Recesión, escasez de dinero y guerra económica

Precisamente, según la última Encuesta de Coyuntura Industrial (ECI) de Conindustria del primer trimestre de 2017, la poca accesibilidad y escasez de divisas es, junto con la incertidumbre política e institucional y la caída de la demanda nacional, uno de los tres factores más restrictivos para la producción nacional. En este contexto, aunque no sorprende, preocupa que –tal y como se refleja en la última ECI– la industria nacional está trabajando a 32,4% de su capacidad instalada. Esto implica una caída de 3,9 puntos porcentuales en un año y de 16,9 puntos porcentuales desde el inicio de la recesión en el primer trimestre de 2014. Más aún, del total de empresas encuestadas: 84% registró caídas en su volumen de producción, 80% registró caídas en sus volúmenes de ventas, 76% registró caídas en sus carteras de pedidos, 70% registró caídas en sus niveles de empleo y en el último año los costos de producción aumentaron un promedio de 731%. (Abadi Anabella y García Soto, Carlos "La economía venezolana ante la Constituyente", Prodavinci, 9 de agosto, 2017).

Recesión económica del aparato productivo y dependencia de las importaciones

Desde aquí se responde al problema que ocasiona la recesión económica, la escasez de divisas, tenemos un aparato productivo narcotizado del petróleo, dependiendo de esa droga, los dólares, el combustible que mueve el aparato industrial militar, la economía de los Estados Unidos, el comercio y las finanzas internacionales, podemos decir que el "aparato productivo venezolano privado es vulnerable a las incertidumbre de los ingresos petroleros, a las políticas petroleras del Estado, que la restricción de la producción nacional, del volumen de oferta nacional, de las ventas caen a causa de la escasez de divisas, los pedidos caen toda vez que institucionalmente el Estado no puede responder la demanda de millones de dólares que consume el aparato productivo privado, que no genera divisas, por lo que a la par que reduce capacidad instalada, creando capacidad ociosa, costo en capacidad inoperada, a la que se le agrega, el costo de los dólares a la que adquieren los empresarios capitalistas privado en el mercado paralelo del dólar necesario para adquirir insumos o materias primas.

Por ejemplo; "De acuerdo a estadísticas del BCV, cerca del 60% de las importaciones totales del país se destinan a la compra de materias primas e insumos en el exterior para la producción de bienes finales, traduciéndose en una fuerte relación entre el comportamiento de PIB y las importaciones". (Ídem). ¿(Que nos indica?. La sensibilidad y vulnerabilidad de un sistema productivo, el industrial venezolano además el comercial, dependiente estructuralmente del comercio exterior, la pregunta que nos hacemos, ¿cuantas divisas le ha transferido el Estado venezolano durante más de un siglo a la empresa privada, industrial y comercial, a esa clase privada, para el funcionamiento del aparato productivo, para satisfacer las necesidades de consumo nacional e importado, y que no halla fortalecido un sistema económico sólido, independiente de las coyunturas petroleras, en verdad es o no, incapacidad de la burguesía venezolana parasitaria del Estado al cual tanto critica de ineficiente?.

No entraremos a explicar la geopolítica del petróleo, que hay detrás de las reglas del mercado petrolero de las corporaciones hegemónica, la palanca con que los países industrializados desarrollados capitalistas utilizan estos Caballos de Troya para paliar su situación interna, su crisis doméstica, ya sea abaratando los precios de las materias primas, en especial el petróleo, el combustible que mueve al mundo. Resultado de lo anterior, en Venezuela la caída de los precios del petróleo conllevó hacia la recesión del aparato productivo, por ejemplo, "Las últimas cifras oficiales publicados por el Banco Central de Venezuela (BCV) reflejan una contracción económica de 3,9% en 2014 y de 5,7% en 2015. Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima –según cifras publicadas en abril 2017– una caída de 18% en 2016 y de 7,4% en 2017. Suponiendo que se cumplan las estimaciones del FMI, la contracción económica de Venezuela acumularía 31,2% para el cierre de 2017" (Ídem).

Existe una crisis económica, no hay duda, pero esta crisis es inducida, hay quienes niegan "la guerra económica" como ce de la crisis, prefieren señalarla como excusa del gobierno de Nicolás Maduro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, y los hay como Abadi y García quienes alegan que, "La caída del barril petrolero no dio inicio a la actual recesión, pero su pobre recuperación y la consecuente escasez de divisas dificultan la recuperación económica. De acuerdo a estadísticas del BCV, cerca del 60% de las importaciones totales del país se destinan a la compra de materias primas e insumos en el exterior para la producción de bienes finales, traduciéndose en una fuerte relación entre el comportamiento de PIB y las importaciones" (Ídem). Si no fuera así, como se explica la sensibilidad de las importaciones con respecto a la recuperación del aparato productivo, así como la movilidad del dólar en torno a las expectativas políticas e incertidumbre económicas del aparato productivo?.

Emisión de dinero bajo presión inflacionaria y especulación del dólar today

Otro tema que nos gustaría aclarar, es torno a la emisión de dinero, y se trata de la vinculación del Dólar Today con la presión que ejerce los precios a la demanda de dinero, de circulante en el mercado, por un lado, mejor dicho los altos precios de las mercancías, bienes y servicios, evapora con rapidez el circulante en manos de los consumidores, estos recurren a la banca privada una y dos veces hasta tres o cuatro veces por semana, es tal la presión de la demanda de dinero para responder los niveles de precios del mercado que el gobierno ha "financiado con niveles históricos de emisión monetaria. Entre junio de 2016 y julio de 2017, la liquidez monetaria (M2) se multiplicó por más de 5, al pasar de 5,6 billones de bolívares a cerca de 27,8 billones. Sólo en los primeros siete meses del 2017, M2 aumentó 176,5% (Ídem). Todo por cuanto el indicador de esa presión de los precios sobre la demanda de dinero se mide por la inflación, Si bien el BCV no ha publicado las cifras oficiales, reportó al FMI una inflación de 274,35% para el año 2016 –según cifras publicadas en abril 2017–. Aunque esta cifra es bastante inferior a la gran mayoría de los estimados, sería el nivel más alto de la historia venezolana y sigue siendo una de las más altas del mundo (Ídem).

Todos sabemos que el comportamiento de la inflación, de los precios del mercado en una economía como la venezolana lo apunta la empresa privada, el capitalismo privado, vale decir son ellos quienes fijan los precios del mercado, por tanto guiándose por la incertidumbre del dólar paralelo, que a todas luces es quien pauta los aumentos de los precios de los bienes, es la referencia del mercado para aumentar los precios, si el dólar especulativo sube los precios suben, pero si el dólar baja, los empresarios no bajan los precios, solo es una referencia en la suba, no en la bajada. Por eso podemos explicarnos que existe una estrecha relación entre la emisión de dinero y la subida de los precios mediada por el dólar paralelo, donde los precios le han declarado una guerra económica al salario, al bolsillo de los consumidores, a las familias venezolana, inclusive amenaza con llevar a la ruina a pequeños productores y comerciantes, además de los consumidores. Esto explica que "la liquidez monetaria (M2) se multiplicó por más de 5, al pasar de 5,6 billones de bolívares a cerca de 27,8 billones" ejerciendo presión sobre la demanda de dinero, de circulante en manos del público para la cual representa un fuerte costo de dinero, de emisión de dinero, y si a esto se agrega el contrabando de billetes, la escasez de dinero, podemos señalar quienes declaran esa tal guerra económica al pueblo.

Abadi y García, señalan que "La llegada de billetes de mayor denominación al país resultó insuficiente para atender la creciente pérdida del poder de compra del bolívar. Los billetes, que se supone deberían facilitar las transacciones, son cada vez más escasos y los sistemas electrónicos de pago no logran responder de manera eficaz su creciente demanda". (Abadi Anabella y García Soto, Carlos "Sobre las consecuencias de las medidas económicas anunciadas por Maduro"), Prodavinci, 10 de septiembre, 2017). es tal la guerra de los precios contra los salarios, donde la pérdida del poder adquisitivo de la familia trabajadora de manera acelerada, llevado al presidente Nicolás Maduro a "Por décimo séptima vez en su gestión, Maduro aprueba un aumento de salario mínimo, acumulando un aumento de más de 6.500% desde que asumió la presidencia en abril de 2013. El bono de alimentación ‒conocido como Cestaticket‒ acumula un aumento de casi 16.000%. Maduro también anunció un aumento de 40% de la Tarjeta hogares de la Patria y un nuevo bono de Bs. 250.000 que 3 millones de familias podrán usar para la compra de útiles escolares. Todo esto impulsará aún más el crecimiento de la liquidez monetaria, lo que en el actual contexto recesivo se traducirá en una mayor inflación, --según Abadi y García--pues habrá cada vez más bolívares persiguiendo menos bienes y servicios (Ídem).

Círculo monetario vicioso y algunas medidas del gobierno

Comparecemos ante un círculo monetario vicioso, aumento del dólar today (paralelo al dólar oficial), aumento de los precios, aumentos de los salarios, aumento de precios, reconociendo el presidente que ante tal situación, "los sistemas de control de precios que hemos usado en el pasado se han agotado, no son efectivos, no son eficientes, no han sido eficaces", (ídem). La escasez inducida de bienes y divisas han creado mafias, corrupción y amenazado a la sociedad venezolana, sus valores, la sobrevivencia social han impulsado en unos el crimen, en otros, el aprovechamiento de la especulación del mercado mediante el bachaqueo de bienes de alimentos y fármacos, en todo caso, continúa la guerra del dólar today contra el mercado nacional, guerra de precios, guerra inflacionaria, guerra que pulveriza el salario, amenaza con el empobrecimiento social, la reducción del consumo, la reducción de talla y peso, amenazando la existencia social.

Por los motivos anteriores; urge un nuevo modelo económico, un nuevo sistema social, una sociedad cimentada sobre nuevas bases económicas, nuevas relaciones económicas de producción social, las existentes no han demostrado fortaleza frente a las crisis, las coyunturas del mercado, el aparato burgués ha demostrado que es incapaces de cambiar la base económica, un siglo no le bastó, existe desidia, corrupción, incapacidad para restructurar el sistema económico, por eso las Medidas Económicas, los Proyectos de ley entregados por Nicolás Maduro a la ANC, el 7 de septiembre del año en curso, estos serán estudiados, analizados, harán recomendaciones, al respecto no adelantamos opinión hasta que se aprueben dichas leyes, es temprano emitir juicios, sobre los efectos de dichas "medidas económicas". Sabemos eso si que dio respuesta a la demanda del mercado, respecto a la oferta, sugirió acordar precios, garantías para el capital e inversionistas, adoptó decisiones económicas trascendentales, Para atender el problema, del contrabando de dinero, "Maduro anunció que todos los servicios públicos serán pagados por medios electrónicos". Además, a partir del 11 de septiembre estará vigente nuevamente la reducción del IVA ‒en hasta cinco puntos‒ a las transacciones que se realicen mediante pagos electrónicos. También se aplicará una rebaja del ISLR a aquellas transacciones que se realicen por medios electrónicos" (Ídem). Con esto estará estimulado las compras electrónicas, reduciendo la demanda del circulante.

Con relación al problema de las divisas, su escasez, el de la oferta de dólares al mercado, Maduro sugirió la creación de un sistema de canasta de dinero, donde participen yuanes, rublos, rupias, yenes, euro entre otras monedas, para ir desdolarizando la economía del sistema hegemónico de los Estados Unidos, del control financiero del dólar, para evitar las transacciones en dólares, las sanciones económicas y financieras, además, "Sabiendo que los precios de la cesta petrolera venezolana no se han recuperado a los niveles deseados de entre US$ 70 y 100, y que la producción del crudo sigue cayendo, el ingreso de dólares al país sigue mermando. No sorprende pues que las reservas internacionales se ubiquen en niveles cercanos a los de 1995". En tal sentido; las medidas apuntan hacia la independencia económica, comercial y financiera de la hegemonía del dólar de los Estados Unidos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 522 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a252168.htmlCd0NV CAC = Y co = US