Capitán Acosta Arévalo: rogamos no seguir el ejemplo del asesino de Floyd

Asesino de George Floyd que, recientemente, salió en libertad, bajo fianza de un millón de dólares. Esto nunca debe pasar, y no me refiero a una fianza de un millón de dólares, imposible de solicitar y mucho menos de pagar en Venezuela, sino que, sería muy lamentable aquí en el país, olvidar, desentenderse y ver, dentro de un tiempo, nuevamente, a esta gente torturadora y asesina del capitán Rafael Acosta Arévalo, libre por las calles. Opino que delitos como éste deberían ser severamente castigados, más nunca deben salir liberados estos personajes, y hasta condenarlos a cadena perpetua. Dios me perdone por el rencor, y la falta de perdón.

Apreciados lectores, me pregunto, seguramente junto a ustedes, ¿quién autorizó ese crimen? Imposible que en una cárcel militar puedan actuar a su antojo, con torturas de tal calaña. ¿Se encuentra, dentro de este grupo de cuatro funcionarios, el cabecilla? Y, siendo así, por encima de ese delincuente uniformado, ¿quién está? En este sentido, necesario es saber ¿cómo funciona esa estructura dentro de las prisiones militares?

Todo el país estará hoy complacido con las diligencias hechas por el Fiscal Tarek William Saab en relación a este caso, pues leo que fueron nuevamente imputados esos cuatro monstros, con otros delitos.

Miro sus rostros y pienso deberían estar en pancartas o vallas donde, y me van a perdonar tanta vulgaridad y falta de compostura, todos pudiésemos escupirle hasta borrarlos del lugar y, hasta de la Tierra.

Inevitablemente es recordar varios, ya muchos, casos de asesinatos por fuerzas de la seguridad, los llamados cuerpos especiales. No todos abordados con tanto esmero.

Y estoy de acuerdo con otros, cuando se le pide mucho más al Fiscal General, defensor de los derechos humanos de toda la vida, protagonista en la Asamblea Constituyente de 1999, donde coordinó, entre otros diputados, los capítulos que tratan el tema.

¿Qué le pedimos? Que a la brevedad posible exija la disolución de todos esos cuerpos, que ostentan alta estadística de denuncias de delitos. Que se haga una depuración, muy bien hecha. Que este proyecto sea considerado como de carácter PRIMORDIAL, PRIORITARIO. Que se dispongan de psicólogos, psiquiatras, sociólogos, gente preparadísima, para la selección. ¿Quedarían muy pocos?

Imposible cuando observamos estos dolorosos, escandalosos, episodios, no recordar a Soraya El Achkar, quién fue parte de la Comisión Nacional para la Reforma Policial en 2006, pensada por Chávez como muchas cosas buenas que se planteó para el país. Entiendo que trabajó mucho en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (Unes) pues fue rectora de esa institución, que perseguía la formación "humanista" del policía bajo un modelo respetuoso de derechos humanos.

Desconozco cuantos años la fundadora de la Unes fue su Rectora, pero debe haber sido varios pues empezó en el 2009 y leo que en noviembre de 2013 todavía estaba y había 5.560 PNB graduándose. No hace falta haber sido profesora de una universidad para decretar que esta señora falló escandalosamente en su objetivo, y con eso haciendo quedar en falla el programa de seguridad del actual gobierno bolivariano y la misión que se había propuesto el Comandante.

Dirá alguien que estoy generalizando y hay muchos funcionarios excelentes por ahí. Pero pagan muchos por pocos pecadores, o ¿pagan pocos por mucho?

El fracaso es escandaloso, los crímenes son escandalosos, las torturas son insoportables y no intrínsecas a la condición del ser humano, al menos, no deberían. ¿Fueron muchos de estos torturadores, y asesinos dentro de los cuerpos especiales, formados en una universidad con la misión de volver al policía "humanista"?

Positivo para el país, para el Gobierno Bolivariano que se castiguen estos crímenes, pero no extraordinario, simplemente están haciendo su deber. Extraordinario sería revisar todos esos grupos, especiales o no, militares, o no, que tienen en sus manos la responsabilidad de nuestras vidas, para cuidarnos y protegernos, ciertamente, pero también para valorar, en toda su dimensión, la vida de cualquier ser humano.

Extraordinario sería demostrar en verdad, haciendo el trabajo necesario, urgente, impelente y reconciliarnos con el Gobierno Bolivariano, eliminar todas las dudas y aseverar que sus dirigentes son en verdad nobles, correctos, amables, humanistas, a pesar de sus errores, y por los cuales estaríamos dispuestos a poner nuestra mano en el fuego.

Apreciados lectores, las noticias sobre el joven Capitán Rafael Acosta Arévalo, asesinado en la cárcel militar en 2019, me motivaron a escribir hoy mi artículo número 100 con Aporrea.

Agradecida a todos los del equipo de Aporrea por publicar siempre, sin excepción mis reflexiones, buenas, regulares, malas, y a todos ustedes por el gran apoyo que me han dado, al leerme con entusiasmo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 837 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Flavia Riggione

Flavia Riggione

Más artículos de este autor