Crítica ácida

Si aún piensa irse del país entérese

La costumbre nacional de no leer política le ha hecho un daño terrible a la población mal esperanzada y peor informada, los intereses de quienes haciendo política responden al deseo imperialista salvaje por colapsar la economía venezolana, impulsan una explosión social sin esperanzas. Estoy claro en que una considerable parte de la población sabe o intuye, que irse es un riesgo, pero hay quienes trabajan el subconsciente esencialmente el de la juventud, para hacerlos anhelar marcharse, y politizan el diario vivir de una manera perjudicial, para culpar por todo al modelo socialista.

En Chile un Disck Jockey venezolano fue asesinado a balazos en celebración nocturna de inmigrantes, el DJ no incluyó un tema que solicitó un colombiano borracho y este lo tiroteó, quedó además herido otro DJ también venezolano. En igual fecha a la de este suceso, dejó de existir igualmente en Chile otro venezolano y no precisamente joven. El cúmulo de víctimas mortales se los debe la historia, a quienes se dedican a hacer creer a incautos, que fuera de nuestras fronteras encontrarán el futuro.

Un compatriota de 56 años intentaba ingresar a la población de Colchane frontera boliviano chilena, y murió a menos de tres kilómetros de ingresar al territorio de la nación austral, tras perder el conocimiento cuando cruzaba por un paso fronterizo ilegal junto a su esposa a más de 3.600 metros de altitud. En video grabado por el alcalde de Colchane, se indicó que es el décimo primer migrante procedente de Venezuela que perece este año, al intentar cruzar a pie desde Bolivia, nuestra población migrante que se marchó prácticamente engañada padece y perece.

El aumento de hombres y mujeres extranjeros clandestinos queriendo llegar a Chile, encuentra las fronteras cerradas para todos aquellos que no sean chilenos o residentes, situación más ardua para los venezolanos a quienes el gobierno chileno del empresario multimillonario Sebastián Piñera, les exige visa para ingresar. En tres semanas de agosto llegaron a Colchane, Chile 331 extranjeros, 260 de ellos venezolanos, los otros 71 procedentes de Bolivia, Perú y Colombia, la ruta es controlada por bandas dedicadas al tráfico de personas, que cobran cuando menos 200 dólares.

Piñera ha firmado la expulsión de decenas de migrantes procedentes de Colombia y Venezuela que ingresaron clandestinamente, lo que ha sido ampliamente criticado por organizaciones de derechos humanos y en las Naciones Unidas. Sin embargo se habla mal solo de venezolanos, y no de los colombianos que huyen de una nación campeona en la siembra de cocaína y número uno en desplazados. Colombia con un gobierno narco y Venezuela con una revolución socialista, son tratadas de diferente manera, los nuestros como delincuentes y los colombianos con disimulo y silencio.

En Bogotá la politiquería de la Alcaldesa López, acusa a los venezolanos por la inseguridad y los asesinatos que en medio de robos tuvieron un incremento aterrador en la ciudad capital de 32,3%. El hurto a personas creció 21,6% y el de celulares, 18,1%, las riñas callejeras bogotanas subieron un 44,8% en medio de la pandemia, según cifras oficiales. La alcaldesa volvió a encender la polémica al proponer crear "un comando especial y perseguir a venezolanos", porque ella estima sin pruebas palpables que son los peores delincuentes.

Lo distinto esta vez es que en el despelote gubernamental colombiano a la Alcaldesa la desautorizó el impopular y alicaído presidente Iván Duque, que habló de medida xenófoba basada en "argumentos sin sustento". En este relajo la burgomaestre bogotana considera que "los venezolanos son la mayor causa del aumento de la inseguridad", mientras los números demuestran otra cosa, hasta el 12 de agosto fueron capturadas 17 mil personas por todo tipo de delitos en Bogotá, entre ellos 2 mil 470 extranjeros lo que es apenas 14,5 por ciento del total de apresados.

El 80% fue liberado y el crimen que más impacta a los bogotanos es el hurto diario, donde sólo el 2% de los autores son venezolanos, el dos por ciento. La politiquería colombiana culpabiliza del desajuste a venezolanos migrantes que se fueron a "pasar roncha" con la xenofobia sufrida. Por supuesto que no a todos les va pésimo, le ocurre es a la mayoría y no cuentan cuando regresan, o simplemente se lamentan de su mala suerte, algunas familias luego de haberlo vendido todo mal ilusionados y desinformados, al punto que han ocurrido suicidios.

En esto de las fronteras con respecto a las nuestras y Colombia, vi la gobernadora del estado Táchira de nombre en inglés Laidy, por lo tanto mal escrito, una dama bastante agraciada opositora de verbo adeísta incansable en acusaciones a sus adversarios con fuertes denuncias que debería investigar el Fiscal General, la forma de decirlas por Laidi es tan violenta que le afea su hermoso rostro cada vez que dice "Maduro" o "Bernal", al quejarse de los revolucionarios y acusar al oficialismo de cobrar en dólares por alcabalas tachirenses, saca la cuenta en dólares de la cantidad perdida, y dice que ella gobierna gracias a la ayuda humanitaria extranjera.

Entrevistada en Globovisión la gobernadora tachirense repartió insultos políticos y señalamientos sin llevar pruebas al programa, imagino que su celular o los de su gente no sirven para grabar y filmar, o no tiene pruebas y como es AD que las promete "para mañana", lo hizo su compañerito Ramos Allup al perder elecciones por paliza en tiempos de Hugo Chávez, sin presentarlas todavía. Uno de los mensajes a favor de la Gobernadora tachirense fue tan aparatoso en su redacción, leído por Wladimir Villegas, que lo utilizo ahora en la despedida a esta "ácida".

El periodista conductor del programa a la una de la tarde por Globovisión cumpliendo disimuladamente funciones del ex "Globoterror", leyó textualmente esta perla enviada por Nelson M. "acabo de pagar 40 dólares en la alcabala del aeropuerto de San Cristóbal, perdí el vuelo por estar en la diligencia y no conseguí divisas…Pregunta criolla, ¿Cómo es la vaina?, dices que pagaste 40 dólares y luego que no viajaste porque no los tenías. Wladimir Villegas se turbó por lo que transmitió, y se hizo el loco.

"Así son las cosas! y digo parodiando al periodista opositor Oscar Yánez que llamó loco al Presidente Chávez en TV, no le pasó nada y murió por enfermedad años después. Dejaron de decir que aquí hay dictadura, andan disimulando su violencia guarimbera, tienen a Televengaños y Venenovisión en campaña con pasión, pero están tan divididos en su opinión, que le muestran a la colectividad el peligro de caer en manos de la oposición.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2462 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior