A un año de la reunión de la Plataforma de Lucha Campesina con el Presidente Nicolás Maduro: ¿Qué se ha logrado hasta ahora?

Sentado acá en mi escritorio, mientras pensaba que tema desarrollar, en medio de la vorágine de acontecimientos suscitados durante las últimas horas en mi país, y de temas que he ido dejando en el tintero, hay uno que surgió, producto de un recuerdo, que me motivó a escribirlo y a presentarlo en este instante.

Y tiene que ver con la reunión que se dio con los hermanos de la Plataforma de Lucha Campesina, quienes fueron conocidos como "La Marcha Campesina Admirable", quienes durante tres semanas caminaron desde Guanare, capital del estado Portuguesa, y se llegaron en una épica marcha a la capital de la República.

Dicha movilización, que fue acompañada por buena parte del movimiento popular de base revolucionario en el país, además de individualidades, tuvo a sus principales detractores no en la derecha fascista e imperialista abiertamente declarada, sino en elementos "quinta columnas" defensores del capitalismo y el burocratismo dentro de las propias estructuras del Estado, de la Administración Pública, además del Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SIBCI) que los invisibilizó por completo, y que un año después, los sigue invisibilizando.

Afortunadamente, ese subversivo que tuvimos en el Palacio de Miraflores llamado Hugo Rafael Chávez Frías, inventó los medios alternativos y comunitarios, y gracias a la existencia de portales como alba, divulgalatv, la iguanatv, aporrea, ensartaos y otros tantos, esta lucha de nuestros hermanos campesinos y hermanas campesinas no fue del todo invisibilizada, muy importante es de hacer esta acotación.

Al igual que en aquella oportunidad, me encontraba en Puerto Ordaz cuando se inició esta lucha, y me incorporé con posterioridad y logré conocer a estos valientes compañeros, los cuales me compartieron una serie de relatos, los cuales tengo como tarea obligatoria retomar en algún instante.

Pero importante es, a un año de recordar la reunión de estos compañeros y compañeras con el Presidente de la República, Nicolás Maduro, recordar algunas de las razones sagradas que movieron esta lucha, y la cual a mi juicio, se mantienen totalmente vigentes.

Llegamos al mes de agosto, y próximamente se cumplirá un año del denominado Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica y Social en el país. Ya los ataques en contra del mismo han comenzado desde temprano por parte de los actores políticos y comunicacionales de la oposición venezolana. Pero también debemos reconocer, de manera autocrítica, que el mismo ha dejado flancos que permiten esos ataques.

Es importante que el gabinete económico con el que cuenta el presidente Nicolás Maduro entienda (en lo personal no soy muy optimista de ello, dejo constancia de ello) que las políticas de crecimiento y nuevo modelo económico deben estar basadas, fundamentalmente en la satisfacción de las necesidades más urgentes e inmediatas como pueblo. En palabras del propio Comandante Inolvidable: "las hormigas y las abejas pueden más que los elefantes". Está en juego la voluntad políticas de los leales al proceso, tomando en cuenta que la esperanza de la patria socialista está en peligro.

Hace un poco más de un año escribía "hemos podido constatar, que las personas de a pie y de la calle, están cada vez más angustiados, preocupados y ariscos. El actual clima del país ya está tocando al núcleo chavista duro". Esta aseveración no sólo se mantiene vigente en todo y en cada una de sus partes, sino que el actual cuadro ha empeorado ostensiblemente.

Es en ese contexto, donde el grupo de la Plataforma de Lucha Campesina y diversos colectivos revolucionarios, y de iniciativas como la Comuna El Maizal, que golpean y afectan poderosos intereses de mafias externas e infiltradas, originó una iniciativa de una caminata que partió desde el estado Portuguesa, desde Guanare, el pasado 12 de julio, y tiene el objetivo de llegar a la capital de la República, a la ciudad de Caracas, para entregar un conjunto de propuestas al Ejecutivo Nacional, y denunciar un conjunto de irregularidades que se vienen suscitando en nuestros campos y en el sector rural venezolano, en el marco de las agresiones multidimensionales y multiformes que sufre nuestra Patria.

La marcha llegó a Caracas el 29 de julio si la memoria no me falla, no sin antes superar cualquier cantidad de contratiempos, de sobornos dirigidos a minar y a quebrar la voluntad de estos hermanos y hermanas de lucha; de ser recibidos en Caracas con un fuerte despliegue de seguridad, como si fueran ellos los enemigos y no otros y otras; que el 1 de agosto fueron recibidos por el propio presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, compañero Diosdado Cabello Rondón, y posteriormente el 2 de agosto por el propio Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, acompañado del propio Cabello y de la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez.

Bueno también es de acotar que hubo sectores dentro del propio gobierno bolivariano que le estaban vendiendo la especie al Primer Mandatario Nacional que no se reuniera con estos compañeros y compañeras, lo cual en términos políticos, se hubiese constituido en un error político mortal para el Gobierno y Revolución Bolivariana. Afortunadamente la presión del movimiento popular revolucionario y que Maduro no "pisó el peine" de la burocracia, no se concretó tal felonía.

Al igual que el año pasado, y lo vuelvo nuevamente a reiterar, esta iniciativa popular, agraria y campesina, con profundo sentido revolucionario e inspirada en el espíritu de Bolívar, Zamora y Chávez, ha tratado de ser minimizada por el denominado Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (SIBCI), así como boicoteada por algunos personeros de la dirigencia del denominado chavismo, que han tratado de boicotear la convocatoria de esta actividad con la realización de "actividades paralelas". Sin embargo, la convicción revolucionaria ha prevalecido, y por encima de los obstáculos y de acallar esta iniciativa, ha ido ganando más adeptos y más respaldos por parte del movimiento popular en general.

Si no hubiese sido por la voz de muchos y de muchas de nosotros y de nosotras que nos sensibilizamos por la lucha de estos hermanos de clase, y por la presión popular y el avance indetenible de la misma, no se hubiese logrado uno de los cometidos de los compañeros que era llevar denuncias y formular un conjunto de propuestas e iniciativas al Presidente de la República, y justo es decir, lograron parte del cometido.

Como ya algunos han señalado algunos analistas, y lo reitero, pese a los intentos de invisibilización de estas luchas, esta marcha campesina admirable posee un alcance más allá de lo coyuntural y de las justas reivindicaciones:

1.- Por una parte, el enfrentamiento con los latifundistas y terratenientes que vienen agrediendo impunemente a los campesinos. Esta fue una de las luchas de vida de Chávez, y debe ser una lucha de vida del actual Gobierno.

2.- El desenmascaramiento de las prácticas burocráticas infiltradas en el seno del Alto Gobierno.

3.- La Reivindicación de la Comuna y la Soberanía Alimentaria, hoy trastocadas por la "Guerra Económica".

4.- Un ejemplo de unidad de acción y un ensayo a emular en el marco del reagrupamiento de las fuerzas populares y revolucionarias, ante las amenazas de retroceso y restauración del sistema de dominación.

Es desde esas perspectivas y horizontes, que la corriente histórica debe plantearse el apoyo efectivo a esta jornada de lucha, proponiendo darle permanencia y vigencia en el tiempo a sus banderas de lucha y de combate.

Que de ahí surja el plan de lucha de los campesinos y campesinas de la mano con la clase obrera para la toma del poder y el rescate de la Revolución Bolivariana.

Y esa expresión de esa lucha de clases tiene que ver con el problema de la tierra, y de las luchas de los hermanos campesinos y hermanas campesinas. Esta lucha contra el latifundio rural ha costado la vida de más de 300 camaradas, iniciada durante el gobierno del Comandante Eterno y acrecentada durante la gestión de Nicolás Maduro.

El poder económico expresado en los terratenientes ha tenido la capacidad de comprar a funcionarios del INTI y de nuestro Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, y han pagado muy bien y en dólares, para desalojar a los que quieren labrar la tierra, ponerla a producir y garantizar la seguridad agroalimentaria de nuestro pueblo. Los hermanos y hermanas del campo son la columna vertebral sobre la que debe descansar nuestro modelo productivo, con tendencia a satisfacer las necesidades humanas.

La lucha no solo es en contra del capital que pretende subyugar y doblegar la voluntad del pueblo venezolano. La lucha también es en contra del burocratismo, de la corrupción, del minimalismo, de la indolencia, de la flojera de muchos y muchas que, estando dentro de las instituciones del Estado y con puestos de responsabilidad, torpedean al Poder Popular, lo maltratan y lo vejan.

No obstante, uno de los problemas endémicos que enfrentamos como revolución es que no hacemos seguimiento a las instrucciones y órdenes presidenciales. Señor Presidente, se lo expreso con muchísimo respeto, entiendo que entienda usted personas que sean de confianza, pero debe velar porque sus instrucciones sean cumplidas, porque si no el que queda mal es usted.

A un año de la reunión entre los hermanos de la Plataforma de Lucha Campesina con el Presidente de la República, necesario es realizar un balance, para determinar que acuerdos se han cumplido, y cuáles no.

Resulta que luego del 2 de agosto, una vez que recibió a los hermanos y hermanas de la Plataforma Campesina, con los compas se grabaron videos, micros, respecto a las problemáticas que los compañeros y compañeras del campo vinieron a plantearle, pero luego de unos días, bajo el argumento del magnicidio en grado de frustración, el congreso del PSUV, la reconversión y el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica y Social, nuevamente se invisibilizó la justa lucha de estos hermanos y hermanas en contra del latifundio y el sicariato.

De hecho, no había terminado la cadena nacional, cuando dos compañeros de este movimiento, resultaron asesinados por los latifundistas y terratenientes en la localidad de Sabaneta (Barinas). No sólo es la muerte de esos compañeros y compañeras de lucha, sino las implicaciones simbólicas y de diversos órdenes que este hecho tuvo y tiene.

¿Cómo olvidar las conversaciones con Arbonio Ortega, Jesús Osorio, Neida Rodríguez o Nivia Ríos, que han figurado como los principales voceros y líderes de la referida organización popular? Como entre mis anécdotas vividas con estos compañeros y compañeras olvidar a la guacamaya "Fermina", la cual siente celos y molestias por las féminas, pero como que siente simpatías por los caballeros. Fermina se me quedo un rato largo en mis pies, y casi me guiñaba los ojos, creo que le caí muy bien.

Presidente, usted dio instrucciones que a estos compañeros no les faltará nada. Pues déjeme decirle que después que usted los recibió en Miraflores, los compañeros estuvieron durante un buen tiempo en el Liceo Bolivariano Fermín Toro, viviendo de la solidaridad de algunos compañeros y compañeras que han recogido para que las más de 250 personas (muchas mujeres y niños, por cierto) que se vinieron "a pata" de Portuguesa a Caracas pudieran comer. De hecho algunos de ellos que son productores de plátano, mandaron a buscar un camión a Caracas, el cual lograron vender y con el dinero recaudado, lograron completar para los alimentos y demás enseres para su pernocta en el referido centro educativo.

Y es ahí señor Presidente, donde le formulo algunas preguntas:

¿No le encomendó usted a la Vicepresidenta Ejecutiva Delcy Rodríguez que se encargará de ellos? ¿Por qué han dicho que se ha encontrado enferma y han bypaseado y aún muchas de sus instrucciones dadas por usted no han sido cumplidas? ¿Las instrucciones y el enlace con el Fiscal General, Tareck William Saab? ¿Por qué no se les habló con la verdad a los compañeros y compañeras y se les indicó que la Vicepresidenta no está enferma, sino que por instrucciones suyas, iba de gira internacional? ¿No cree que hay gente a su alrededor muy interesada en hacerle quedar mal?

Hay gente que apostó – y apuesta- que luego de que usted recibió a estos hermanos y hermanas de la Plataforma Campesina, ellos se irían a sus casas, le echarían tierrita al asunto y se olvidaría rápidamente. No contaban que estos compañeros y compañeras, decidieron en contra de la voluntad de las quintas columnas que tenemos en nuestras instituciones, permanecer en Caracas hasta tener respuesta a muchas de las peticiones, propuestas y reclamos aún no atendidas y que constituyen tarea pendiente de nuestro Gobierno Revolucionario. Estos compañeros ya tienen más de un año fuera de sus hogares y aún no han regresado, es importante resaltar esto.

El Congreso Campesino prometido por usted no fue realizado nunca. Así como en foros con invitados internacionales se ha habilitado el Alba Caracas, El Eurobuilding y otros, ¿Por qué el Gobierno Bolivariano no hospeda a los más de 500 campesinos y campesinas que vendrán de todas las regiones país para ese Congreso? ¿Por qué Caracas que será la anfitriona de varios congresos y foros, no le da cobijo y digno abrigo a los más de 800 hermanos y hermanas del campo que durante días darán las líneas gruesas para el combate a la guerra económica, garantizándonos la seguridad y soberanía agroalimentaria que nos mandata el artículo 305 de nuestro texto constitucional?

Son tantas inquietudes que me surgen, con la fuerza del azadón, de la escardilla y del machete que pude cargarme con estos hermanos y hermanas.

Y el último llamado que me quisiera permitir hacer a través de estas líneas, a todos los revolucionarios y revolucionarias que de alguna u otra manera acompañamos la digna lucha de los hermanos de la Plataforma de Lucha Campesina, es que no nos hagamos eco de la campaña de la invisibilización de esta justa lucha. Estos hermanos y hermanas aún requieren de nuestras palabras de aliento, de nuestra solidaridad y de todo nuestro apoyo en diversos ordenes (alimentos, medicamentos, ropa, entre otras). Estos compañeros y compañeras han constituido un revulsivo importante de nuestra Revolución, y a algunos nos ha devuelto el espíritu y las ganas de continuar en lucha y combate. Debemos todas y todos prepararnos para el Congreso Campesino, y sobre todo, estar prestos a las múltiples enseñanzas y aportes que ellos y ellas tienen para con nosotros.

Ahora que estamos en un escenario de tensión y con las posibilidades más latentes de una agresión armada contra la patria de Bolívar y Chávez; con la posibilidad del establecimiento de una zona de exclusión aérea y marítima por parte de EEUU, que se traduzca en un escalamiento del actual bloqueo que estamos viviendo. Tal y como lo señaló Britto García en el programa "La Hojilla" de hace un par de semanas, si la memoria no me falla, debemos preparar a nuestro pueblo a una fase superior para la resistencia y el enfrentamiento que más temprano que tarde se viene. Y esa primera línea de defensa la constituirán estos pequeños y medianos productores de hortalizas y carne.

Y tal y como lo señalamos hace un año ya, y como lo aprendimos de la Plataforma de Lucha Campesina. No olvidemos nunca jamás que, si el campo no produce, la ciudad no come.

Se ha convocado a una gran movilización este próximo martes 6 de agosto de 2019, a una gran movilización contra el sicariato campesino y como un reimpulso a la movilización de la Plataforma de Lucha Campesina. Dios mediante, espero poder asistir y acompañar la referida movilización. Ahí nos vemos.

Ofrezco disculpas por lo extenso de estas líneas, pero creo que eran oportunas que fuesen redactadas de esta manera, como un homenaje a este ejército de patriotas que nos siguen dando lecciones y que están librando una lucha que nada tienen que envidiar a la que realizaron hace 200 años los que acompañaron al Libertador y Padre de la Patria Grande, Simón Bolívar.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Bolívar y Chávez viven! ¡Y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 907 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/a281033.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO