¿Estarán conjurados los factores que motivaron la conspiración del Golpe de Estado frustrado del 11A?

El próximo día 11 de Abril de 2007, se cumplen 5 años de un GOLPE DE ESTADO contra las Instituciones Democráticas y el Estado de Derecho que derrocó al Presidente Constitucional de la República Hugo Chavéz Frias pero que además desconoció la autoridad de los funcionarios públicos representantes del Poder Ejecutivo, Judicial, Legislativo, Electoral y Ciudadano según rezaba el famoso decreto suscrito por el frustrado y breve dictador Pedro Carmona Estanga, autoria que ahora pretende ser apócrifo (Brewer Carias, Ayala Corao, Romero y Cecilia Sosa dixit).

Este evento político que contó con el decidido y abierto apoyo de factores civiles de la oposición y de sectores de la alta oficialidad de nuestras FFAA, podría enmarcarse en un episodio más de nuestra Historia Política, a no ser por dos hechos inéditos, 1) Que no fue planeado en forma subrepticia ni oculta y que, 2) Quienes la organizaron desde afuera y dentro del Gobierno Nacional no contaban con que el Pueblo de Caracas y de algunas regiones de interior del país, como Maracay, el glorioso día 13 de Abril, se volcarían a las calles y reaccionarían en oposición al GOLPE FASCISTA, pidiendo a quienes mantenían secuestrado al Presidente lo dejaran en libertad y regresara a su cargo.

Fue el clamor masivo de los sectores populares quienes sin dirección política alguna, lograron trancar las calles, vías públicas, carreteras nacionales y autopistas con tal grado de efectividad estratégica que ni siquiera los sectores Militares Golpistas se atrevieron enfrentar cuando sortearon aplicar medidas de amplia represión sobre la población civil para intentar rescatar su frustrada conspiración.

El pueblo abierto y llano, expresado en millones de mujeres, hombres, niños y ancianos, no esperó que nadie clamará por ellos su sed de justicia popular, ni que tribunal alguno les diera la razón, ni que actuaran los Poderes Públicos para saber que sus acciones estaban o no “legitimadas”, y mucho menos esperó que sus representantes Parlamentarios les dijeran que hacer para rescatar la DEMOCRACIA.

Aún recuerdo con estupefacción la extraña y desatinada reacción de algunos de los pocos Parlamentarios de MVR que el día Viernes 12 de Abril, al final de la tarde, se mantenían en la Presidencia de la Asamblea Nacional, cuando se proponían redactar un mensaje que calificaba la instauración de ese nuevo Gobierno como de FACTO y particularmente me viene a la memoria la infeliz y temerosa actitud asumida por el entonces diputado Luis Velázquez Alvaray quien a cada rato entraba y salía del citado despacho para avisarnos que nos “retiraramos porque ya estaba entrando a la Asamblea Nacional la GN”.

No hay duda, que las declaraciones intencionalmente interrumpidas del Fiscal General de la República Isaias Rodriguez Diaz, cuando declaraba ante los medios de Televisión, Radio y Prensa acerca de que “…no habiendo el Presidente Chavéz suscrito su renuncia, estabamos frente a un GOLPE DE ESTADO”, se convirtieron en un detonante social que dio pie a que la gente común gritara sus reacciones al Gobierno de facto que se intentó instaurar.

Sin embargo, debo confesar que no acabo de comprender porque el mismo funcionario que ayudó a rescatar a la DEMOCRACIA con su firme declaración, un día antes, el 11 de Abril, cuando comenzaban a producirse las muertes previamente programadas por quienes organizaron el GOLPE DE ESTADO, y después de haber cesado la cadena Presidencial de HUGO CHAVÉZ FRIAS, convoca una rueda de prensa televisada por algunos medios para anunciar, palabras más, palabras menos, “Que la casa que vence las sombras, es decir la UCV, cuyo rector era Gianetto,(uno de los más conspicuos opositores del Gobierno) le había pedido a él, ofrecer su persona y su investidura o función para mediar ante la inminente enfrentamiento civil que se aproximaba entre las muchedumbre proveniente del Este de Caracas y la que se agolpaba en Miraflores a defender al Gobierno de Chavez”.

¿E n ese momento lo que se requería no era una categórica persecución del acto criminal de convocar y enfrentar a la población civil, ordenando en consecuencia la inmediata detención de sus promotores?

Cuando el Pueblo tomó las calles y las vías públicas, sectores de nuestras FFAA que no formaban parte de la conspiración se unieron al clamor popular y desconocieron la autoridad de los Jefes Militares Facciosos y de los Civiles Golpistas involucrados en la INSURRECCION MILITAR Y CIVIL, y en ese escenario se conocieron las acciones públicas de los generales Garcia Montoya, Garcia Carneiro, Baduel y de otros militares Patriotas.

Todos presenciamos como el Presidente es rescatado, y retoma sus funciones así como los demás funcionarios del Poder Ejecutivo y los demás Poderes Públicos; pero a la par se observó como esos mismos Poderes Públicos de alguna manera se inhabilitaron de sus respectivas competencias funcionales, permitiendo que los autores, coautores, cooperadores directos e indirectos, cómplices y encubridores no fueran detenidos, procesados ni enjuiciados, y en los casos que se les abrió juicio, resultaron liberados por la torpeza, ingenuidad o complicidad de los Fiscales, Policías y Jueces encargados de esas detenciones y juicios.

El juicio incoado contra el Presidente de Facto Carmona Estanga, fue prueba fehaciente de la suma de irregularidades e inmoralidades de los funcionarios que le acusaron, enjuiciaron y custodiaron, al extremo de contar con la complicidad de funcionarios diplomáticos de Colombia quienes lo ayudaron a fugarse a su País y concederle contra toda normativa internacional ASILO POLITICO.

La conducta asumida por 11 de los 20 Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia de aprobar la infausta ponencia del Magistrado Arriechi, que permitió DE HECHO eliminar del Código Penal y del Militar el tipo delictual de la REBELION y por tanto exonerar a los 4 Altos Oficiales Generales presentados por el MINISTERIO PUBLICO del antejuicio de mérito, impidiendo determinar unos hechos que fueron publicos y notorios, concluyendo con la extravagancia jurídica de que no había rebelión sino vacío de poder; reveló entre otras cosas, que en la CONSPIRACIÓN habían conspicuos Jueces calificados como del Proceso que probaron ser lo contrario, algunos de los cuales por cierto terminaron siendo premiados con ilegales y no justificadas jubilaciones como ocurrió con los Magistrados Martini Urdaneta y García García.

Esas flaquezas que quedaron al descubierto dentro de la estructura del TSJ, también crearon serias sospechas en el seno de flamantes Diputados de MVR y de sus aliados, contra quienes se hicieron serios señalamientos de haber pactado con el Golpista PEDRO CARMONA la conformación de una nueva directiva de la AN a cambio de mantenerse en sus curules y Presidencias de Comisiones; circulando una larga lista de Diputados cuyos nombres muy poco se molestaron en desconocer para no verse en la disyuntiva de demostrar una “comprometida inocencia”.

Ni hablar con la actitud asumida por algunos Gobernadores, Alcaldes y Presidentes de Institutos Nacionales quienes habrían corrido a ponerse a la orden del Presidente de facto.

Recientemente, el propio Presidente Chavéz Frias, acusó al Gobernador de Aragua, Didalco Bolívar de no haber asumido una actitud agresiva y muy categórica para condenar al dictador Carmona, y por contrario hacerlo contra al proyectado PARTIDO UNIDO SOCIALISTA en su calidad de líder del Partido PODEMOS.

Para sólo recordar las investigaciones que se abrieron de los sucesos del GOLPE, el Ministerio Público fue paradójicamente tenaz y persecutorio con los juicios que se le abrieron a los señalados “pistoleros de Puente Llaguno”, pese a que fue obvio que el uso de las armas usadas por ellos, estaba justificado por razones de legitima defensa y por estado de necesidad, pero no así mostró el MP el mismo interés ni responsabilidad para enjuiciar a los francotiradores ni a los dueños de medios que en concierto previo con los autores y coautores montaron toda esa criminal trama para derrocar al Presidente a costa de sus propios adherentes y militantes de la oposición.

La verdad es que aún hay muchas interrogantes sobre el papel ocupado por muchos personajes de estos Poderes Públicos en esos acontecimientos, particularmente no tiene explicación el papel de los cuerpos de seguridad del Estado de no haber prevenido y mucho menos, reprimir en tiempo oportuno ese plan insurreccional, y toda esas recurrentes historias de desafueros y desaciertos policiales me permiten concluir preguntarme: ¿Para que sirven cuerpos de inteligencia Policial como la DISIP y la DIM?

Esta reflexión no es nueva, lo que ocurre que habiendo advertido al propio Presidente de la República de ese plan conspirativo, por intermedio de su ex Ministro de la Secretaria el Dr. Vargas, a petición de dos Diputados de MVR, y entregarle el documento de la INVESTIGACIÓN PENAL de lo que ya estaba aconteciendo con el 1er Paro Petrolero y lo que en mi juicio se estaba tramando, solicitud hecha al propio FISCAL GENERAL DE LA REPUBLICA, el día 09 de Abril de 2002.

En la investigación pedí no sólo enjuiciar a los ingenieros ROGELIO LOZADA Y GARCIA responsables de los paros intempestivos a las REFINERIAS DE EL PALITO Y DE PUERTO LA CRUZ, por los graves daños causados al patrimonio de Pdvsa, sino que también pedí investigar a todos aquellos sujetos que cabalgaban en ese paro petrolero, porque esos hechos conformaban un plan insurreccional que perseguía derrocar al Presidente y por lo que en ese sentido le solicité al Fiscal General se investigará la presunta comisión del delito contra seguridad e independencia de la nación en grado de tentativa.

NO ENTIENDO PORQUE NO SE TOMARON LAS MEDIDAS CAUTELARES NI DE INTELIGENCIA POLICIAL PARA PREVENIR Y SOFOCAR LA INSURRECCION MILITAR Y CIVIL EN PUERTAS.

Esa iniciativa judicial formalizada ante el MP fue recogida como noticia sólo por el Diario Ultimas Noticias y publicada precisamente el día del GOLPE DE ESTADO 11ABRIL.

Mis criticas por la inhibición de los Poderes Públicos en asumir sus responsabilidades que hoy expresó, tampoco son nuevas, porque días después de los infaustos días del Golpe denuncié en un reportaje publicado en el Nacional tan irresponsable comportamiento y advertí que la razón de ese clamor de justicia no tenía como no lo tiene ahora un propósito vengativo y mucho menos ajusticiador, por el contrario, se trata de impedir que esos crímenes queden impunes no sólo para evitar que tales acciones se vuelvan a protagonizar sino que el ESTADO y por ende la NACION, es decir, la SOCIEDAD tenga que pagar un precio tan alto, viendo afectado la paz de la República y la generación de perversas razones para instigar la guerra civil entre los ciudadanos.

No es posible ni es razonable estar a merced de tanta ignominia, gracias a la LENIDAD de los órganos encargados de hacer cumplir la Ley y aplicar la Justicia.

Aún existen muchas interrogantes sobre lo que sucedió, porque ocurrió, quienes participaron, quienes toleraron o se hicieron los locos aún sabiendas que ese horroroso crimen se tramaba y haría sufrir a la República y a nuestros ciudadanos las ambiciones de los grupos de Poder que están detrás de los factores de oposición.

No basta con sacar avisos desplegados informando que tal o cual órgano del Poder Público está actuando y que hay 73 imputados, x números de solicitados y no se cuantos perseguidos y no atrapados o que ahora si vamos a conseguir que Carmona Estanga se le anule el asilo inmoral e ilegalmente otorgado y afronte en el País un juicio imparcial.

De lo que se trata, es que todos asumamos nuestra cuota de responsabilidad, hagamos nuestra mea culpa, determinando cuan culpables somos o no de estos hechos hayan llegado a esta suerte de barril sin fondo y solicitemos sin miedo ni falsas posturas la necesaria JUSTICIA que cualquier País decente se merece en este Mundo.

Creo que no es mucho pedir, no es una dádiva es un derecho …

ramirezis@pdvsa.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3939 veces.



Ignacio Ramírez Romero


Visite el perfil de Ignacio Ramirez Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: