La pena de muerte y la ejecución de hecho...

Existe una gran hipocresía respecto a este tema, los países que la aceptan en sus leyes, en el caso específico de América Latina, Cuba y Guatemala, en la práctica eso casi nunca ocurre, salvo delitos sumamente graves, en el caso de Cuba, traición a la patria o delitos que pongan en peligro la soberanía de ese país, recordemos el caso Ochoa y las últimas ejecuciones fueron aplicadas a quienes en 2003 secuestraron un barco para llevarlo a Miami y bajo amenaza a los rehenes, sin duda, fue un hecho bochornoso por el peligro que representó para esos rehenes estar en manos de criminales que buscando el way of life que vende a precios de oferta el imperio en el mundo. En el caso de EEUU, la pena se aplica, aparece en sus tratados legales, pero de lo que se trata este trabajo es hablar justamente de la pena de muerte que no se encauza por los derroteros legales sino que se aplica con medidas propias del sistema capitalista para combatir sus adversarios políticos.

Mucha alharaca se hace cuando un país de los llamados del tercer mundo, si es enemigo de EEUU más, aplica una severa sanción, no importa si se aplica la metodología legal que existe en ese país, pero lo más cruel e hipócrita es la aplicación de la pena de muerte de hecho, es decir, a través de atentados, conspiraciones y cualquier treta que se aplique, verbigracia los falsos positivos colombianos, los atentados en Cuba, Nicaragua, Venezuela, etc.

Colombia por ejemplo, la oligarquía que gobierna ese país, con los falsos positivos y la represión aplicaron la pena de muerte a decenas de sus ciudadanos, como se hicieron expertos, decidieron, en tiempos de revolución bolivariana, exportar sus métodos usando "personal calificado" en el gran negocio de la muerte. Es así cómo se atenta contra un presidente de otro país (intento de magnicidio contra Maduro usando drones), asesinato reciente del presidente de Haití, en pocas palabras, tristemente para ese pueblo, Colombia se ha convertido en una especie de santuario a la muerte. Ni hablar del asesinato de luchadores sociales, ex-guerrilleros pacificados, en fin, todo quien es incómodo para la oligarquía de ese país con la vista complaciente del amo del norte.

Pero también hay otros elementos que la técnica jurídica, creada por las burguesías jamás admitirían como delito, representan una pena de muerte contra los pobres del mundo... ¿Cuantas personas mueren en el mundo por hambre, enfermedades curables, drogas, etc? ¿Cuantas personas se les causa enfermedades dañándoles su vida porque a los imperialistas y capitalistas del mundo les interesa mantener el negocio o les conviene aplicar, por ejemplo, sanciones unilaterales? Es el caso de Cuba con el bloqueo, Venezuela con la consideración de país "amenaza inusual y extraordinaria" a la seguridad nacional de EEUU. Si alguien quiere aplicar la técnica jurídica en estos asuntos, más allá de la condena moral, se no se condena el sistema capitalista sería imposible elaborar y desarrollar teoría sobre el particular.

El mundo se alarma, se abochorna cuando ocurre un proceso legal y se sanciona a alguien a la pena capital en los países pobres, ya hablamos del caso de Cuba y todo el cuestionamiento que se hizo cuando se la aplicaron a secuestradores, pero la legalidad del mundo oculta causas vitales que terminan siendo una especie de pena de muerte lenta, tortuosa, sin compasión. Lo más absurdo es que los inteligentes del mundo, la materia gris del mundo no se atreve a llamar por su nombre el "sagrado" sistema capitalista que condena a los que Chávez llamó "morir viviendo" y de paso lanzó la propuesta del vivir viviendo, justamente atacado en su corazón por las medidas coercitivas que hoy EEUU nos aplica en nombre de "la democracia y la libertad"... Me pregunto ¿Hasta cuando tanta hipocresía?!!! El llamado mundo académico, los expertos del mundo deberían estar demandando a ese imperio por la aplicación extraterritorial de su pena de muerte. Claro, someten a pueblos enteros a una pena de muerte con sus métodos que no se pueden calificar de otra manera sino de actos terroristas, los llamados órganos multilaterales son usados o pretenden usarlos cómo "ministerios de colonias", frase acuñada a la OEA por Fidel Castro, ¡muy acertada la denominación!.

Podríamos decir que estamos en presencia de suficientes elementos de juicio, como dicen los abogados y abogadas para juzgar al imperio como un criminal de guerra, no al pueblo estadounidense, víctima también de la pena de muerte que aplica el capitalismo...

Lo más lamentable en todo esto es que la mayoría de organismos internacionales están secuestrados por quienes consideran normal que con una guerra económica se mate a niños, ancianos, etc por que a los poderosos se les ocurre llamarnos "amenaza inusual y extraordinaria" y al nobel de la paz Obama no le tembló el pulso para firmar tan infame decreto contra la patria de Bolívar, por cierto, el enemigo más poderoso del imperio y que hoy tratan de volver a matar retrogradando la revolución de este país. En conclusión: ¿hay una pena de muerte establecida en una ley y ejecutada bajo un procedimiento legal, bajo lo que los expertos llaman una técnica jurídica y otra pena de muerte cuyos procedimientos hacen florecer emporios de criminales como los que tiene Colombia? Es la pregunta que deberíamos hacernos todas y todos y comenzar a hilvanar respuestas en búsqueda dialéctica de las causas profundas y verdaderas y las "razones" que motivan a unas y unos pocas y pocos en al mundo atribuirse "el derecho" a coartar la vida de uno o muchos... ¿Cuant@s mueren en las guerras, cuant@s por el consumo de estupefacientes, por hambre, por enfermedades curables en el planeta? ¿Quien o quienes se benefician con todas esas muertes? ¿Qué motivaron a que esa personas fallecieran, quien o quienes son los y las responsables?

En varios pueblos de nuestra América, en varios momentos se ha intentado y creado los llamados Tribunales anti-imperialistas, yo de muy joven, sin ser abogado o nada parecido, pertenecí a uno; se hacían reuniones, comentarios y cuestionamientos al imperio... mucho material se produjo al respecto. Obviamente que ninguna fuerza política con poder nos paró bolas, todo se queda en pronunciamientos que no llegaron a ninguna parte. Sin embargo, en el contexto de la batalla actual contra el imperialismo y el surgimiento de instituciones como la CELAC, ALBA-TCP, etc. Sería importante que nuestras y nuestros jurisconsultos se pasearan por este tema de la pena de muerte.

Podríamos basarnos en casos como las ejecuciones en Chile de Pinochet y más adelante, incluso en el gobierno de quien hoy ostenta el rimbombante cargo de jefa de los DDHH de la ONU, la pena de muerte ordenada contra Letelier a grupos de terroristas en EEUU. Los atentados contra Cuba, por ejemplo la voladura del avión en Barbados, obra de ese "héroe" llamado Posada Carriles, es decir, son penas asignadas a un tipo de verdugo que no se detiene en tecnicismos jurídicos a la hora de ejecutar su cometido; al verdugo lo financia una potencia mundial a través de sus múltiples instituciones creadas para tal fin; la motivación es el dominio político, económico, social, cultural, etc de los pueblos que osan rebelarse en contra del status quo imperial... Imaginemos una corte internacional, no como la que controla el imperio, arma para eliminar a sus enemigos, sino una creada por el nuevo mundo multipolar que queremos y necesitamos construir, además que es urgente hacerlo en esta batalla incluso contra el cambio climático que son guillotinas múltiples contra nuestros propios pescuezos. En fin, son múltiples temas, son muchas vertientes por donde, de alguna u otra forma nos aplican la pena de muerte... Nos alarmamos por la individual, no es que la defendamos, pero no decimos nada de la pena de muerte colectiva en donde el imperios nos incluye a tod@s, y lo más lamentable, sin técnica jurídica ni derecho a la defensa. En este orden de ideas nos toca reflexionar y buscar mecanismos idóneos para crear las condiciones necesarias y detener un enemigo de la humanidad, el capitalismo.

A esta conclusión han llegado millones, la inmensa tarea es unir a los pueblos y articularlos en una defensa que cada realidad parirá bajo sus circunstancias pero cuyo fin es el mismo, como dijo Fidel... "salvar la especie".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 430 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor