el empresarios privado distorsionan la información, en especial el valor de los bienes, el valor-trabajo, la ganancia, finalmente los empresarios se ven envuelto en el marasmo de la competencia del mercado, donde las leyes económicas son deformadas de manera perversa, de manera destructiva hacia la sociedad, los precios del mercado capitalista ahogan al trabajador, asfixian al consumidor, mientras que hacen creer la idea que "el libre mercado puede corregir los desequilibrios entre oferta y demanda sin intervención del Estado" con ayuda de la supercomputadora, el cálculo económico y la contabilidad.

De nuevo Carlos Rangel en la entrevista al señor Hayek le agrega: Últimamente se ha puesto de moda entre los socialistas admitir que la abolición de la propiedad privada y de la economía de mercado en aquellos países que han adoptado el socialismo, no ha producido los resultados esperados por la teoría. Pero persisten en sostener que algún día, en alguna parte, habrá un socialismo exitoso. Exitoso políticamente, puesto que no sólo no totalitario sino generador de mayores libertades que el capitalismo; y exitoso económicamente. ¿Qué dice usted de esa hipótesis?. Hayek responde: Yo no tengo reprobación moral contra el socialismo. Me he limitado a señalar que los socialistas están equivocados en su manejo de la realidad. Si se tratara de contrastar juicios de valor, un punto de vista divergente al de uno sería por principio respetable".

La abolición de la propiedad privada por si misma es condición fundamental para elaborar las bases sociales y económicas del socialismo, sin embargo, es en la cultura social, en la psiquis del hombre donde deben operar cambios psicológicos y axiológicos de los individuos, no podemos seguir sosteniendo una sociedad que se diluye lentamente, se disgrega manteniendo la competencia, la rivalidad del hombre por el hombre, la competencia entre la oferta y la demanda, por ello es imprescindible, la abolición de la propiedad privada de los medios de producción social, en especial, aquellos esenciales para la manutención de la sociedad, en alimentación, salud, educación, vivienda y transporte. No podemos decir que sociedad alguna no haya tenido fracasos y errores, incluso el socialismo los ha tenido y los tiene, es una sociedad humana, su coordinación requiere alta ilustración, preparación técnica y talentos, así como virtudes morales, una ética socialista para producir "los resultados esperados en teoría" mediante el concurso de los protagonistas de la economía de mercado socialista y sus planificadores.

Solo "un socialismo exitoso" será aquel que combine igualdad y libertad, plan y mercado, despejara la misteriosa ecuación social del hombre en libertad según Bolívar, solo en socialismo, asegurando sus necesidades en libertad, sin totalitarismo, ni estatismo, ni explotación del trabajo social, apuntando a la participación social del hombre en la economía, en los negocios, sin discriminación de clases, sexo, creencias, etnias, elementos que reprobamos del modelo de desarrollo capitalista, modelo de desarrollo desigual, explotador, discriminador a escala planetaria, atentando contra la estabilidad política del planeta, la inestabilidad económica, la crisis social de la sociedad, la descomposición social, la aniquilación de la civilización mediante la guerra, es tal "la reprobación moral del capitalismo" que Hayek prefiere ocultar la cabeza del avestruz, proyectar que lo que miran los socialistas es que "están equivocados en su manejo de la realidad", cuando en verdad, no contrasta sus puntos de vista con la realidad, el capitalismo, su régimen económico con la democracia, prefieren disimular las verrugas de la democracia capitalistas, la economía de mercado no resuelve el problema del hambre así como la desigual distribución de la riqueza mundial.

Hayek respeta los puntos de vistas divergentes al capitalismo, supone que el socialismo es simplemente "un Juicio de valor", que el socialismo en consiguiente no existe tangiblemente, pero sabemos cómo una vez terminada la guerra mundial, se prolongó "la guerra fría", contra Rusia y las ex llamadas repúblicas socialistas del este, como sostuvo el capitalismo bajo la hegemonía de los Estados Unidos una guerra destructiva, agotadora, silenciosa, mediática, psicológica contra el socialismo, aislándolo del mundo, impidiendo que los pueblos no se informaran de los avances del socialismo, de sus ejemplos, siempre anteponiendo los éxitos del capitalismo, la productividad del capitalismo, vendiendo el modo de vida del capitalismo al mundo, un estilo de vida que resulta agobiante para el planeta, despilfarrador de recursos, un nivel de vida al que millones de personas no tienen acceso.

Volviendo al "sistema de información de mercado", Hayek agrega a la entrevista que le hiciera Carlos Rangel: "Pero no se puede ser igualmente indulgente con una equivocación tan obvia y tan costosa. Esa masa de información a la que me referí antes, y de la cual el sistema de economía de mercado y de democracia política hace uso en forma automática, ni siquiera existe toda en un momento determinado, sino que está constantemente siendo enriquecida por la diligencia de millones de seres humanos motivados por el estímulo de un premio a su inteligencia y a su esfuerzo. Hace sesenta años Mises demostró definitivamente que en ausencia de una economía de mercado funcional, no puede haber cálculo económico". O sea que la información que procesa la supercomputadora es automática, los mecanismos de mercado son automáticos, sin embargo no corrigen las equivocaciones del mecanismos, sus errores que salen muy "costosos" sus desproporcionalidades económica, pese a existir el mecanismo de cálculo económico, de los oferentes y demandantes, nadie corrige los desequilibrios sociales del sistema, la supercomputadora como sistema "inteligente", no sabe qué hacer ante semejante situación que deviene en crisis política, en crisis social y por tanto en revolución.

Inteligencia artificial de la supercomputadora no piensa

¿Qué información refiere Hayek, que maneja la supercomputador del capitalismo?, la práctica de "millones de seres humanos", quienes concurren al mercado, información retroalimentada, enriquecida dice por "millones de seres humanos motivados por el estímulo de un premio a su inteligencia y a su esfuerzo", el lucro, la ganancia, la renta, la riqueza que extrae del mercado mediante el mecanismo de los precios, expoliando el salario, empobreciendo al trabajador y su familia a costa de ir acumulando riqueza de un lado de la ecuación del mercado, del lado de la oferta, pues bien esta información no concibe, la supercomputadora, "el desequilibrio social" del lado de la demanda, de quienes no ven satisfacer sus necesidades en el mercado, están como anulados, no existe como "seres humano", tan solo es una magnitud matemática, a la supercomputadora del mercado les indiferente si compran o no, ya se sabrá, cuando las crisis económicas estallan, resulta que es una anomalía del sistema, una "desviación de las variables impredecibles", un hecho fortuito, casual, una en un millón, pero sus efectos se dejan sentir en la sociedad, el subconsumo.

De manera que la democracia política no responde por las perturbaciones del mercado, si lo hace es simple intervencionismo, (practica del socialismo), lo que no es inherente al capitalismo pese a que también interviene la economía, lo hace con disimulo, hace creer que el mercado se "equilibra automáticamente", con la libre oferta y demanda, claro con la ayuda de las palancas del Estado capitalista, quien acude en su auxilio, no del pueblo trabajador, sino de los "seres humanos", los capitalistas, seres angelicales para Hayek, pero en realidad son quienes se benefician del mercado drásticamente, ya sea con sobreprecios, subfacturaciones, evasiones fiscales, fuga de capitales a los paraísos fiscales, narcotráfico, vicios, juegos, casinos, y toda índole de actividades lucrativas. En todo caso; la democracia política liberal (democracia representativa), no conserva ni la igualdad en la ecuación libertad e igualdad, el equilibrio entre oferta y demanda y menos el libre mercado y la democracia verdadera, la democracia política es al igual del mercado un instrumento para usurpar el bienestar al pueblo como lo es el Estado en el capitalismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 294 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a255179.htmlCd0NV CAC = Y co = US