23 feminicidios en cinco semanas

Seis feminicidios en los primeros siete días del mes de febrero

08 de febrero de 2021.- Tomado del álbum "Feminicidios en Venezuela 2021" de la activista María Fernanda quien lleva un registro de los feminicidios que aparecen en algún medio de comunicación ante la absoluta ausencia de cifras oficiales ofrecidas por el Estado.

En Venezuela los feminicidios son elevados. El año pasado una mujer fue asesinada por causa de la violencia machista cada 33 horas. Una pregunta ronda en las bocas de las activistas ¿Cómo se lleva adelante una política de Estado que apunte a erradicar la violencia misógina si ni siquiera publican las cifras de tal flagelo?

1 de febrero del 2021, feminicidio oficial número 18 ocurrido en Venezuela en este año.

Noris del Carmen Doria Arroyo de 69 años de edad, fue asesinada en la madrugada del 1 de febrero dentro de su vivienda ubicada en el sector El Estadio de San Antonio de Yare, en el municipio Simón Bolívar de los Valles del Tuy, estado Miranda.

Noris fue hallada por sus familiares, quienes al llamarla y ver que no contestaba, se dirigieron hasta el hogar de la misma en donde la encontraron en el piso del baño maniatada, asfixiada con retazos de tela que se encontraban alrededor de su cuello, golpeada, con una bolsa en su cabeza y las manos atadas con trenzas de zapatos. Se presume que todo fue para robarle un teléfono, era lo único que no se encontraba en el hogar, ¿toda esta violencia por un teléfono? Las investigaciones continúan y aún no da con el autor del asesinato.

2 de febrero del 2021 (hecho ocurrido el 31 de enero, noticia sacada a la luz el día de hoy) feminicidio oficial número 19 ocurrido en Venezuela en este año.


Lianyeli Colina Escobar de 23 años de edad fue asesinada el 31 de enero por su pareja, un privado de libertad que se encontraba recluido en el Complejo Penitenciario de Carabobo (penal de Tocuyito), luego de que la misma fuera a visitarlo y saludara a otro recluso. El criminal la estranguló, pero no contento con eso, sacó un arma de fuego y le disparó en la cabeza. Lianyeli tenía un mes de embarazo y era nativa de Morón, vivía con su suegra en Valencia, estado Carabobo. Su familia no sabía nada de su relación con el recluso y comenta su madre que deja varios hijos en orfandad. Es en este punto en el que se expresa una realidad que sobrepasa cualquier propaganda al respecti: LOS RECLUSOS TIENEN ARMAS DENTRO DE LOS PENALES Y ACTÚAN DENTRO DE ELLOS CON TOTAL IMPUNIDAD, ¿no habían desmantelado y desarmado a los grupos penales dentro de las cárceles? ES FEMINICIDIO PORQUE EL ESTADO TAMBIÉN ES CULPABLE.

2 de febrero del 2021 (desaparecidos el 20 de julio de 2020, confesión de su asesino el día 30 de enero del 2021), feminicidio oficial número 20 ocurrido en Venezuela en este año.

Rosa Elena Pérez de 36 años de edad y su hijo Miguel Beuzeville Pérez de 11 años de edad, desaparecieron el día 20 de julio del 2020 cuando dejaron de comunicarse con sus familiares luego que se movilizaran desde Maturín hasta el estado Barinas. Las investigaciones arrojaron al novio de Rosa Elena, padrastro de Miguel, como el principal sospechoso al desaparecer días después de lo sucedido con ambos.


El día 30 de Enero del presente año Jesús Antonio Villarreal fue detenido y confesó ser el autor intelectual del feminicidio y asesinato del niño Miguel, describiendo que todo el proceso lo planificó para quedarse con la casa que la víctima poseía en la urbanización Silvia Sofía, más un dinero que había obtenido con una transacción comercial. El feminicida nombrado fue quien ejecutó el plan, pero contó con la participación de un primo hermano y otros dos hombres, uno de ellos apodado ¨el panda¨ quien murió este domingo tras enfrentarse a grupos policiales. Aun queda por detener a los otros dos asesinos.

Estos hombres interceptaron a Rosa Elena y su hijo en julio del 2020, cuando el feminicida fingiendo no saber, manejaba con ellos por la vía que conduce a la escuela Agronómica Salesiana, en donde sus cómplices disfrazaron todo como un robo, pero realmente asesinaron a Rosa Elena y a Miguel, a quienes introdujeron hacia la maleza para matarlos. El feminicida desconoce del lugar exacto porque huyó una vez que bajaron del vehículo a las víctimas, igual indicó una dirección, en donde los policías encontraron un zapato del niño, pero aún no hayan los cuerpos de ambos.

5 de febrero del 2021 (hecho ocurrido el 2 de febrero y expuesto el día de hoy), feminicidio oficial número 21 ocurrido en Venezuela en este año.

Fexsibel Sarai Bracho Marcano de 24 años de edad, falleció el día 2 de febrero tras practicarse un aborto de manera ilegal en la avenida Simón Bolívar, Ocumare del Tuy, Estado Miranda. Los detenidos son dos mujeres y un hombre, Mileni Gregoria Rodríguez de 53 años, Heglys Ayala Rivas de 30 años, y Luis Eduardo Herrera Palencia de 36 años, quienes luego de cobrarle una muy alta suma de dinero en DÓLARES, le practicaron el aborto con un gancho de alambre que le causó una herida grave en la matriz, denominada como shock hipovolémico por hemorragia interna- externa debido a perforación uterina. Fexsibel se practicó el aborto el día 31 de enero y sufrió hasta el 2 de febrero mientras se desangraba.

24 años de edad, una mujer que desde el desespero, desde la mayor posición de desespero acudió a este lugar para enfrentarse a una realidad histórica. ¿Desde cuándo había estado reuniendo el dinero para dirigirse con estas personas? ¿cuales eran sus motivos propios para arriesgar su vida y sin desearlo, sin quererlo, perderla?.

EL ASESINO ES EL ESTADO, EL FEMINICIDA ES EL ESTADO, EL QUE MATÓ CON ODIO Y MISOGINIA ESTA VEZ FUE EL ESTADO POR SU OMISIÓN Y POR NO ESCUCHARNOS. NO GARANTIZAN NUESTRA VIDA EN NINGÚN ASPECTO QUE TENGA QUE VER CON UN EMBARAZO, EN ESTE PAÍS CORREMOS PELIGRO SI DECIDIMOS PARIR O NO PARIR. LAS MUJERES MERECEN EL DERECHO DE DECIDIR SOBRE SU VIDA Y SOBRE SU CUERPO, MERECEN UN TRATO DIGNO Y LA OPCIÓN DE APRENDER, DE CUIDARSE, Y DE DECIDIR.

El feminicidio social o cultural (Sharon Hom, 1992), también denominado feminicidio encubierto (Diana Russell, 2001), es una realidad y se identifica cuando se generan la muerte de mujeres como resultado de actitudes y prácticas misóginas, englobando la prohibición o negación del acceso a los anticonceptivos, la planificación familiar, o la penalización y criminalización del aborto.

7 de febrero del 2021 (hecho ocurrido el 4 de febrero y esclarecido el día de hoy), feminicidio oficial número 22 ocurrido en Venezuela en este año.


Ana Josefina Urdaneta de 78 años de edad fue asesinada por David Abraham Zamora Colina de 20 años, Jesús Manuel Boscán Ríos de 19 años, Héctor Javier Fuenmayor Villalobos de 28 años y otros dos hombres que aún quedan por detener e identificar apodados ¨El Wilson¨ y ¨Rotomatic¨. Estos hombres pertenecen a una banda llamada ¨Hurteros de los Estanques¨ y asesinaron a Ana Josefina para robarla. Los hechos ocurrieron dentro de su vivienda ubicada en el barrio Los Andes, parroquia Cecilio Acosta, en el sur de Maracaibo.

Los delincuentes ya nombrados sustrajeron varias láminas del techo del hogar de Ana Josefina, para de esta manera poder ingresar y hurtar lo que pudieran, sin embargo al percatarse de la presencia de la mujer tomaron la decisión de maniatarla, golpearla en su rostro y craneo, para luego asfixiarla hasta verla morir.

7 de febrero del 2021 (hecho ocurrido el viernes 5 y publicado el día de hoy), feminicidio oficial número 23 propiciado por un peruano (o colombiano) hacia una venezolana en Perú.

 

Laura Ruiz Rangel de 20 años de edad fue asesinada el día 5 de febrero con un disparo en la cabeza generado por su acosador Wilmer Collazos Arbildo de 49 años de edad. Los hechos ocurrieron en el cuarto de piso que ella alquilaba junto a su pareja en San Martín de Porres, en la manzana B, lote 17.

Alrededor de las dos de la tarde una inquilina del edificio escuchó los disparos y se dirigió al piso cinco para encontrarse con la escena. El feminicida había estado acosando a Laura desde hace muchos meses, sus amigas sabían de esto y le recomendaron denunciarlo pero a ella le daba miedo. Este hombre al darse cuenta que ella no cedía a sus propuestas y acoso se dirigió hasta su piso de alquiler para asesinarla con un disparo en la cabeza delante de los dos hijos de Laura, una niña de 4 años y un niño de 3. Realizado el asesinato, el feminicida se movilizó hasta el baño para suicidarse con el arma que tenía.


Laura era una mujer que había estado viviendo con el miedo de que este hombre la persiguiera y la encontrara, una mujer que vivía con su pareja de 25 años, con sus dos hijos, y que estaba tratando de estabilizar su vida dentro de otro país, alguien que sufrió un trauma que un hombre enfermo y misógino le generó, miedo que se hizo realidad porque le quitó la vida de la peor manera. ¨Mataron a mi mamᨠfueron las palabras de la niña de 4 años que presenció todo y a la que este hombre también le pisó los sueños.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4842 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas