¡¡Por ausencia de gobierno ni presencia de autoridad alguna!! ¡¡Se desmanda el atraco al bolsillo del pueblo venezolano!!

Soy persona felizmente normo tenso. De la misma manera que hace algún tiempo ya, en conocimiento pleno de quien realmente maneja el poder en mi país Venezuela y en resguardo de mi salud. Usualmente ahora para evitar colapsar de contaminación por enormes y peligrosos disgustos al enterarme de los precios de los alimentos. Los artículos de aseo. Los medicamentos. Los servicios. Etc. Ahora repito. No acompaño a la Aura Giovanina mi esposa; al mercado y/o establecimientos de expendio de alimentos, artículos de aseo; y farmacias. Sobre estos últimos los fármacos; es irritante para decir lo menos, que el dependiente conteste como rosario de frustraciones. -¡¡No señor no tenemos ese medicamento, ni el otro, ni el otro otro!!- De verdad lo lamentamos señor. Y/o escuchar. Si lo tenemos señor pero el medicamento tal estaba en inventario para la venta la semana pasada en Bs. 10.500,00, se agotó; y nos han llegado nuevos inventarios -¡¿Pero con un nuevo precio de venta al público de Bs. 45.000,00?!-

Ahora ella; mi esposa que admito tiene una serenidad, temple y coraza del carajo ante el atraco de los comerciantes intermediarios y el lumpen bachaquero. Es la que hace el acopio de víveres, artículos de aseo y medicamentos.

Ella y mi hijo que de igual la acompaña. Ambos ante mis constantes berrinches. Solo se limitan a mirarme largo y tendido; y de contra ataque señalar: ¡¡Bueno viejo sabes que tu temple nos ha forjado a todos en la familia en la arena de las rebeldías con causas!! Y por eso ¡¡No nos rendimos!! ¡¡Pero entiende que no hay salidas!! ¡¡Estamos como tú mismo señalas indefensos a merced de los bandoleros del comercio que lo distorsionan, canibalizan y arrasan todo!!

Viejo; -¡¡Si no dejamos que nos roben!!- ¡¡Nos exponemos a morirnos de hambre!! Y rematan con tronío. Cambio de tercio entre castañuelas y pasos dobles de madrileño olé. Si la fulana revolución que todos en el hogar defendemos. ¡¡Onanista y pretendida revolución a quien compete defendernos de tales abusos no nos defiende!! -¡¿Qué carajo viejo quieres tú que hagamos nosotros?!- -¡¡Tenemos que comer y mal menos, tenemos los recursos para hacer frente al caos y la anarquía!! Para luego crucificarme tiroteándome a placer por hablador y criticista.

Tú mismo con tino. ¡¡Lo diagnosticas cuando refieres que el poder y dominación del aparato burgués del comercio y su dictadura democrática del capital; hacen retroceder la pretendida revolución Socialista de Siglo XXI!! Aciertas cuando expresas que el capital. Soberbio. Atropellador. De jaqueo y acorralamiento de mate a un adversario de teórica posesión de poder político como lo es el -"Gobierno"- ¡¡Ahora de repliegue luego de las elecciones de gobernadores que acusan una inocultable y peligrosa perdida de importantes espacios de poder regional en plataforma continental y bordes de frontera con la enemiga colombia!! Ahora desmandada y vitriólica la desestabilización económica del comercio y su dictadura democrática del capital, responde en su acción de acoso y violencia enmascarada de paz; con el surtido de inventarios. Ahora llena los anaqueles. Pero el disgusto e impotencia del ciudadano común que será desvalijado; es inmensa. Será (Es) terrible el acoso de la dictadura democrática del capital para mantener su cuota de plusvalía y capital; porque desalojando los necesarios elementos de control de costo/beneficio por parte del estado y un auténtico gobierno revolucionario (¡¡Nada se sabe y aparentemente no se sabrá por quizás irrealizable, del proyecto de regular cincuenta artículos de primera necesidad!!) ahora controla a su antojo los precios de los alimentos. Los artículos del aseo. Etc. Igualmente hará precario y/o inaccesible como base de inflación inducida e inconsistencia circulante del valor bolívar; el vestido. El calzado. Los servicios, etc. Le expropia los pocos y medianos recursos que ingresen a la familia base del venezolano a pie. Y hará (Hace) eso. A fin de horadar su conciencia y constancia revolucionaria de acompañamiento militante.

Asimismo a esa burguesía expoliadora. Y con respecto a los segmentos sociales que manejan recursos de medianos o cuasi mayores/altos volúmenes de ingreso de la misma manera que psicosocialmente se constituyen en circunstanciales, conscientes y/o inconscientes aliados o no a las tropelías del capital. Sin importarles lo mínimo y defecándose en ellos. Les hacen desmesuradamente costosos los alimentos, la asistencia médica y la cirugía. El poder costear la educación de guardería, primaria, preparación secundaria y profesional universitaria de los hijos. La adquisición de un caucho. Un repuesto. Una eventual reparación mecánica de su automóvil, haciendo que envenenados y amargados como la hiel; exterioricen, contaminen y difundan su inconformidad con la anarquía y en carambola de bandas con el gobierno. Anarquía y sálvese el que pueda de dejar atrás y desamparado al otro su semejante social; toda vez que no existe poder alguno que llame al botón de nuestro vecindario que cada día más se alarma e intranquiliza; y al costo que sea exige. -¡¡Se ponga orden en la sociedad venezolana!!-

Retomando lo neural de la narrativa. Mis amores vencieron resistencias. Y ayer domingo cedí a salir con ellos a Unicasa a fin de acopiar víveres para el hogar. El monto de la factura resultó escandaloso. Un verdadero atraco que no incluyó el acopio de proteína animal. De la misma manera que no entiendo como una familia de ingresos de salario mínimo pueda hacer frente a sus necesidades básicas de ingesta. Y continuo de señalar; entre algunos renglones que pudimos adquirir: Dos kilogramos de leche en polvo Torondoy Bs. 147.226,00 cada kilogramo insólitamente Bs. 73.613,00 -(Necesariamente hicimos el costoso desembolso para sustituir la infame, estafatória y mal parida leche en polvo mezclada con harina y no sabemos con qué cuantas venenosas porquerías más, de dudosa sanidad para el consumo; que grosera y desconsideradamente de bajísima calidad suministra cuando le sale del forro de los cojones; la gente del CLAP) Dos kilogramos de azúcar Bs. 59.970,00 (Cada kilogramo Bs. 29.985,00) Un trozo de queso blanco de 0,820 gramos Bs. 37.925,00 Dos (2) chuletas ahumadas con un total de 0,300 gramos Bs. 35.400,00 Un cartón de huevos Bs. 43.725,00 ( Bs. ± 1.215,00 por unidad) Seis diablitos Underw Bs. 89.957,52 (Bs. 14.992,92 unidad) Una pastilla jabón las llaves Bs. 10.446,43 y algunas otras cosas que repetimos excluyeron la proteína animal, -(Retrocedimos ante un pollo beneficiado que marcaba de precio Bs. 62.369,00)- y también excluyó en su acceso al café, y alguno que otro cereal, etc. ¡¡Dejamos de adquirir algunas cosas necesarias para el hogar y en mi caso personal me asombró la cantidad de dinero que desembolsamos!! ¡¡Lo asombroso de la materialidad y pocas necesarias cosas que pudimos adquirir, me mostró en su desnudez, el estado de descomposición y grosera anarquía en la que vivimos!!

No queremos concluir estas notas sin dejar de mencionar el imparable contrabando de extracción de todo tipo, que de intocable permanece inalterable en la frontera con colombia. -¡¡Somos muchos!!- -¡¡Muchísimos los venezolanos que exigimos se cierre definitivamente la frontera con ese pérfido e inamistoso país!!- De no manejar el gobierno nacional tal soberana exigencia que es eco de millones de compatriotas -¡¡Emplazamos al gobierno nacional a que nos informe de manera valiente, el por qué no considera aplicable ese definitivo cierre de borde de fronteras que tanto daño a nuestra economía causa!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1207 veces.



Julio César Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: