La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU se deslinda de Colombia

Hasta ahora la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, no ha establecido responsabilidades algunas sobre la ola de crímenes contra el pueblo de Colombia, en su mayoría líderes sociales y la venia de su presidente Iván Duque, como leeremos.

A poco más de un año de la llegada a la presidencia de Colombia, Iván Duque, una de las grandes problemáticas que han afectado su mandato ha sido el asesinato reiterado de líderes sociales en el país. Más de doscientos dirigentes sociales han sido asesinados bajo el mandato de Duque, iniciado en agosto de 2018, su Gobierno aún no ha sabido contrarrestar la situación que afecta a la población colombiana, sin que se hayan establecido responsabilidades.

Pese a las movilizaciones constantes de la población colombiana para que el gobierno atienda de forma efectiva la situación, la administración de Duque aún no ha sabido contrarrestar la situación, según evidencian las estadísticas.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (INDEPAZ) realizó una recopilación de las cifras de asesinatos de líderes sociales desde la posesión de Duque que muestran un escenario de criminalidad injustificable.

Según explicó el director del organismo, Camilo González, el informe reveló que van 229 defensores de derechos humanos asesinados bajo el actual Gobierno.

"Nos da 229 personas, líderes sociales que desde el 7 de agosto pues han sido asesinados en razón de su defensa del territorio y de sus comunidades", precisó González.

El director de INDEPAZ confirmó que de los fallecidos, 40 eran mujeres y 189 hombres. Asimismo, entre las víctimas hay 66 indígenas, cinco afrodescendientes, 106 campesinos ambientalistas y 33 excombatientes de las FARC-EP.

Distribuidos en el territorio, los departamentos con mayor número de asesinatos en lo que va de 2019 son: Cauca con 21, Antioquia con 12, Nariño con 14, Valle de Cauca con 16, Norte de Santander registra siete, y Córdoba con nueve.

"Ya miles de personas y organizaciones están amenazadas por toda esta gente que no quiere la paz, porque en definitiva es eso, no quieren aceptar esa transición a la paz, esta disminución radical de violencias, para que Colombia tenga una oportunidad", señaló González.

Esta ha sido una asignatura pendiente que explica las dificultades que atraviesa la nación colombiana, que amenaza y limita a la población y sus dirigentes.

Desde el acuerdo de paz (2016) se han registrado 620 asesinatos

Se han registrado más de 620 asesinatos de líderes sociales desde la firma de los acuerdos de paz en 2016, según un informe del INDEPAZ. Los líderes sociales asesinados formaban parte de organizaciones campesinas, indígenas, afrodescendientes, ambientalistas y comunales.

Los crímenes de líderes sociales han sido calificados como una situación de "genocidio" y alarmante por la sistematicidad de los homicidios, y ampliamente denunciados por organizaciones sociales, aunque ignorados por el gobierno del presidente Iván Duque.

INDEPAZ en un inform, da cuenta que entre el 1 de enero de 2016 y el 8 de julio de 2019, 734 personas líderes sociales y defensoras de derechos humanos han sido asesinadas en Colombia.

Desde que se suscribió el Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), convertidas ahora en partido político, en noviembre de 2016, hasta la fecha, 623 personas líderes sociales y defensoras de derechos humanos han sido asesinadas, según el reporte de la organización no gubernamental (ONG).

De esta última estadística, 21 homicidios ocurrieron en el año 2016, 208 en el año 2017, 282 en el año 2018 y 80 en lo que va de este año 2019.

Respecto a excombatientes de las FARC, el informe del INDEPAZ precisó que desde la firma de los acuerdos a la fecha fueron asesinados 137 exinsurgentes: Dos en el año 2016, 38 en el año 2017, 65 en el año 2018 y 32 en lo que va de 2019.

Asimismo, 36 familiares de exrebeldes de las FARC en proceso de reincorporación han sido asesinados. 17 en el año 2017, 10 en el año 2018 y nueve en el año 2019, agregó el estudio.

El documento anotó que en 28 de los 32 departamentos de Colombia se presentaron homicidios en contra de personas líderes sociales y defensoras de Derechos Humanos, lo que significa que en el 87.5 por ciento de los estados ocurren casos de este tipo.

En 19 de los 32 departamentos del país se presentaron homicidios en contra de excombatientes de las FARC en proceso de reincorporación y familiares, lo que significa que en el 59.37 por ciento de los departamentos ocurren casos de este tipo.

Entre el 1 de enero de 2016 y el 8 de julio de 2019, en 521 casos los líderes sociales asesinados formaban parte de organizaciones campesinas, indígenas, afrodescendientes, ambientalistas y comunales. Los conflictos agrarios por tierra, territorio y recursos naturales representan el 70.98 por ciento de los homicidios.

Entre tanto, "Colombia no acepta amenazas de ninguna naturaleza, y mucho menos del narcotráfico", dijo el presidente colombiano y anunció que se fijará una recompensa de 3 mil millones de dólares por información que conduzca a la captura de lo que han calificado como narcotraficantes.

Así la marea de crímenes en Colombia, su pueblo aguarda por Bachelet que no tuvo vergüenza alguna para descalificar con un informe amañado a Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1422 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: