El desafío político de las comunidades indígenas de Ecuador

Durante los primeros días del mes de octubre de 2019, el mundo entero fue testigo de los intensos acontecimientos que sacudieron a la República de Ecuador, como producto de las manifestaciones que protagonizaron las comunidades indígenas, organizaciones políticas y sociales, y el pueblo en general, en respuesta a las medidas económicas, laborales y tributarias que el gobierno presidido por Lenin Moreno quiso implementar, a través del famoso decreto 883. Tales acontecimientos, con un alarmante saldo negativo en muertos, heridos y detenidos, fue posible visibilizarlos, gracias a la cobertura que hicieron principalmente medios de comunicación internacionales como DW, CNN, RT y Telesur, y medios alternativos comunitarios apoyados en la tecnología de las redes sociales.

Destaca, sin duda, el papel protagónico que tuvieron las comunidades indígenas nucleadas en la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) ---organización fundada en 1986---, que obligó al presidente Lenin Moreno a sentarse a dialogar y a la postre derogar el decreto 883. Las trece nacionalidades indígenas representan más del 7 % de la población ecuatoriana, siendo la principal la de los quichua, distribuida mayoritariamente en las provincias de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y Bolívar.

Los líderes de la CONAIE mostraron, aparte de una inmensa presión en las calles, un discurso bien sustentado y coherente con relación a sus demandas y exigencias. Fue notorio el hecho que, su mensaje no iba dirigido únicamente a los pueblos indígenas, sino a todos los sectores de la población de Ecuador, en particular a los más desposeídos. El componente geopolítico en su discurso se hizo notar, al referirse insistentemente a la defensa de sus territorios y de los recursos naturales que en ellos existen.

En lo adelante las comunidades indígenas de Ecuador estarán ante un exigente desafío político, toda vez que, como sujeto político, han adquirido un gran prestigio ante toda la sociedad ecuatoriana, aparte de que las coyunturas que se presentarán, derivadas de la lucha por el poder en este país sudamericano, las obligarán a asumir un papel de vanguardia. La defensa de sus derechos políticos, económicos, culturales y educativos, y la resistencia que tendrán que hacer a los planes de ampliación de la frontera petrolera y a la explotación minera en la Amazonía ecuatoriana, son de las tareas que deberán asumir con la mayor entereza y unidad posibles.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 623 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a283773.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO