(VIDEOS) Ecuador: Reportan la muerte de un segundo manifestante por disparo a quemaropa

La represión en Ecuador ha ido en aumento desde la declaración del Estado de Excepción por el presidente Guillermo Lasso.

La represión en Ecuador ha ido en aumento desde la declaración del Estado de Excepción por el presidente Guillermo Lasso.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) denunció el martes la muerte de un manifestante indígena en medio de la represión policial en la localidad del Puyo, en la provincia amazónica de Pastaza.

De acuerdo a la organización indígena, el manifestante Byron Guatatuca falleció tras recibir un disparo a quemarropa y responsabilizando del lamentable hecho al presidente Guillermo Lasso.

En las imágenes difundidas en redes sociales se puede apreciar al joven tendido en el suelo después de haber recibido un disparo producto de la represión policial a la movilización indígena.



Desde la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) denunciaron el aumento de la represión por parte de la Policía y el Ejército desde que el presidente Lasso decretará el Estado de Excepción para intentar poner fin a la movilización indígena que ya cumple 9 días.

Según la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos desde el inicio de las manifestaciones indígenas el 13 de junio se han registrado al menos 90 heridos y 87 detenidos.



La organización defensora de DD.HH. difundido, a través de sus redes sociales, videos e imágenes que evidencian la violencia usada por las fuerzas públicas contra los asistentes a la movilización.



"Preocupa cómo ha escalado la violencia militar y policial en contra de quienes ejercen su derecho a la protesta y a resistir", alertó la Alianza.

Durante la noche del martes, varios grupos de manifestantes fueron atacados y reprimidos por las fuerzas policiales en la capital de Ecuador, evidenciando la respuesta violenta a la movilización indígena.

Las mayores acciones se concentraron en el norte de la capital ecuatoriana cerca de la Universidad Salesiana que aloja a los manifestantes.



Los agentes, varios en motocicleta y a caballo, intentaron dispersar la protesta con gases lacrimógenos y chorros de agua lanzados por vehículos antimotines.

Ante el aumento de la represión, el líder de la Conaie, Leonidas Iza, condicionó el diálogo con el Gobierno ecuatoriano a la derogatoria del estado de excepción vigente en seis de las 24 provincias del país, que movilizó a militares para tratar de controlar las manifestaciones.

El dirigente indígena señaló que la respuesta del gobierno a las protestas "solo ha conseguido exacerbar los ánimos de la población y generar graves escalada de violencia”.

La movilización indígena convocada por la Conaie se mantiene con carácter indefinido, en espera de que el gobierno acepte un pedido de garantías hecho por las organizaciones sociales para sentarse a la mesa de diálogo.

Entre las causas del paro están las demandas ciudadanas por el alto costo de la vida, los recortes al presupuesto en educación y salud, la inseguridad, la minería ilegal y el desempleo, entre otros temas.



Iza pone condiciones al Gobierno

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, pidió que la policía se retire del tradicional Parque El Arbolito, en Quito, y que se levante el estado de excepción que rige en 6 provincias para dar una respuesta al diálogo demandado por varios sectores para enfrentar la crisis.

“Derogar el estado de excepción y la desmilitarización del Parque El Arbolito”, pidió Iza al anunciar que el movimiento indígena está dispuesto a dar una respuesta que permita abrir la discusión sobre los mecanismos de cumplimiento de los puntos que la organización demanda.

El dirigente añadió que el movimiento indígena solicita al Gobierno que garantice el cumplimiento de los derechos políticos para que las organizaciones movilizadas se puedan organizar para discutir procedimientos para la atención de sus demandas.



El martes un colectivo de más de 300 organizaciones de la sociedad civil pidió un diálogo entre el Gobierno y la Conaie.

Las protestas y la toma de pozos petroleros obligaron al país a parar cerca de 609 pozos de producción en la Amazonía, lo que implica con una pérdida diaria de unos 30.000 barriles, unos 17 millones de dólares.

Con información de Telesur / Sputniknews.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3084 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter