Ya no presido la Comisión Nacional para los Refugiados

Informo a mis amigos, camaradas y personas relacionadas con el trabajo de refugiados, que el próximo lunes 17 de octubre entregaré la presidencia de la CONARE a la persona designada, tal como me lo solicitó telefónicamente el director del despacho del MPPRE la tarde-noche del pasado jueves.

Quiero agradecer muy sinceramente a todo el equipo que me acompañó en el gran esfuerzo realizado estos siete años, sobre todo a quienes aguantaron hasta el final. Vaya mi abrazo fuerte con el cariño de siempre. Juntos elevamos cuantitativa y cualitativamente el compromiso de la República Bolivariana de Venezuela con el Derecho Internacional de los Refugiados.

En esta hora de reflexiones y balances, me siento honrado por haber servido a los ideales de igualdad y dignidad que abracé desde niño, inspirado seguramente en la condición proletaria de mi hogar, donde la solidaridad era masa cotidiana para la arepa de lo común.

Me enorgullece haber contribuido a que mi país fuese vanguardia en accesibilidad de derechos para gente que lo había perdido todo en sus lugares de origen. No fueron vanas las consignas que definieron mi gestión: "Venezuela, mano amiga, corazón solidario", y "La mejor protección es la inclusión". Allí quedan a la orden de quien quiera seguir apostando a una mejor humanidad.

Durante estos siete años, el primer gran reto fue procesar 4.600 expedientes sin respuesta que heredamos de la gestión anterior 2003-2009, en la cual se otorgaron 1.400 estatus de refugiados, y la tasa de reconocimiento apenas alcanzaba el 4% del total de solicitudes.

Hoy la República ha reconocido a cerca de nueve mil personas refugiadas, elevando la tasa de reconocimiento al 40%, y dando trato prioritario a familias vulnerables, niñas, niños y adolescentes, mujeres víctimas de violencia de género, personas con discapacidades o enfermedades graves, víctimas de tráfico y trata, y adultos mayores.

En mayo de 2010 otorgamos el primer refugio a una mujer víctima de violencia de género marcando un hito sin precedentes a nivel internacional. A partir de esa doctrina de base bolivariana, hemos brindado protección a un centenar de mujeres víctimas del flagelo machista patriarcal. Una interpretación garantista de la causal "sexo" contenida en el Artículo 5ª de nuestra Ley Orgánica sobre Refugiados o Refugiadas y Asilados o Asiladas, también nos permitió proteger a personas discriminadas o amenazadas por su condición sexodiversa.

Estos siete años recorrimos toda la geografía nacional descubriendo en cada palmo de tierra adentro la presencia multitudinaria de la pobreza de Colombia que ha buscado refugio en Venezuela. El 98% de nuestros refugiados vienen expulsados por el sistema explotador y violento que ha imperado en la historia colombiana; 67% de los cuales son campesinos desplazados con baja o nula escolaridad. Para ellos hemos trabajado con mucha entrega, habiendo realizado un promedio de ocho (8) jornadas de campo anuales en zonas fronterizas apartadas de la ciudad, con el apoyo oportuno del ACNUR, quien dio soporte logístico a estas iniciativas de la Comisión.

El Derecho de Refugiados en Venezuela es constitucional y está desarrollado en una Ley Orgánica, sin embargo, es muy poco conocido, tanto por la ciudadanía como por los altos cargos públicos. Esta es una de las debilidades que aún tenemos en la materia. Resultó una misión imposible lograr el apoyo de los medios públicos y privados en la tarea de dar a conocer tantos logros –con alguna excepción generosa, como VEA en tiempos de García Ponce y Aporrea-, y nuestro trabajo fue silenciado hasta la invisibilidad.

Ello no impidió que dedicáramos enormes energías a la sensibilización y formación de funcionarios y profesionales en todo el país, llegando a dictar un promedio de 50 cursos y talleres anuales, así como implementar diplomados universitarios en alianza con ACNUR y universidades diversas.

En la representación internacional defendimos la Revolución Bolivariana en cuanto foro, encuentro o conferencia nos tocara participar, llevando en alto el legado de ese gran ser humano que fue Hugo Chávez, y en absoluta consecuencia y lealtad a la Patria y su institucionalidad, incluida la presidencia del compatriota Nicolás Maduro.

He denunciado al imperialismo -y lo haré por el resto de mi vida- como el causante de la tragedia humana que viven los pueblos azotados por guerras y pobrezas extremas. La llamada "crisis de los refugiados" de la que se habla como una moda, es una forma manipulada de mostrar un problema escondiendo sus causas. Europa pega el grito al cielo porque le están llegando cientos de miles árabes y africanos, pero no midieron esas "externalidades negativas" o "daños colaterales" cuando decidieron, a la cola de Estados Unidos, bombardear Libia, Irak, Afganistán o Siria. Soy de la convicción, que la tarea más humanitaria y justa en todos los rincones del planeta, es luchar contra el imperialismo.

Mi compromiso vital con el ideal socialista me deparó también en esta responsabilidad frente a la Comisión de Refugiados, riesgos, peligros e intrigas. Las intrigas de mediocres y cobardes que pululan en el inmenso fango del arribismo; los riesgos diarios de hacerle frente a los violadores de derechos humanos, y el peligro de darle batalla de verdad, sin cacareos y poses televisivas, al paramilitarismo colombiano tan metido en nuestras vidas.

Y aquí reitero la denuncia de las amenazas que pesan sobre mí y mi grupo familiar, y a las cuales no se les prestó atención desde las instancias obligadas a ello.

A unas semanas de cumplir 57 años, con más de cuarenta en la militancia revolucionaria y veinte en la administración pública, quedo aferrado a sueños irrenunciables de utopías humanas y conjuros de natura.

Anein we pütüma

(Muchas Gracias en idioma añú)

Yldefonso Finol

Sólo la verdad histórica forma pueblos libres.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3480 veces.



Yldefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: