A mi comandante en jefe

Estimado Presidente, lo que le voy a decir lo debería solo conocer Dios, porque a el rendiré cuenta cuando muera y la biblia dice que lo que hagas con la derecha no lo debe saber la izquierda. Hace muchos años un pequeño niño se cruzo en mi camino, yo no estaba ni casado, pero el no tenía a nadie y mi madre fue incapaz de devolverlo a un albergue para menores, y ve mi Comandante me metí en el peo de criarlo, pase las verdes y maduras con ese niño, luego me case y se fue con nosotros a casa, tuve dos hijos y con él eran tres, se gradúo de bachiller y quiso ir a la Marina, me sentí muy orgulloso, compramos todo y el muchacho entro, lamentablemente, muchas cosas que pasaban en la escuela de sub oficiales de la Marina (que gracias a Dios y a usted mucho de lo que pasaba ha cambiado) le hicieron pedir la baja, yo como padre jodido, lo regañé y el se fue con mi hermano a San Cristóbal; se metió en la academia de policía y se gradúo como agente de la Policía Municipal y empezó a estudiar en la Universidad Informática, siempre tuve mis reservas con esta institución policial, cuando conversábamos me contaba muchas cosas malas que pasaban, yo lo aconsejaba siempre sobre la ética en el hombre y la doctrina de un hombre nuevo.

Hoy 25 de Noviembre del 2009, me escribe un mensaje de texto para decirme que lleva siete meses presos y yo…. mi Comandante sentí el mundo derrumbarse ante mí. Bajé una hoja de prensa por Internet y al parecer el hecho que esté preso es el siguiente: “De acuerdo a la investigación Preliminar, un Ciudadano que se trasladaba en un vehículo taxi fue detenido en el punto de control antes referido cuando fue interceptado por los dos funcionarios imputados, quienes al verificar el automóvil, detectaron que este se encontraba solicitado. En vista de la situación, los dos policías retuvieron el vehículo y presuntamente privaron de libertad al ciudadano, a quien lo trasladarlo a la sede del instituto policial le habrían solicitado la entrega de 2 mil bolívares fuertes para dejarlo en libertad. Luego el ciudadano avisó a sus familiares de la situación y éstos se comunicaron con el 800-Fiscalía, donde se realizaron las diligencias necesarias para notificar al Fiscal Superior del estado Táchira de lo acontecido”. Esto es textualmente lo que expresa el periódico, también dice “ El la audiencia de Presentación, el fiscal 23, del Estado Táchira Jeam Carlos Castillo, imputó a los solicitados funcionarios por la comisión de los delitos antes señalados... solicitando la medida privativa de libertad”.

Señor Presidente, se preguntará ¿Por qué hoy me enteró con mucho dolor de esta situación y no sabía nada de lo que pasaba?. La repuesta es que mi hijo (así lo siento en mi corazón) Vladimir Paz Martínez, le hizo jurar a mi hermano y a mi papá que no me dirían nada por la vergüenza que siente ante su padre. Comandante, él solo tiene 22 años y jamás ha estado involucrado en estos hechos, los verdaderos corruptos saben hacer sus vagabunderías y cuentan con sus padrinos; yo lo formé con valores de respeto y de solidaridad con otros que al igual que él sufrieron del abandono de sus padres, él no tiene malicia en sus actos, en él existe mucha pureza.

Comandante ayude a este compatriota que siempre escribe en Aporrea a tener a su hijo para navidad en casa y a traerlo de nuevo a su hogar en Puerto Ordaz con sus dos hermanos que lo extrañan mucho y que pensaban que Vladimir estaba bravo con ellos porque no los llamaba. No me explico como un joven sin antecedentes, acusado por una supuesta estafa de 2.000 bolívares tenga que estar preso siete meses, el puede ser juzgado en libertad; nunca habla de política conmigo, no le gusta.

Cuento con usted señor Presidente, como usted contará siempre conmigo, déjeme cumplir mi sueño ante Dios de hacer de ese niño un hombre de provecho; mi madre hoy muerta me dejo esa misión y nunca podré fallarle.

Hoy haré todo lo que este a mi alcance para tener a mi hijo en navidad en casa. No hay marcha atrás, el es mi Patria como lo son mis otros dos hijos y digo con fuerza a Mi Hijo Vladimir: importante es vencer y si en mi muerte está tu libertad entonces ven muerte a buscarme que aquí te espero.

SI NO PUEDE COMANDANTE HACER NADA, POR FAVOR PERMÍTAME OCUPAR ESTE DICIEMBRE SU CELDA Y DEJAR QUE ÉL PASE NAVIDAD JUNTO A SUS HERMANOS.

Se despide de usted Comandante

(*)Profesor
Universidad de Guayana
Puerto Ordaz

henryantonioc@gmail.com


henryantonioc@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2578 veces.



Henry Carrero(*)

Asesor y docente universitario en la Universidad Nacional Experimental de Guayana - UNEG. Especialista en temas de mercadeo.

 henryantonioc@gmail.com      @HENRYACARRERO

Visite el perfil de Henry Carrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad