Aportes para una política de estado

La agroindustria para el desarrollo de la la República Bolivariana de Venezuela

I.INTRODUCCION.

Este documento es el resultado de una reflexión colectiva ,guiada por la experiencia ganada en el curso de nuestras respectivas gestiones y recogidas por los sectores involucrados, orientada a identificar los temas que consideramos prioritarios en la formulación de una Política de Estado que favorezca un vigoroso y sostenido desarrollo agropecuario, basado en una combinación virtuosa del aprovechamiento ordenado de los recursos naturales, la capacidad empresarial y la tecnología, en función de criterios que concilien los objetivos de crecimiento económico y equidad social. Es decir que nuestro objetivo es contribuir con propuestas al bien común de la sociedad venezolana.

En consecuencia este trabajo debe tomarse como una contribución al debate que debe darse en Venezuela para que la política agropecuaria nacional alcance la categoría de Política de Estado, consensuada por los distintos integrantes de la sociedad, y en consecuencia estable.

En todo el mundo y en los principales foros internacionales las políticas agroindustriales están mereciendo una atención creciente, por sus aportes estratégicos a la seguridad alimentaria, a la conservación de los recursos naturales, a la mitigación de los efectos nocivos del cambio climático y a la producción de energías renovables. Venezuela no puede estar ajena a este proceso y, por el contrario, debe aprovechar los importantes aportes que el sector puede realizar para su desarrollo económico y social y para la recuperación del liderazgo perdido en las últimas décadas en el contexto internacional.

Ello implica acordar Políticas de Estado que den un marco propicio para el crecimiento agroindustrial como una parte esencial de una estrategia nacional de desarrollo económico y social sustentable del país. A partir de la experiencia acumulada hemos sugerido un conjunto de políticas e instrumentos destinados a promover el desarrollo rural territorial con equidad y un profundo respeto por la conservación de los recursos naturales, con la convicción de que el sistema agroalimentario y agroindustrial es uno de los pilares clave del desarrollo equilibrado del país.

El propósito de esta propuesta es dar lugar a un intenso debate sobre la visión y las políticas públicas sectoriales, como instrumentos para el desarrollo equilibrado y sustentable de la república Bolivariana de Venezuela. Una reflexión necesaria que el país nos exige, para construir un futuro promisorio para las generaciones venideras y para avanzar hacia un país realmente federal y con mayor equidad en la distribución territorial y social del ingreso.

II. OBJETIVO.

Aprovechamiento ordenado de los recursos naturales, la capacidad empresarial y la tecnología, en función de criterios que concilien los objetivos de crecimiento económico y equidad social.

III. POLITICAS DE ESTADO.

Se propone crear

VICEPRESIDENCIA DEL AREA ECONOMICA PRODUCTIVA Y SOCIAL

Integrada por:

MINISTERIO DE ECONOMIA

MINISTERIO DE PLAINIFICACION

PDVSA

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y TIERRA

MINISTERIO DE AGROINDUSTRIA Y ALIMENTACION(se propone sustituir el ministerio de alimentación )

MINISTERIO DE CIENCIA Y TECNOLOGIA

MINISTERIO DE INDUSTRIA Y COMERCIO

En segundo lugar se propone la creación y fortalecimiento de:

CREACION DEL MINISTERIO DE AGROINDUTRIA Y ALIMENTACION

Integrada por los siguientes viceministerios

VICEMINISTERIO DE ALIMENTOS Y BIOECONOMIA

VICEMINISTERIO DE COORDINACION DE DESARROLLO TERRITORIAL Y AGRICULTURA FAMILIAR

VICEMINISTERIO DE AGROINDUSTRIA (SENSO NACIONAL DE AGROINDUSTRIA)

VICEMINISTERIO DE MERCADOS AGROINDUSTRIALES

VICEMINISTERIO DE CONTROL COMERCIAL AGROPECUARIO

INNOVACION TECNOLOGICA A LA GENERACION DE CONOCIMIENTO Y TECNOLOGIA PARA EL SECTOR AGROPECUARIO: Aumentar sustancialmente la inversión pública en Investigación y Desarrollo, especialmente con incrementos de los fondos Y Promover un aumento significativo de la participación privada y de su inversión en la investigación y el desarrollo agrícola. Cooperación técnica con la CAF para estudios de potenciales reformas y acciones que permitan la recuperación del crecimiento económico y la sostenibilidad de los logros sociales, a través de fondos de cooperación para una consultoría técnica conjunta. Diagnóstico de la situación actual de la agroindustria en el país. Es necesario y urgente la creación de una empresa de innovación tecnológica enfocada en la generación de conocimiento y tecnología para el sector agropecuario en Venezuela. Denominada empresa venezolana de investigación agropecuaria(EVIA)

Hay un desafío: desarrollar, junto con socios y otras entidades públicas un Sistema Nacional de Investigación Agropecuaria (SNIA), para la creación de un modelo único de agricultura y ganadería tropical genuinamente venezolano, superando las barreras que limitaban la producción de alimentos, fibras.

La meta es lograr que el sector agropecuario sea una de las más eficientes y sostenibles del planeta. Es necesario Incorporar una amplia área de tierras degradadas de los cerrados a los sistemas productivos. Debemos garantizar en nuestra región ser responsable de casi el 50% de nuestra producción de granos, Debemos Cuadruplicar la oferta de carne bovina y porcina y ampliar la oferta de pollo. Esas son algunas de las conquistas que sacaran al país de una condición de importador de alimentos básicos a la condición de uno de los mayores productores y exportadores mundiales.

INVERSION PUBLICA AL SECTOR AGROPECUARIO: inversiones públicas en el interior del país que se integre a una política agroalimentaria y agroindustrial de desarrollo rural a mediano y largo plazo, tanto en el área de la infraestructura física (expansión del riego y de la red de ferrocarriles y caminos rurales), como en la atención de la educación, la salud, la vivienda y otros servicios sociales. Es necesario fomentar la presentación de proyectos para riego y duplicar la superficie en el país.

Establecer un Plan Maestro del Agro de la Región de los llanos occidentales para contribuir a elevar la capacidad instalada y la competitividad de más de 15.000 productores agropecuarios a lo largo de dos años para que aprovechen las oportunidades de mercado, impulsando así el desarrollo de las cadenas de valor prioritarias de la principal región agrícola. Este plan se puede desarrollar con fondos no reembolsables PNUD, o CAF.

COMERCIALIZACION Y PRECIOS EN LA AGROINDUSTRIA: Establecer una política de comercialización y de precios transparente y que fomente la competencia en los mercados mayoristas y minoristas, favoreciendo las inversiones y el incremento de productividad y atendiendo a satisfacer las necesidades de consumo de los grupos sociales más vulnerables. Se propone un viceministerio de control comercial agropecuario, dedicado a la fiscalización comercial agropecuario, al fortalecimiento de un registro único de operadores de la cadena agroindustrial con avances tecnológicos, garantizando que cada producto tenga un certificado de origen y un seguimiento tecnológico de su destino final y que en tiempo real sepamos quien comercializa ese producto y a qué valor.

Es necesario concretar el desarrollo local, lo primero es entender que lograremos desarrollo económico cuando hayamos logrado un crecimiento económico con impacto social, al respecto se debe desarrollar y garantizar en materia jurídica, que parte de los alimentos producidos en un lugar determinado se queden en igual porcentaje a los que salen de la región para su comercialización, a fin de garantizar un impacto social en la región.

CONSEJO FEDERAL DE GOBIERNO AGROINDUSTRIAL: autoridades nacionales y regionales del sector agroindustrial, donde atienden en un espacio de trabajo conjunto, todas aquellos temas atinentes al sector que por su impacto en las economías regionales requieran una mirada local, transversal, amplia y colaborativa. Es también un organismo de asesoramiento y consulta del Poder Ejecutivo nacional.

TRANSFORMACION RURAL.

Plan Maestro de reactivación e inversión para el sector agropecuario

Elaboración de un mapa de ruta que siente las bases para la implementación y el desarrollo de acciones concretas que contribuyan a reposicionar el agro e incrementar la competitividad del sector y los ingresos de los productores EN SECTORES CON TRADICION AGROPECUARIA. Se propone desarrollar estos temas en alianza con PNUD VENEZUELA, CAF, FAO.

La nueva visión requiere que las poblaciones locales y sus dirigentes reconozcan la importancia del efecto de los flujos económicos de este sistema en su territorio y de las actividades que le dan vida. El reconocimiento del rol del empleo local en la corrección de los desequilibrios territoriales es fundamental para conformar una nueva visión que lleve a definir políticas compartidas por la sociedad en su conjunto. La generación de empleo local rural y de los pequeños centros urbanos, a partir de transformaciones tecnológicas y económicas del sistema agroalimentario y agroindustrial, es necesaria para un mejor equilibrio poblacional en el territorio nacional.

La necesidad de lograr una mayor y mejor oferta de puestos de trabajo, complementada con los necesarios aspectos educacionales, de servicios públicos y sociales, de salud y vivienda, sugiere adoptar una visión de desarrollo rural territorial. Un desarrollo rural basado en el crecimiento de la producción agroalimentaria y agroindustrial es imprescindible para reducir la pobreza rural y del interior, donde se concentra la mayor parte de la pobreza total del país, y para reducir los flujos poblacionales hacia los centros urbanos.

III. REFLEXIONES FINALES.

En todo el mundo y en los principales foros internacionales las políticas agroindustriales están mereciendo una atención creciente, por sus aportes estratégicos a la seguridad alimentaria, a la conservación de los recursos naturales, a la mitigación de los efectos nocivos del cambio climático y a la producción de energías renovables. Venezuela no puede estar ajena a este proceso y, por el contrario, debe aprovechar los importantes aportes que el sector puede realizar para su desarrollo económico y social y para la recuperación del liderazgo perdido en las últimas décadas en el contexto internacional.

Ello implica acordar Políticas de Estado que den un marco propicio para el crecimiento agroindustrial como una parte esencial de una estrategia nacional de desarrollo económico y social sustentable del país. A partir de la experiencia acumulada durante nuestras gestiones hemos sugerido un conjunto de políticas e instrumentos destinados a promover el desarrollo rural territorial con equidad y un profundo respeto por la conservación de los recursos naturales, con la convicción de que el sistema agroalimentario y agroindustrial es uno de los pilares clave del desarrollo equilibrado del país.

El propósito de esta propuesta es dar lugar a un intenso debate sobre la visión y las políticas públicas sectoriales, como instrumentos para el desarrollo equilibrado y sustentable de Venezuela. Una reflexión necesaria que el país nos exige, para construir un futuro promisorio para las generaciones venideras y para avanzar hacia un país realmente federal y con mayor equidad en la distribución territorial y social del ingreso.

Es necesario firmar convenio con la CAF, entre sus objetivos identificar y analizar las apuestas tecnológicas y el costo-beneficio de las innovaciones en las cadenas de valor para impulsar el sector productivo, con énfasis en los estados de tradición agropecuaria.

Con el impulso de políticas de estado hacia la agroindustria podemos experimentar un crecimiento económico de 1,8%. Un elemento positivo para el segundo semestre del 2018 y 20192 Es proyectar una recuperación de los precios de los productos básicos.

 

alvarocarrera2@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4419 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/a262882.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO