El economista que no siembre tomate… sabe a casabe

"Me va a venir a decir a mí un economista trasnochado a decirnos cuatro estupideces. Ah, en lugar de sumarse al trabajo. El día que esos economistas produzcan un tomate los respetaré, de resto respeto al pueblo que trabaja, sólo al pueblo que trabaja y se sacrifica y le debo mi respeto y mi cariño…esto es una revolución, una revolución económica, que no sigue los dogmas y los patrones de los macro economistas que saben demasiado, saben, saben, saben a casabe…"

Presidente Nicolás Maduro, 12/09/2017

AYER VARIOS ECONOMISTAS ESTABAN PERICLITADOS POR NO DECIR: ARRECHOS. PERDÓN, LO DIJE YO…NO PASA NADA.

Suelo levantarme muy de madrugada y acostumbro a leer y responder mensajes, desde mi celular. Lo acabo de hacer y quedé sorprendido con los mensajes de algunos economistas, comprometidos y bien formados, los cuales han ocupado cargos de mucha relevancia. Enviaron un audio, que recogía una intervención presidencial, en el día de ayer, refiriéndose a los economistas. Recibí mensajes con comentarios como estos:

"Pareciera que el enemigo no es el imperio sino los economistas que apunta entre la soberbia, la ignorancia o la mala asesoría…Yo no estudié economía para sembrar tomate, aún cuando me gustaría"

Otro economista con los que intercambié, anoche, me expresó:

"Que agresión injustificada a la ciencia económica y sus profesionales, sus investigadores, catedráticos, estudiosos. "Economistas" que no producen un tomate, "macroeconomistas" que saben a casabe. Increíble pero lamentable en la voz de un Presidente" (SIC)

Justo unos minutos antes que el Presidente expresara su apreciación hacia los economistas ¡Oh, casualidad! este amigo y camarada, me había llamado la atención, con un mensaje crítico, en relación a mi artículo sobre el tema de la corrupción que salió publicado ayer en Aporrea.

Ver: www.aporrea.org/contraloria/a252176

El compañero me recordaba: "La economía profesor, la economía. El voto protesta contra el gobierno que es hoy mayoría tiene su explicación última en la economía, la economía" Queriendo, supuse yo, hacerme caer en cuenta que era la economía (como gustaba decir a Carlos Marx), vale decir: "la infraestructura económica" y no la superestructura (corrupción o crisis de valores) la que, en "última instancia", explica la realidad que vivimos. Frente a este planteamiento le respondí:

"Supongo estimado amigo (me reservo su nombre) que compartimos la idea de que hay causas de causas. Si leíste completo el artículo encontrarás que Giordani y Merentes, entre otros, por incompetencia e ineficiencia, son responsables, en parte, de eso que se llama: la economía (me refiero a la economía del país). Para mí es una expresión de la corrupción que no es sólo económica (…) Lo económico no es el problema, son los economistas incapaces o quienes como Giordani, Merentes y el propio Chávez (no mencioné a Maduro) se hacen pasar o creen ser economistas. De todas formas tenemos tres maneras de percibir y explicar la realidad: Como oficial (Maduro, el gobierno y sus aliados), como anti-oficial (oposición, EEUU y otros) y como oscilante (ni con uno ni con otro)

La economía es una Ciencia Horizontal, en buena parte de su ámbito de competencia, que trata problemas cuasiestructurados. Y sólo en una pequeña parte es estructurada y sigue leyes, es decir, es científica según el concepto tradicional de Ciencia. Sería bueno que revisaras el libro de la "Teoría del Juego Social", donde Carlos Matus expone este tema. Lo has leído? ¿Sabes cuánto ha afectado a la economía venezolana los altos índices de corrupción en PDVSA y PEQUIVEN? Te asombrarías si conocieras la realidad real (y que conste que este amigo, a quien no voy a mencionar, por respeto y consideración, debe tener muchísima más información que yo) Sólo el hecho de tener más trabajadores de los necesarios (tanto en PDVSA como en PEQUIVEN) es un despilfarro y un acto de corrupción que afecta la economía" Le respondí.

Entonces él me aclaró algo que ya le había insinuado implícitamente:

"Un pequeño error de información, el señor Giordani es ingeniero eléctrico y NO economista, el señor Merentes es licenciado en matemáticas NO economista…" Le recordé que leyera mi respuesta.

Así, mientras interactuábamos sobre mis dudas sobre la Ciencia Económica, que ya expresé en otro artículo anterior; la importancia de ser economista y la necesidad de tener economistas bien formados (técnica, política y espiritualmente) en las responsabilidades donde se requiere, resulta que paralelamente ¡Oh, casualidad! El Presidente Maduro recomendaba a los economistas a sembrar tomates y les recriminaba que sabían tanto que saben a casabe. Generalizo, sin especificar a quién o quiénes se refería.

La verdad es que no escuché, como acostumbro a hacerlo, la intervención del Presidente. Me apoyo ahora en los audios que me enviaron y que me he permitido transcribir, apresuradamente, más adelante.

ANTES DE CONOCER LO QUE DIJO EL PRESIDENTE Y HACER ALGUNOS COMENTARIOS FINALES ME PREGUNTO:

¿Será que por haber designado en los cargos relacionados con los asuntos económicos a profesionales de otras áreas del conocimiento es por lo que marcha tan mal la economía del país? ¿Será que no le hemos dado oportunidad a los economistas para que, más que sembrar tomates, asuman su responsabilidad con idoneidad? ¿Nos cansamos de que no lo supieran hacer? ¿Será verdad aquella conseja que dice que "la economía es algo tan serio que no puede dejársele sólo a l@s economistas"? ¿No hará falta una buena economista, femenina, que dirija las finanzas, PDVSA, PEQUIVEN o el BCV? ¿A quiénes se refería el Presidente Maduro como "economistas trasnochados"? ¿Por qué no los mando a ellos, con nombre y apellidos, a sembrar tomate, cebolla o perejil y generalizó a todo aquel economista que merezca ser respetado? ¿Cuántos economistas en el mundo y en el país han sembrado tomates? ¿Todo el que quiera hablar de economía debería sembrar tomates para que se les respete? ¿Carlos Marx, Federico Engels, Rosa Luxemburgo, Gramsci, los premios Nobel de Economía habrán sembrado tomates o producido algo tangible y no sólo teorías? ¿Sembrar tomates nos certifica para ser economistas o, al menos, candidat@s a verdaderos economistas? ¿Por qué el Presidente, tal vez molesto, hizo esa aseveración y generalizó cuando podía haber especificado a quiénes se refería?

¿QUÉ FUE LO QUE DIJO EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO?

"Nadie aquí me va a venir, ningún economista de este país, me va a venir a decir, NINGUNO. Tengo moral para decirlo. No te pongas bravo Juan Arias, porque Juan Arias es uno de los pocos buenos economistas que tiene el país. ¿Y ustedes saben porque es un buen economista? Porque está produciendo compadre (¿y comadre?). Está en la concreta, como dicen por allá, está en la concreta. Produciendo cabillas. Produciendo cosas, vale, para el país. No se queda en la teoría. Uno de los problemas de algunos economistas que se quedan en la teoría y luego uno los trae al gobierno y los pone en una responsabilidad y fracasan (¿A quiénes se referiría el Presidente?) porque se quedan en pura teoría: 2 más 2, ocho y 2 más 4, tres y no les da el 2 mas 2, ocho y 2 mas 4, tres. No les da, nada ¿Entienden? A buen entendedor, suficientes palabras. Entonces vienen con cuentos de camino. Nadie en este país ha formulado un proyecto de desarrollo económico. Puro gamelote compadre (¿y comadre?). El único que nos dejó un modelo, y sembró un nuevo tiempo económico para Venezuela fue este hombre que está aquí: nuestro amado comandante Hugo Chávez Frías Hay que volver a Chávez (aplausos de los asistentes). para retomar el camino del verdadero impulso de un modelo nuestro: el Socialismo productivo. Hay que volver a Chávez compadre (¿y comadre?) Al Chávez que sembró las plantas madres. Al Chávez que recuperó las empresas fundamentales básicas. Al Chávez que nacionalizó el petróleo. Al Chávez que impulsó la Economía Social y creyó en el pueblo, como pueblo productor. A ese Chávez hay que volver. Al Chávez que creyó en la empresa privada y la convocó. Ese es el modelo nuestro. Me va a venir a decir a mí un economista trasnochado a decirnos cuatro estupideces. Ah, en lugar de sumarse al trabajo. El día que esos economistas produzcan un tomate los respetaré, de resto respeto al pueblo que trabaja, sólo al pueblo que trabaja y se sacrifica y le debo mi respeto y mi cariño (aplausos de los asistentes)…esto es una revolución, una revolución económica, que no sigue los dogmas y los patrones de los macro economistas que saben demasiado, saben, saben, saben a casabe…"

Presidente Nicolás Maduro, 12/09/2017

Los comentarios de los paréntesis son nuestros

PRESIDENTE MADURO: CUIDE SUS ACTOS DE HABLA

Errores tod@s los cometemos. Cuando son reiterados, pueden llegar a ser peligrosos: Muy peligrosos. Señor Presidente, Nicolás Maduro, no soy quien para estarle recomendando a usted lo que debe o no decir. Sólo que, como me identifico plenamente con su buena intención, sus dedicados esfuerzos y su sensibilidad social y política, estoy obligado a volverle a recomendar: CUIDE SUS ACTOS DE HABLA. Sus palabras abren y cierran posibilidades al proyecto de cambio y transformación que vivimos en Venezuela. No permita que sus palabras y emociones, rabias o incomodidades, cierren puertas y posibilidades. Las palabras, sobre todo cuando son de una autoridad – padres, líderes religiosos o políticos, maestr@s, jueces, Presidentes, etc. – construyen la realidad: la transforman. Sea prudente. Tenga cuidado. No olvide que "la lengua es el castigo del cuerpo" y "por la boca muere el pez".

Como usted es cristiano debe saber que: "en el principio fue el verbo (la palabra) y el verbo (la palabra) se hizo hombre". Imagínese el poder que tiene la palabra. Por eso hace poco le sugerimos leer a Habermas, Searle y Austin, entre otros autores, pues ellos hablan del poder de la palabra.

COMENTARIOS FINALES:

Por otra parte, en sus comentarios, quedan expresiones y sentencias que bien vale la pena analizar y profundizar, posteriormente:

La relación teoría/práctica ¿por qué no comentó nada del método que también es muy importante? Sembrar tomates con métodos inadecuados puede ser más costoso y riesgoso que no hacerlo. El problema no es la teoría, sino que esta sea: adecuada, potente, coherente, consistente, idónea. Estudie, si puede, el libro de Carlos Matus: "La Teoría del Juego Social" y estudie sobre la teoría de un venezolano: la Trialéctica. Ver: www.aporrea.org/actualidad/a223878.html

www.aporrea.org/actualidad/a22372.html

¿Los economistas son sólo los que producen o para ser un buen economista debe además producir? Carlitos Marx, no creo que haya sembrado tomates, pero si nos ayudó a entender la economía con su obra póstuma: "El Capital". No recuerdo si fue Lenin quien señaló: "No hay nada más práctico que una buena teoría". Menospreciar la teoría puede ser un error, como también lo es no tomar en cuenta, como dijera Mao Tse Tung: "La práctica es el único criterio de verdad". Por cierto: ¿Usted qué es lo que produce actualmente? ¿Acaso sólo producimos bienes materiales? ¿Y la producción artística, ideológica, teórica…?

En resumen:

Modere, Presidente, sus apreciaciones sobre los economistas y otras materias, porque estamos en tiempos en el que los extremismos deben usarse para otras cosas. Ahora: "ni calvo ni con dos pelucas".

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 626 veces.



Hugo Moyer Agostini

Profesor Titular de LUZ. Ing. Químico . Maestrías en Macroeconomía y Planificación de Desarrollo y en Creatividad Aplicada Total. Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG).

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugo Moyer Agostini

Hugo Moyer Agostini

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a252211.htmlCd0NV CAC = , co = US